Cinema Paradiso se convertirá en serie (y la realizará su director original)

Salvatore (Salvatore Cascio), el protagonista del filme.

Giuseppe Tornatore, el responsable del clásico de 1988, comanda una adaptación de seis capítulos de la película que traspasó generaciones con su historia de crecimiento y cinefilia ambientada en un pueblo de Sicilia.



La magia de Cinema Paradiso vuelve a la pantalla. A 34 años de su primera exhibición en salas, la película del italiano Giuseppe Tornatore prepara su regreso, aunque esta vez en forma de serie de televisión.

Eso consigna el anuncio liberado a través de Variety, que detalla que el mismo realizador comanda el proyecto que llevará la cinta a nuevos públicos. Él escribirá y dirigirá los seis episodios de una trama que “será la misma historia del filme, pero en forma ampliada con varios hilos narrativos diferentes”, especificó el productor Marco Belardi.

Relato de cinefilia y crecimiento, el largometraje presentó a Salvatore (Salvatore Cascio), un niño de un pueblo italiano de la posguerra que pasa el tiempo en el cine local, fascinado con su encanto y con los conocimientos que aprende gracias a Alfredo (Philippe Noiret), el operador del lugar.

Por ahora no está claro si la serie se ambientará en la misma época exactamente en el mismo pueblo (Giancaldo, Sicilia) o si traerá de vuelta a todos los personajes, pero se entiende que lo que se prepara es una adaptación ajustada a la original.

Cinema Paradiso

Y su estreno tendría un alcance acorde con la popularidad de un clásico que traspasó generaciones. Según señaló Belardi, se encuentran en conversaciones con una plataforma de streaming estadounidense para que se una al proyecto y le otorgue una amplia vitrina.

El mismo productor señaló que bajaran crear un documental que ahonde en la trastienda del filme, aunque esa idea aún no está aprobada.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.