Cerdos en el aire: la polémica trastienda del último lanzamiento de Pink Floyd

Para ovación de los fanáticos de todo el mundo, ya está disponible una nueva versión del fundamental disco Animals, aunque nuevamente dejó una estela de enfrentamientos y conflicto entre sus ex integrantes. Y todo por el librillo de notas que presenta el álbum.



Son días de festejo y alegría para los millones de fanáticos de Pink Floyd que existen repartidos por el planeta. El pasado viernes 16 de septiembre, por fin llegó a las tiendas y las plataformas digitales la nueva edición de una de sus piezas mayúsculas, Animals (1977), la que definió un quiebre en el sonido del cuarteto y que para muchos simboliza alguno de sus mejores momentos creativos.

Para esta vez, el trabajo se puede disfrutar en una nueva mezcla de sonido 5.1 Surround Sound. En cuanto a formatos, apareció en CD estándar, otro en vinilo LP (con carátula desplegable), y también Blu-ray, SACD y Deluxe Gatefold. Todo el proceso de trabajar el nuevo sonido se hizo en 2018, por eso que el disco se presenta como Animals (2018 Remix).

Pero lo que es un hito para los fans, nuevamente significó un sabor amargo para los integrantes del grupo británico. Y todo por el librillo de notas que trae adjunta la producción en su versión física.

Hace casi un año, en junio de 2021, el guitarrista David Gilmour vetó su publicación por las notas que incluía el álbum. Los textos estaban coordinados por Mark Blake y ahí el bajista Roger Waters explicaba que su ahora ex compañero apenas había aportado material de composición en esa etapa del cuarteto, aunque sí subrayaba que era un gran instrumentista y cantante. En síntesis, decía que su huella era mucho menos relevante de lo que se solía escribir y reseñar.

Entre los reproches que hace Waters a Gimour están unas declaraciones que hizo el guitarrista en 1982 al periodista David Fricke en una entrevista sobre cómo se habían grabado los sonidos de la caja registradora del mítico tema Money.

En la entrevista, Gilmour contaba, según Waters, con poca claridad, cómo hizo las grabaciones y consiguió los efectos de mezcla. Waters respondió -a través de su página wweb- que es todo mentira: “La razón por la que todo lo que David Gilmour le está diciendo aquí a David Fricke suena como un galimatías es porque es eso, un puto galimatías. No tiene ni puta idea de lo que está hablando. ¿Por qué? Porque a menos que estuviera escondido debajo de la puta silla, no estaba allí cuando hice ese bucle de cinta SFX para Money en el estudio que compartí con mi esposa Judy en el fondo de nuestro jardín”.

Eso sí, Waters aceptó finalmente sacar las notas de portada para que Animals 2018 pudiera ver la luz de una vez. “Por supuesto que era y es un buen guitarrista y vocalista -dice Waters en las mismas declaraciones difundidas en su web-. Pero durante los últimos 35 años ha contado un montón falsedades sobre quién hizo qué en Pink Floyd cuando yo todavía estaba al mando. Hay mucho de hicimos esto y hicimos aquello, e hice esto e hice aquello. Pero quiero aclarar dos cosas: (1). Estoy de acuerdo con el lanzamiento del nuevo remix de Animals sin incluir las notas de la portada. Buen trabajo de James Guthrie por cierto, y lo siento Mark Blake. El borrador final de las notas fue verificado por los hechos y las vimos correctas tanto por mi parte, como por Nick [Mason] y Gilmour. Aquí están, disfrútelo, no hay nada controvertido, solo algunas anécdotas”.

Luego sigue: “Estoy escribiendo mis memorias e inevitablemente algunos recuerdos contienen referencias a algunos de los contenidos anteriores (en referencia a las notas de Blake que han sido vetadas). Para cualquiera que tenga un corazón débil, le sugiero que se siente, pero cualquiera a quien le guste reírse, siéntese y aúlle”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.