El Menú o el brillo de Anya Taylor-Joy tras Gambito de Dama

Foto: Eric Zachanowich. Courtesy of Searchlight Pictures

Recién estrenada en cines chilenos, la película presenta la historia de una pareja que asiste a una exclusiva cena organizada por un célebre chef. La cinta está plagada de giros retorcidos y tiene en la actriz de 26 años uno de sus mejores elementos.



Fue el momento de la explosión. El instante que todo intérprete alguna vez sueña con alcanzar. A los 24, y a cinco años de su reveladora actuación en La bruja (2015), Anya Taylor-Joy se mostró ante el mundo como un talento exuberante, alguien capaz de transmitir la fragilidad, el virtuosismo y el tormento de Beth Harmon en los siete episodios de Gambito de dama.

Por su trabajo en la miniserie de Netflix ganó los principales premios de la industria (Globos de Oro, Premios del Sindicato de Actores), y fue nombrada una de las 100 líderes emergentes de la revista Time.

Foto: Eric Zachanowich. Courtesy of Searchlight Pictures

“No me sorprendería si su interpretación estelar hace más para promover el ajedrez en todo el mundo que todos los campeones del mundo real. Cualquiera que pueda hacer eso puede hacer cualquier cosa”, señaló Kasparov, la leyenda rusa del deporte.

Uno de los papeles que aceptó en ese periodo de alta valorización fue el de El menú. Coescrita por el guionista Will Tracy a partir de una experiencia personal, la película presenta la historia de una pareja que viaja a una isla remota para asistir a una exclusiva cena organizada por un afamado chef de nombre Julian Slowik (Ralph Fiennes).

Sin embargo, en la cinta dirigida por Mark Mylod (Succession) nada es lo que parece. La actriz, quien define al largometraje como “una sátira completamente negra con elementos de terror”, cayó seducica por la estructura dramática del texto.

“Como alguien que lee muchos guiones y ve muchas películas y series de televisión, generalmente puedo adivinar adónde va algo, cuál será el final. Cuando leí este guión, cada vez que pasaba la página me sorprendía y no tenía idea de adónde iba a ir”, explicó a Entertainment Weekly.

Taylor-Joy encarna a Margot, la enigmática acompañante de Tyler (Nicholas Hoult), un admirador de Julian Slowik que cuenta las horas para probar la cena que tiene preparada el chef. Al igual que el personaje de Ralph Fiennes, la joven oculta varios secretos.

Lo que más me gustó de Margot al leer el guión fue que es un enigma para el público. Hay casi una actuación dentro de una actuación a lo largo de este filme”, indicó a The Hollywood Reporter. “Ella es muy, muy independiente y ha aprendido a no depender de otras personas. No es necesariamente debido a un trauma; así es ella. Disfruta su tiempo a solas y quiere tener el control de las situaciones en las que se encuentra”, agregó.

Aunque el diseño del filme es bastante coral (también son parte del elenco Hong Chau, Janet McTeer, John Leguizamo, Reed Birney y Judith Light), El menú irrumpe como el primer protagónico de la actriz desde Gambito de dama. Lo es si se considera que en El misterio de Soho (2021) la actriz principal era la neozelandesa Thomasin McKenzie, en El hombre del norte (2022) tenía un rol secundario y en Ámasterdam (2022) era una pieza dentro de un engranaje más amplio.

En ese sentido, la producción de Mark Mylod exprime su facilidad para dotar a sus personajes de una interioridad fascinante y la encumbra como uno de los puntos altos de un relato que pone en jaque tanto a las clases adineradas como al estado del arte culinario.

Foto: Eric Zachanowich. Courtesy of Searchlight Pictures

“Todos los actores lucen divertidos, pero los dos actores principales son tan buenos que son deliciosos”, opinó Variety, agregando que “Anya Taylor-Joy (...) atraviesa todo con un brillo que se vuelve cada vez más despectivo, mientras arma el panorama general de lo que está sucediendo”.

En tanto, IndieWire apuntó que “Taylor-Joy ofrece su actuación más notable hasta el momento como el único personaje multidimensional del filme (...) Gran parte de esta película es Taylor-Joy mirando todo con incredulidad”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.