Japón demuestra que sí vale y le saca un empate a Uruguay

URUGUAY JAPON

El cuadro asiático rompe los pronósticos al empatar 2-2 con la Celeste, que siempre vinieron desde atrás en el marcador. Y eso que el VAR jugó en contra de los nipones.




Uruguay 2 - Japón 2

Uruguay: F. Muslera; M. Cáceres, J. Giménez, D. Godín, D. Laxalt (28', G. González); N. Nández (60', G. De Arrascaeta), L. Torreira, R. Bentancur, N. Lodeiro (73', F. Valverde); L. Suárez, E. Cavani. DT: O. Tabárez.

Japón: E. Kawashima; T. Iwata (87', Y. Tatsuta), N. Ueda, T. Tomiyasu, D. Sugioka; K. Miyoshi (83', T. Kubo), G. Shibasaki, K. Itakura, S. Nakajima; S. Okazaki, H. Abe (67', A. Uade). DT: H. Moriyasu.

Goles: 0-1, 25', Miyoshi elude a Laxalt y saca un remate alto entre palo y arquero; 1-1, 32', Suárez marca de penal, tras falta de Ueda a Cavani; 1-2, 59', Miyoshi toma el rebote dejado por Muslera; 2-2, 65', Giménez cabecea al segundo palo desde un córner por la izquierda.

Árbitro: Andrés Rojas (COL). Amonestó a Ueda, Nakajima (JAP).

Gremio Arena. Asistieron 25 mil personas, aprox.

Que el VAR es lento, que los árbitros ya no mandan, que es antifútbol. El sistema de videorreferencia puede recibir todas las críticas, menos una: que se equivoca. Y en el partido Uruguay-Japón, el VAR se equivocó.

No se cobró un penal claro de Giménez sobre el habilidoso Nakajima, que pudo ser el segundo de los orientales. Pese a la revisión, el árbitro colombiano Andrés Rojas, lo desestimó. Un error imperdonable, que se disfrazó luego en el buen juego de los japoneses. El mismo equipo joven al que Chile apabulló, el que para muchos prácticamente se quitó los pañales para entrar a la cancha, hizo ver muy mal al gran favorito de Reinaldo Rueda y varios otros entrenadores.

Con dos goles de Miyoshi (25' y 59'), con la rapidez y desfachatez de sus volantes, el equipo invitado a la Copa América daba la gran sorpresa del campeonato. El descuento había sido obra de Suárez (32', por un panel cobrado por el VAR), pero el gol que le dio un segundo aire a la Celeste fue el de Giménez (65'), el 2-2 y con tiempo suficiente para que la lógica se impusiera en el Arena de Gremio.

Japón, sin embargo, se la hizo difícil a los pupilos del Maestro Tabárez. Aunque en los 15 minutos finales, el equipo bajó su intensidad y optó por refugiarse. Fue una decisión arriesgada, porque le permitió a sus rivales instalarse en campo contrario. Sin muchas ideas, eso sí, dependiendo casi con exclusividad de los dos colosos que tiene en ataque, Suárez y Cavani. El primero, de hecho, tuvo un cabezazo en el travesaño a 10 del cierre. El segundo, en tanto, ya había perdonad en dos ocasiones.

Pero Japón no falló. No fue el cuadro ingenuo que enfrentó a la Roja. Le robó dos puntos a Uruguay y bien pudieron ser los tres. La pelea por el primer lugar del Grupo C queda abierta. Japón no falló, no perdió ante la Celeste ni ante el VAR, de tanto protagonismo en esta Copa.

Comenta