Cano, Maturana, Mono Sánchez: los distintos papeles de los futbolistas en las manifestaciones

matiascano

Mientras Matías Cano, el guardameta de Coquimbo, ayudó a limpiar las calles de la IV Región, el capitán de Unión Española, Diego Sánchez, se quedó custodiando la amasandería de su padre para que no la saqueara. Nicolás Maturana, en tanto, se manifiesta por redes sociales.




El fútbol tiene su mirada y sus propias posturas frente al escenario que hoy vive Chile. A esta altura poco importa el desarrollo del campeonato, que fue suspendido para este fin de semana, o la reprogramación del clásico que medirá a Universidad Católica frente a Colo Colo, en San Carlos de Apoquindo. Y si bien los clubes se han esmerado en intentar mantener la normalidad (la U y la UC entrenaron de manera normal, mientras el Cacique suspendió su práctica), diferentes jugadores ha asumido un rol particular en relación a este tema.

Matías Cano, arquero de Coquimbo Unido, fue uno de los primeros en salir a limpiar la Cuarta Región. Tomó una pala y se unió a los vecinos: "No creo que sea conveniente que diga todo lo que pienso porque va a reventar más. Discúlpame, pero prefiero pasar", dice el guardameta argentino, quien públicamente se ha descrito como un hombre de izquierda.

A través de Instagram, Nicolás Maturana, volante de Universidad de Concepción, ha dejado en claro su molestia por el sistema actual. "Nos suben la luz y ahora el pasaje, solo falta que nos cobren por respirar. Son muy Ladrones, tienen dinero y quieren más y más hasta ver a la gente de sacrificio y esfuerzo en la miseria, sin casa, sin comida, y ellos de lo lindo haciéndose millonarios, robándoles a los más pobres y los que menos tienen. Una vergüenza señor Presidente, Ministro de Energía y Ministro de Transporte", comentó hace cuatro días, junto a una imagen que llama a la evasión del pasaje de Metro.  Su posteo tuvo más 500 reacciones. Así ha pasado los días Maturana, utilizando su cuenta de Instagram (@nico_matucaneo) para demostrar su descontento. Incluso ha ironizado con montajes fotográficos que lo muestran a él como presidente de Chile: "Listo para asumir. Algo de humor en este difícil momento", comentó junto a la imagen.

Por su parte, Diego Sánchez, el arquero de Unión Española, estuvo con su padre hasta tarde en la noche, cuidando la amasandería de su padre en el sector sur de la capital. Estuvo de guardia para evitar saqueos. "Vino a entrenar igual. Me explicó que no había dormido bien, pero que tenía que estar con el grupo. El es el capitán y se sentía bien. Y también sentía la responsabilidad de no restarse de sus compañeros", declaró el gerente general del club hispano, Luis Baquedano.

Sebastián Varas, en tanto,  fue autorizado para no entrenar junto a sus compañeros de Unión Española. El delantero había vivido una situación excepcional. La noche de este domingo a lunes se puso el chaleco amarillo reflectante para custodiar, junto a sus vecinos, el condominio en el que reside en Huechuraba. Horas tensas que consideraron momentos igualmente complejos que el goleador relata en primera persona.

Comenta