Benjamín Alvarado: "El PGA Tour es la gloria y tener que salirse es volver al perraje"

BENJAMIN ALVARADO (3618475)

El primer chileno en jugar en el circuito estadounidense, entre 2014 y 2015, analiza el boom que genera Joaquín Niemann y se lo atribuye en especial a las redes sociales.


Benjamín Alvarado cumplió 34 años el 2 de septiembre y a ratos habla como si estuviera cerca del retiro; en otras, como si comenzara su carrera. Es que entiende que las dos realidades se conjugan en su caso: miembro regular del PGA Tour en 2014 y 2015 y un futuro que sigue proyectando, de hecho esta semana jugó sin éxito la primera etapa clasificatoria al European Tour. Benjamín Alvarado sobre el PGA Tour tiene algo qué decir, junto a Nicole Perrot y Joaquín Niemann son los únicos que han jugado en primera división en Estados Unidos.

¿Sus próximos pasos?

Tengo status de past champion del Korn Ferry (ex Web.com Tour), en eso me concentraré.

Cuénteme de la lesión que lo tuvo cuatro meses sin jugar.

Salió de la nada. Estaba jugando bien los primeros cuatro campeonatos del Korn Ferry este año y vine a Santiago, estaba haciendo pesas y al otro día no me podía mover, tenía una hernia en la espalda que me agarraba el nervio ciático. Ya estoy mucho mejor.

¿Cuándo pudo volver a pegarle a la pelota?

Volví hace dos meses y medio, cuando volví a jugar un par de torneos del Korn Ferry.

¿Y fue allá sin entrenamiento?

Sin nada. Apenas dos días antes de viajar. El nivel es altísimo, jugar sin practicar fue medio estúpido. Volví y dije "a prepararme bien". Ahora entreno full todos los días.

Se podría hacer una larga lista de cosas que le han pasado, entre lesiones, robos... ¿cree en la mala suerte?

No, tengo amigos que han pasado por cosas peores que yo. Sí, una vez me robaron el pasaporte, y de las lesiones, han sido lateras, largas. Luché muchos años con la rodilla izquierda, tengo tres operaciones ahí y ahora que estaba súper bien, pasó lo de la espalda. Tiger se acaba de operar. Pero bueno, hay que leventarse, soy chico, soy joven, me quedan años de carrera y estoy con mucho ánimo porque vengo jugando bien.

Fue el primer chileno jugador del PGA Tour, algo único hasta antes de Joaquín Niemann. ¿Cómo enfrenta el haber estado ahí arriba y ahora tener que remar desde tan abajo para pensar en volver a la elite?

Soy medio estúpido en eso: a mí me pegan, me caigo y sigo peleando. Conozco muchos jugadores que fallaron su tarjeta del PGA Tour y se retiraron del golf, se rinden, porque el PGA Tour es estar en la gloria y tener que salirse es volver al perraje, atrás. Pero me gusta tanto el golf, lo paso tan bien jugando, y sé que tengo el nivel y mientras me dure, sé que no me voy a rendir. Yo sigo jugando y entrenando con golfistas que juegan el PGA Tour y veo que el nivel lo tengo, hay que tener la suerte de achuntarle la semana indicada y esas son cosas que se tienen que dar mientras uno lo intente, si no lo intenta... Hay jugadores que a los 42 años clasifican al PGA Tour después de 25 años tratando. Creo que lo peor es no seguir intentándolo. El día que me canse de viajar, que vea que ya lo estoy pasando mal jugando golf, quizás ese sea el día que me voy a retirar, pero no es así.

¿Sin importar el circuito en el que esté?

No. El día que me dé cuenta de que no tengo el nivel para jugar en el PGA Tour, el Europeo o un circuito grande, va a ser el día que me voy a retirar. Porque para estar jugando en tercera división o segunda división, prefiero no jugar. Pero sé que tengo el nivel. El año pasado jugué muy bien, este año partí como avión en el Korn Ferry, jugando ante jugadores que venían del PGA Tour y ahí uno se da cuenta de que tengo el nivel, tengo que seguir peleándola. El año pasado, en la final de la clasificatoria al Korn Ferry, me dije "tengo que hacer 10 bajo par para clasificar" y lo hice, entonces son chispas que van diciendo que el juego está. Es súper difícil, cada vez es más difícil, el camino es largo para llegar al PGA Tour, antes existía el Q-School y ya no.

¿Qué es Joaquín Niemann para usted?

Un jugadorazo. No sé qué te puedo decir... Entreno tanto con él y siento que está al mismo nivel, como que da la esperanza a todos nosotros, los que jugamos en el extranjero, que uno puede decir: sigamos intentándolo. Si él pudo hacerla, la hizo, eso también incentiva que uno puede. Creo que fue lo que hice yo cuando clasifiqué al PGA Tour: dos años antes me había operado la rodilla y decían "Benja ya está muerto", y a los dos años estaba jugando en el PGA Tour. Muchos jugadores, como Joaquín Niemann, me miraban hacia arriba en esa época y decían "yo quiero llegar al PGA Tour como lo hizo el Benja" y hoy estamos mirando a Joaco, que es un referente a seguir.

¿Puede ser un referente aunque tenga 14 años menos que usted?

Obvio que sí.

¿Y cómo cree que Joaquín lo ve a usted?

No sé. Yo creo que él me ve que soy un buen jugador, que la hizo en su época y lamentablemente las lesiones no lo han dejado quedarse donde él quería, pero estoy seguro de que él hincha por mí para que yo vuelva a jugar allá y estemos juntos. Como también lo hacemos con el Mito Pereira, porque él también tiene el nivel para estar en el PGA Tour, y todos los golfistas que vengan. Eso es lo que queremos. Mi ídolo es Tiger Woods, pero el segundo es Rory McIlroy, que tiene 30 años. No por la edad no va a ser un referente. Hoy, Joaquín es el que está marcando la pauta en el golf nacional y todos queremos hacer lo que él está haciendo. En mi época, yo veía a Roy Mackenzie. Hoy uno puede ver a Hugo León: "Pelón" lleva jugando clasificatorias 15 años y por primera vez llega a un circuito de los grandes, siempre estuvo en minitours, dando vueltas por ahí y uno decía él entrena mucho, tiene el juego y no se le ha dado. Este año se le dio, clasificó al Tour Europeo y está con buenos resultados, le falta poco para salvar la tarjeta y si lo hace, sé que el próximo año va a tener buenos resultados, conocerá las canchas, más o menos lo que le pasó a Joaco este año.

¿Cómo ve a su generación: Hugo León, Santiago Russi, Nico Geyger, Martín Ureta..?

Creo que se nos está haciendo cada vez más difícil, por esto de la edad. Estamos mentalmente en un camino que vamos de vuelta. Cuando uno va para arriba, está con todas las ganas; cuando uno va como de vuelta, sabe que no quedan muchos años para hacerla. Entonces, ahí creo que hay un poquito de presión y no solo para mí, sino para toda la gente que tiene más de 30 años. Pero creo que hay que estar tranquilo, mientras uno tenga las ganas y el juego sabe que va a llegar, pero por eso aparecen jugadores de 38 o 40 años que clasifican al PGA Tour por primera vez y terminan ganando. Si aparecen estos jugadores es porque se puede.

¿Esta atención sobre Niemann le parece positiva o cree que le quita vitrina a los otros jugadores?

No, yo creo que es buenísimo. La gente se está empezando a informar de qué es el golf. A veces me toca, no sé, estoy jugando un torneo del Korn Ferry, me está yendo bien, y me llama un periodista para preguntarme por un resultado de Joaquín. O ni siquiera eso, que había pegado unas pelotas en el Estadio Nacional. Es raro, pero creo que con Felipe (Aguilar) y Mark (Tullo) no tuvimos la suerte de que existieran las redes sociales, ahora con ellas todo es más fácil, todo el mundo sabe lo que estás haciendo. Hoy uno puede ver a Joaco que está entrenando con jugadores del PGA Tour o con Tiger y dice "qué lindo estar ahí". Yo viví lo mismo, pero no había dónde subirlo, cuando mucho llamaba a mi mamá y le contaba que jugué con Tiger, pero la gente en Chile no tenía cómo informarse que me paraba en el hoyo 1 y había 10 mil personas gritando mi nombre, gente con tu bandera y decía "lo estoy viviendo solo". Eso hoy es distinto. Pero bueno, son distintas épocas.

Todo eso, muy relacionado hoy con los auspicios. ¿Cómo le ha ido con ese tema, con el apoyo a su carrera profesional?

Está súper difícil. El tema apoyo en el país, en el golf, ha estado complicado. Es raro. Hace 10 años yo jugaba en Chile y estaba súper bien auspiciado, las marcas apoyaban mucho el golf y hoy las empresas no están apoyando tanto el deporte, es una lástima, porque con Joaquín arriba... Hace tres años teníamos a seis, siete jugadores en los tours grandes y las marcas no estaban apoyando, pero eso es algo donde también tiene que apoyar la federación para que las marcas entren en el golf.

¿Cree que, más allá de la gente allegada al golf, el público sabe que hay más golfistas jugando en el extranjero?

Yo, gracias a Dios, subo algo en Instagram y la gente que me sigue, sabe, pero en general creo que no. Yo tuve un muy buen resultado en enero en un campeonato del Korn Ferry, un circuito que tal vez la gente ni sabe qué es y eso que hace unos años tuvimos uno de sus torneos en Chile. Lo encuentro raro, pero es parte de la vida, todo va a pasar. Tuvimos a un Roy Mackenzie hace 25 años en Europa y ni siquiera se escribía sobre eso. Tuve la suerte de estar peleando en una época con Felipe y Mark, que nos peleábamos entre los tres los torneos y llegamos a las grandes ligas, cada uno por su lado. Ahí empezó la gente a meterse en el golf, llegó el Chile Classic y hoy está en tema de las redes sociales y está Joaquín Niemann en el PGA Tour. Hoy en día la gente consume redes sociales y la gente de mi edad no las consume, eso es entre los 15 y a lo sumo, los 30 años. Y en 10 años más ya no van a ser las redes sociales, va a ser otra cosa. Todo evoluciona. León tiene buenos resultados, fue quinto en un campeonato y él no lo celebra en redes sociales, entonces nadie lo puede saber a no ser que vea el canal del golf o un periodista le pregunte. El tema de las redes sociales es lo que la está llevando ahora, las marcas están auspiciando más que a deportistas a los influencers. Si tú tienes 100 mil segudores vales y si no, no vales. Marcas me han dejado porque dicen que no tengo suficientes seguidores. Soy golfista y nunca voy a tener los seguidores de Alexis Sánchez, porque no es un deporte popular.

Comenta