Chelsea sueña con otra final de Champions tras lograr un empate de oro en su visita al Madrid

Christian Pulisic fue un problema sin solución para la zaga de Real Madrid. El norteamericano abrió la cuenta en el empate de Chelsea en España. FOTO: REUTERS.

El cuadro de Londres igualó 1-1 en Valdebebas, un resultado importante para recibir con mayor tranquilidad la vuelta del 5 de mayo, en Inglaterra. El técnico alemán Thomas Tuchel, de los Blues, sumó su quinto partido contra los merengues, sin derrotas en el registro.


Chelsea demostró el dominio de los clubes ingleses en los torneos internacionales. El jovial equipo de Londres empató 1-1 en su visita a Real Madrid y quedó con la primera opción para lograr la tercera final de Champions League en su historia.

Y es que los Blues fueron un torbellino en el inicio. La presión alta y la rápida salida del alemán Timo Werner y el estadounidense Christian Pulisic sorprendieron al equipo blanco. Aunque se vio maduro para aguantar el primer chaparrón, tuvo que apelar al límite a sus individualidades para contrarrestar el ritmo de los ingleses.

A los 9 minutos, Thibaut Courtois con los pies sacó un remate de Werner casi en área chica, después de que Pulisic le bajó la pelota con la cabeza. Fue el primer aviso, porque en la siguiente el Chelsea no perdonó.

A los 16′, un pase de más de 50 metros del zaguero Rüdiger sincronizó de manera perfecta con la corrida del norteamericano. Como en el baby fútbol, el delantero gambeteó hacia adentro y dejó sin reacción al meta belga. Un gol importante, para una serie cerrada, en un campo complicado.

Benzema reacciona

Pero hay jugadores de este poderoso Madrid que no renuncian a levantar otra vez la Orejona. Uno de ellos es el francés Karim Benzema, quien está fraguando una de sus mejores temporadas en casi 12 temporadas en Madrid.

Así lo demostró a los 27 cuando inventó un golazo en el área chica: la bajó de cabeza y remató de media vuelta para escribir el empate, tras una pelota detenida de los blancos, bajó la tupida lluvia que cayó en Valdebebas.

Inconscientemente, el empate pareció tranquilizar a ambos rivales. Lentamente, los británicos comenzaron a bajar la intensidad. Y aunque los hispanos intentaron dominar la frescura del equipo de Thomas Tuchel, no tuvieron las armas suficientes para incomodar a los azules.

En el final del duelo, la historia fue la misma. Chelsea manejó el mismo libreto, tal vez no con la vitalidad del inicio, pero a sabiendas de que el empate los favorece para la vuelta del miércoles 5, en Londres.

En el lado local, las pelotas muertas no alcanzaron para enderezar la deriva. Chelsea logra un empate de oro, con gol de visitante incluido. Tuchel sumó su quinto duelo ante los merengues, todos sin victorias.

En la otra semifinal del torneo, Manchester City visitará este miércoles 28 a Paris Saint-Germain, en busca de su primera definición del título.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.