Cobresal le perdona la goleada a una U desastrosa

Joaquin Larrivey no pudo moverse con tranquilidad en el área de Cobresal. FOTO CAMILO ALFARO / AGENCIAUNO

El equipo minero vence 2-0 a los azules en El Salvador, pero por las oportunidades perdidas en el segundo tiempo, la diferencia pudo ser mucho mayor. Los estudiantiiles se quedan antepenúlltimos en la ponderada.




Hasta los 70′, Universidad de Chile tenía que dar las gracias por ir perdiendo por la mínima. Cobresal le entraba por todas partes, a una velocidad tan evidentemente superior, que llamaba la atención. Espacios para regodearse, un rival partido y con la lengua afuera. El peor partido de la incipiente era Dudamel, por masacre, que culminó con su primera derrota desde que se instaló en Santiago.

Un enredo total, donde los nortinos sacaron la mejor parte. Y sin Cañete, suspendido por expulsión. Lo cierto es que los dueños de casa tampoco extrañaron al número 10. El problema no estuvo en la generación de oportunidades, sino en el finiquito. Porque después del 1-0 anotado por Silva (22′), Cobresal lo tuvo todo para cerrar el marcador mucho antes. Ataques de cinco atacantes contra tres, manos a mano con el arquero estudiantil y así, una ocasión clara tras otra, que estaban al nivel de una farra.

Y para ser precisos, el primer tanto de los locales fue un regalo de De Paul, que golpeó el aire al querer puñetear la pelota. Un gol feo para un primer tiempo igual de feo, donde la U renunció al fútbol por una idea de Dudamel de darle dinámica al mediocampo. Montillo partió en la banca, pero los tres volantes del chuncho no tenían nivel para cumplir las dos funciones del juego: defender y crear.

Apurado por el resultado, quizás reconociendo el error, el venezolano ordenó el ingreso de la Ardilla apenas se inició el segundo tiempo. El argentino, sin embargo, no gravitó. Se empapó del pobre nivel de sus compañeros.

La excusa de la altitud siempre existe cuando se juega en El Salvador, pero no es la primera vez de la U en la ciudad minera y lo correcto es decir que su terrible presentación fue más bien por un cúmulo de deficiencias técnicas, tácticas y físicas. Laterales que regalaban la espalda (especialmente Beausejour hasta que salió), un hoyo tremendo entre la última línea y los volantes, que Huerta, el técnico anfitrión, leyó a la perfección. Cobresal no se complicó: esperó, invitó a salir a U y luego se paseó con jugadores rápidos por las bandas.

Ya está dicho, lo mejor para los estudiantiles era el 1-0. Pero tantas no podía perdonar el cuadro minero y en una de varias escapadas en solitario de un delantero, Olivera enfrentó a De Paul y decretó el 2-0. Por el desarrollo y por el tanteador. Partido liquidado. Una catástrofe para la U, que sigue perdiendo terreno en la tabla ponderada, la verdadera tabla que hoy le importa, y donde está antepenúltima, a un lugar del puesto que debería jugar una final por no descender.

FICHA DEL PARTIDO

Cobresal 2: Requena; Cárdenas, Silva, González, Jorquera; Gutiérrez (81′, Santander), Céspedes, Ragusa (72′, Farías); Reynero, Varas (65′, Olivera), Salinas (72′, Osses). DT: G. Huerta.

U. de Chile 0: De Paul; Rodríguez, González, Casanova, Beausejour (72′, Del Pino Mago); Espinoza, Moya (72′, Contreras), Cornejo (46′, Montillo); Lenis (56′, Henríquez), Larrivey, Aránguiz (72′, Galani). DT: R. Dudamel.

Goles: 1-0, 22′, Silva anota tras el puñetazo al aire de De Paul en un córner; 2-0, 74′, Olivera enfrenta mano a mano a De Paul y define a un costado.

Árbitro: José Cabero. Amonestó a Rodríguez, Henríquez (U)

Estadio El Cobre: Sin público

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.