Colo Colo espera a Salas

Imagen A_UNO_980595

ByN va por el Comandante. Las partes ya negocian por su cláusula de salida del Sporting Cristal. Eso sí, para bien o para mal, el DT decidirá después de la gran final en Perú.




Primero fue el no de Chacho Coudet, después el de José Pékerman. Colo Colo, entonces, ahora concentra todas sus fuerzas en Mario Salas, el tercero de la terna que conformó Marcelo Espina, el más asequible también, por un tema económico y por su cercanía con el director deportivo. El Cacique, eso sí, tiene que esperar para intentar cerrarlo.

Resulta que el técnico chileno hoy está enfocado en la ida y la vuelta de la final del Campeonato Descentralizado, la gran definición del fútbol peruano en donde se miden Sporting Cristal, dirigido por el DT chileno, y Alianza Lima. Sin bien, estadísticamente, el equipo del Comandante es el mejor del año en el país vecino (67,4% de rendimiento), es en este choque donde se corona al campeón de campeones. Sporting llega con el aval de sus títulos en dos de los tres torneos cortos (Verano y Apertura), lo que le dio la clasificación directa a la final y a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2019.

Ya hubo contactos formales entre ByN y los asesores de Salas. El técnico ha preferido mantenerse al margen, por respeto a su actual equipo y la instancia que disputa. Solo dio el sí a la negociación, lo que toman en Colo Colo como una buena señal de disposición.

Dicho de otra forma, ni Salas ni el Cacique quieren que se genere un escenario como el que vivió la selección española en las horas previas al Mundial de Rusia, cuando el Real Madrid, con la venia de Julen Lopetegui, decidió anunciar su fichaje. Horas después, el seleccionador español fue destituido. De ahí que exista un pacto de silencio entre las partes y de no cerrar nada, para bien o para mal, hasta después del domingo, cuando se juega la revancha del Campeonato Descentralizado en el Nacional de Lima (la ida se desarrolla esta noche, 22.00 de Chile, en el estadio Alejandro Villanueva, de Alianza). Por seriedad.

La cláusula

La semana pasada, el extécnico de Católica renovó su vínculo con los peruanos hasta 2021. En su nuevo contrato quedó establecida una cláusula que le permite emigrar de forma unilateral. Se habló de 400 mil dólares, sin embargo, la suma es bastante menor y abordable para Colo Colo. No supera los US$ 200 mil, aseguran desde el círculo del estratego.

Justamente ahí está uno de los puntos que hoy discuten las partes. Porque Blanco y Negro está con el presupuesto muy acotado, a la espera de que se resuelva la aprobación de la venta del Canal del Fútbol (CDF) a Turner. El conjunto de Macul propuso que Salas se haga cargo de la indemnización, con el compromiso de devolvérsela en su salario. Los asesores del último bicampeón nacional se niegan, explica un conocedor de las conversaciones.

Ayer se reunió parte del directorio de los albos para revisar la gestión del club. Entre los temas a discutir estuvo el presupuesto para 2019. Marcelo Espina no asistió a la cita en la oficinas de Gabriel Ruiz Tagle, presidente de la sociedad anónima. Horas antes de encabezar la reunión directiva, el mandamás albo se refirió al proceso de selección del próximo entrenador, destacando que la postura más importante es la de Marcelo Espina: "Queremos privilegiar la visión deportiva de nuestro director. Queremos que prevalezca la opinión de él y hemos confiado en que traerá las mejores opciones para el club", dijo el empresario a Radio Cooperativa.

En ese sentido, apuntan desde Colo Colo, el exvolante ya se inclinó por Mario Salas, a quien conoce bien, ya que compartieron camarín en la escuadra popular desde 1995 a 1998. Además, el Comandante fue ayudante de campo de Espina en Unión Española, entre 2007 y 2008. En un análisis que realizó para La Tercera (2016), el Cabezón se describió a Salas como un "genio". Y también dijo que era un entrenador "con mucha convicción en sus ideales futbolísticos y una gran mentalidad ganadora".

Colo Colo quiere anunciar a su nuevo director técnico antes del 20 de diciembre. En eso está abocado Espina hoy, además de la renovaciones y partidas del primer equipo. Mario Salas, en tanto, se concentrará hasta el domingo en la gran final del fútbol peruano. Después, con Sporting Cristal apelando a su permanencia, desviará su mirada hacia el Monumental.

Comenta