De galáctico a vinotinto

Peseiro dialoga con Soteldo y Machís, en el partido ante Brasil. FOTO: REUTERS

El portugués José Peseiro asumió este año la selección de Venezuela, el próximo rival de Chile. Fue asistente de Carlos Queiroz en el Real Madrid, dirigiendo a Zidane, Ronaldo, Figo y Beckham.




Venezuela tiene un gran anhelo desde hace tiempo: clasificar por primera vez a un Mundial adulto. Ya ha tenido experiencias a nivel juvenil, pero falta dar el paso mayor. Para eso, el responsable de comandar a los llaneros es el portugués José Peseiro (60), quien tiene su primera experiencia dirigiendo en América.

Pero esta historia comienza con una polémica. En marzo de 2019, cuando Venezuela le gana a Argentina un amistoso en Madrid, Rafael Dudamel pone su cargo a disposición en medio de la crisis política del país: un embajador del presidente encargado Juan Guaidó fue a visitar al plantel, algo que no le gustó. Finalmente, el actual DT de la U se quedó hasta la Copa América y dejó el cargo este año, para irse a Brasil. Muchos nombres sonaron para la dirección técnica, incluso Jorge Sampaoli, pero la directiva de la federación se decidió por Peseiro.

El luso tuvo una carrera como futbolista en clubes menores, entre 1979 y 1994. En su labor de entrenador ha tenido una figuración más importante. Además de dirigir en su país pasó por Arabia Saudita, Grecia, Rumania, Emiratos Árabes y Egipto. La Vinotinto es su segunda selección. Estuvo en la de Arabia Saudita, entre 2009 y 2011. No tiene un palmarés nutrido. Su único gran título fue la Copa de la Liga de Portugal, en la campaña 2012-2013, con el Sporting Braga.

El paso más relevante de su carrera lo hizo como asistente técnico. En la temporada 2003-2004, fue el escudero de Carlos Queiroz (su amigo, hoy en Colombia) en el Real Madrid, en plena época de los Galácticos. Queiroz asumió una gran responsabilidad, independizándose, saliendo del alero de sir Alex Ferguson en el Manchester United. La dupla portuguesa tuvo un plantel estelar: Zidane, Ronaldo, Figo, Beckham, Raúl, Casillas, Roberto Carlos, Cambiasso y Michel Salgado. La apuesta no resultó, porque los resultados no acompañaron. Fueron cuartos en La Liga, quedaron eliminados en cuartos de final de la Champions y perdieron la final de la Copa del Rey. El único logro fue la Supercopa española.

La expedición de Peseiro en Venezuela todavía no arroja resultados. Luego de tres jornadas en las Clasificatorias, los llaneros son los únicos que no han anotado goles y tienen cero puntos.

“En verdad no estoy contento, porque perdimos y cuando se pierde no se puede estar completamente satisfecho. Puedo decir que los jugadores cumplieron todo lo que queríamos. Planteamos un equipo defensivo y compacto”, dijo después de la caída con Brasil, el pasado viernes. Su equipo salió a no perder en Sao Paulo y aguantó 67 minutos. “Debemos tener mayor capacidad para salir al contraataque y asociarnos más”, añadió. En Caracas, planteará algo distinto frente a Chile. A la larga, Venezuela necesita sumar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.