Thiem derrota a Djokovic y lleva a Massú a su primera final de Grand Slam como entrenador

TENNIS-FRA-OPEN-MEN

El austriaco derrotó en un largo partido al serbio para avanzar a su tercera definición del año. Jugará ante Rafael Nadal, repitiendo el cruce final de la edición 2018.




Dominic Thiem luchó, tuvo constancia y se llevó el premio. El austriaco avanzó a la final de Roland Garros tras derrotar en dos días al serbio Novak Djokovic. El duelo que comenzó el viernes, que se suspendió por lluvia y que se reanudó este sábado, se definió a favor del pupilo de Nicolás Massú por 6-2, 3-6, 7-5, 5-7 y 7-5. Será la primera final de un Grand Slam para el chileno. En tanto, el número cuatro del mundo jugará su tercera definición de 2019, tras los títulos en Indian Wells y Barcelona.

Cuando se reanudó el partido Thiem iba en ventaja en el cuarto juego del tercer set. Ganó su saque y llegó a estar 4-1. Sin embargo, dos buenos games de Djokovic sirviendo y un quiebre del serbio igualaron la manga. Tras eso, el austriaco ganó un juego y devolvió el favor, pues se quedó con el servicio de Nole para llevarse el parcial por 7-5.

El envión anímico de haberse puesto 2-1 en cuanto a sets le dio confianza al austriaco para iniciar ganando la quinta manga. Eso sí, la paridad fue la constante. Dos veces quebró Thiem y tres lo hizo Djokovic. Cuando iban 5-5 el serbio rompió el saque del austriaco para quedar a un juego de igualar el partido. Lo hizo y de paso se sobrepuso a su evidente frustración por las veces que dejó la pelota en la red. La segunda semifinal se definiría en una quinta y última manga.

La búsqueda del ganador inició pareja. En los tres primeros servicios ambos mantuvieron su saque. En el cuarto llegó el desnivel con el quiebre de Thiem y que luego confirmó para ponerse 4-1 arriba. La confianza y el juego del pupilo de Massú crecían. Sin embargo, todo se vio interrumpido en el sexto game cuando iban 40-40 y, otra vez, la lluvia obligó a suspender, ahora por más de una hora, la semifinal.

Tras la pausa Djokovic parecía volver más fuerte. Ganó su servicio y quebró en el siguiente juego. Thiem, por su parte, se repuso y volvió a tener el dominio del partido hasta el final. El enojo de Nole por sus propias fallas fue contrario a la precisión que demostró el austriaco. Y así, frenando la recuperación del serbio, el cuatro del mundo se quedó con el servicio de su rival dos veces, una de ellas en el último juego, para ganar el partido y avanzar por segundo año consecutivo a la final de Roland Garros.

Con esto, Thiem y Rafael Nadal repetirán la definición que se vivió en 2018, donde el español logró imponerse. Será la 13ª vez que se enfrenten en el circuito ATP. Hasta el momento, ocho victorias para el mallorquín ante cuatro del austriaco. El domingo se definirá al nuevo monarca de la arcilla parisina.

Comenta