El cadáver de Lorenzo Sanz aún no puede ser incinerado y el mal alcanza a su hijo Francisco, ex jugador de Unión Española

Foto: @FernandoSanzD19/Twitter.

La situación agranda el drama familiar que desató la pandemia. El ex hispano, en todo caso, no es considerado paciente de riesgo.




El cadáver de Lorenzo Sanz, ex presidente del Real Madrid fallecido hace seis días por coronavirus, aún no puede ser incinerado. Fernando Sanz, hijo de Lorenzo y hermano de Francisco, y también ex jugador de Unión Española, aclaró que el cuerpo de su padre no está desaparecido, como se informó inicialmente en España.

"Lo que se dijo fue “todavía no ha sido incinerado y no se sabía cuándo sería ya que estaban desbordados'”, rexplicó Fernando Sanz a través de su cuenta en Twitter.

El cuerpo del ex timonel merengue había sido trasladado desde el tanatorio San Isidro a El Escorial. "En su día nos dijeron que el pasado martes 24 lo iban a incinerar en San Lorenzo del Escorial porque en San Isidro se iba a retrasar mucho y ayer jueves me dijeron que estaban desbordados... Nos han dicho que se pondrían en contacto con nosotros pero a estas horas no sabemos absolutamente nada. Lo más triste es que ni incinerarlo se puede. Lo harán no sé dónde y después te lo mandan a casa”, declaró en el programa Sálvame.

Ex jugador de Unión está contagiado

El coronavirus se ensaña con la familia Sanz. Al deceso de Lorenzo, ex presidente del Real Madrid, quien falleció hace seis días, se suma ahora otro caso, cuyo protagonista tuvo una relación directa con el fútbol chileno: su hijo Francisco.

Paco, como es conocido en España, llegó a Unión Española en 1993, junto a su hermano Fernando, como parte del respaldo que la entidad merengue le prestó al club de Independencia.

A diferencia de su padre, no es considerado un paciente de riesgo aunque igualmente se están siguiendo todos los protocolos para evitar complicaciones.

Además de los hispanos, en su carrera también defendió al equipo B de los merengues, al Real Oviedo, al Racing de Santander y al Mallorca. Se retiró en el New York Metrostars. Después incursionó como dirigente en el Granada.

Comenta