El método Calera

Marcelo Raya

Un plan que aspira a darle un sello al club, más allá del técnico de turno. Un esquema de trabajo científico y unificado para todas las categorías. Uno de los secretos que tiene a ULC en la cima del torneo.


Unión La Calera es la revelación del torneo, con Francisco Meneghini a la cabeza. Puntero, con tres triunfos en tres fechas, enfrenta hoy a la UC para confirmar una campaña que tiene muchos más componentes de los que se ven en la cancha.

Silenciosamente, desde mitad del año pasado, en ULC funciona una oficina que, según indican en el club, nadie más tiene en Chile. Un área de metodología deportiva, conducida por dos rosarinos, Marcelo Raya y Jonatan Santos, que han revolucionado el trabajo tanto en las series menores como en el primer equipo, en donde se metieron de lleno este año.

El método consiste en aplicar una serie de conceptos esquematizados y que se relacionan con el modelo de juego que buscan implementar en todas las categorías. La idea radica en ordenarse en la cancha a partir de un alto porcentaje de posesión de la pelota junto con un posicionamiento de las piezas en el césped, que pretende tener al equipo junto cuando llega el momento de la pérdida en campo rival.

Para lograr eso, se le incorporan desde la base al jugador conceptos tanto para su desarrollo individual (técnico y táctico) como otros que van en búsqueda de fortalecer el modelo de juego colectivo. Se le inculca cómo debe salir jugando, qué debe hacer cuando se pierde la pelota, en qué momento presionar, cuándo replegarse, y una serie de otras fases específicas del juego. Y la norma se aplica en todas las series, con más o menos complejidad, según la edad de los jugadores. Son charlas grupales e individuales. Atención personalizada, con ideas que van por encima del técnico.

"Empezamos a armar esta estructura de club, que atraviese todas sus categorías y que se compone de dos departamentos. El de metodología para el alto rendimiento o Sport Science, donde está a cargo Jonatan, que incluye medicina, kinesiología, nutrición y preparación física. Y un área más vinculada al juego mismo", dice Raya, quien dirige el departamento de fútbol.

El desarrollo de esta metodología se realizó a partir de un software de vídeo-análisis que contempla casi 600 partidos de diferentes ligas y equipos de Europa. El proceso duró siete años. Tras dos años y medio trabajando en el área formativa de Newell's Old Boys, aceptó la propuesta del elenco cementero.

"La idea es no estar todo el tiempo supeditado al entrenador de turno. Eso como proceso nos pareció atractivo, porque a la larga te acerca más a obtener buenos resultados", apunta Santos. El plan contempla no solo la implementación de un estilo de juego para La Calera, sino también la capacitación de todos los recursos del club, desde entrenadores a los cadetes, tanto en la práctica como a nivel teórico. "Poner en marcha esta metodología conllevó una etapa de conocimiento de la estructura del fútbol formativo; reestructurarla, organizarla y capacitar. Todo lo que se trabaja con los chicos y con los entrenadores está previamente esquematizado y tiene un fin. Se atacan temas individuales como la manera de perfilarse para controlar el balón, conducir, pasar, etc. Así se genera un medio de aprendizaje bidireccional, porque los jugadores también le enseñan mucho al entrenador", apunta Raya.

En el club entienden que es un proceso de largo aliento, pero Raya cree que luego de un año de trabajo se verán cosas interesantes. "Todavía estamos en una etapa de construcción, de adaptación, pero creemos que en La Calera y en Chile hay mucho talento. Por eso apostamos todo a este proceso".

Comenta