Guillermo Soto: “El único referente que tengo es el Huaso Isla”

El lateral derecho de Palestino se alista para el retorno a la competencia y de paso se ilusiona con seguir considerado en la Roja, donde ya suma presencias.




Ya son en fase 3 los entrenamientos en La Cisterna y Guillermo Soto (26) figura entre las figuras del plantel completo en cancha, bajo la dirección de Ivo Basay. Los árabes trabajan de cara al retorno del Campeonato Nacional y el lateral, seleccionado nacional, lo hace con doble ilusión: sus ganas de volver a la competencia, y la de seguir siendo opción en el puesto de Isla en la Roja, el mismo que lo nombró como su renovación en la posición. Si es que alguna vez logra volver a jugar la Selección.

¿Cómo van los entrenamientos?

Han estado intensos. En general, el equipo se ha sentido súper bien y día a día nos vamos poniendo a punto, preparándonos para cuando pueda volver el campeonato.

¿Muy ansioso?

Obviamente que se extraña harto, ya son varios meses sin poder competir. Se echa mucho de menos.

Ya están en fase 3. ¿Da temor el contacto? Considerando que en otros clubes ha habido contagios pese a las precauciones.

No, la verdad es que los protocolos de seguridad han sido bastante estrictos. Lo que uno ve te transmite bastante seguridad. Por lo menos en mi caso no he sentido ese temor. Sí puede ocurrir, está dentro de las posibilidades, pero son bajas.

Ahí entra la responsabilidad de cada uno y la confianza en sus compañeros.

Sí, claramente. Después de entrenar cada uno hace su vida privada y uno no sabe. El cuerpo técnico ha sido bastante enfático en que nos tenemos que cuidar, tenemos kit de seguridad, limpieza y todas esas cosas. En la zona de entrenamiento la posibilidad de que nos contagiemos es muy difícil. Sí puede pasar que cada uno tenga que ir al supermercado o hacer sus cosas, y obviamente que está en riesgo, pero en el entrenamiento, con las medidas que se están tomando, vamos por buen camino.

¿Les dan charlas ante el reciente ejemplo de contagio en Colo Colo y Curicó Unido?

Sí, en las charlas que nos han hecho nos han dicho que es muy probable que seamos asintomáticos, entonces hay que tener ojo a algunos síntomas y hay que estar avisando. En ese sentido el club actúa bastante rápido. Si alguno siente algo te hacen un test rápido o te aíslan. Los médicos han sido bastante claros con las charlas y los protocolos a seguir. El equipo se ve tranquilo y nos sentimos seguros.

¿Cómo volvió física y futbolísticamente a los entrenamientos?

Bien, me siento en mi mejor momento. Me siento bien y me mantuve entrenando bien. Obviamente que uno pierde un poquito, musculatura y esas cosas, pero he respondido bien a los entrenamientos. Han estado duros, han sido una vara alta para medirse y he respondido muy bien.

¿Se pone malo el futbolista?

Sí, obviamente que con mucho tiempo sin tocar el balón uno se pone más errático. Es normal, ya lo sabemos manejar y no nos desesperamos. Con el tiempo eso se recupera rápido.

Les dieron vacaciones mientras otros clubes seguían sus entrenamientos online. ¿Cree que afectará?

Entre comillas, vacaciones, porque uno se mantiene entrenando. También tuvimos muchas reuniones por Zoom con la nutricionista y fue bastante clara en la suplementación y en los alimentos que teníamos que consumir. Obviamente que no es lo mismo que cuando uno está entrenando normal, pero no siento que nos haya afectado. La mayoría me ha sorprendido porque siento que hemos llegado a un buen ritmo físico.

¿En qué consistieron los entrenamientos en casa?

Con el PF constantemente nos estaban enviando rutinas todas las semanas y teníamos que completar una encuesta en donde especificábamos los entrenamientos que hacíamos, cómo nos sentíamos y cómo sentimos la carga del entrenamiento. El contacto fue muy fluido y se podía concretar una buena semana de entrenamiento.

También asistió a una clase online de Maripán.

Fue muy interesante. Maripán habló en la última charla que tuvimos y nos contó toda su trayectoria desde que empezó. Yo ya conocía hartas cosas que él había vivido pero explicó cómo fue pelear un puesto en el plantel, las dificultades que tuvo, cómo se fue superando, a la gente que recurrió para trabajar de manera extra, y todas esas cosas que le dieron un plus para que hoy esté donde está. También hubo mucha gente ligada al fútbol, como un gerente deportivo del Alavés u otros directores técnicos conocidos. Las charlas fueron muy productivas para aprovechar el encierro.

¿Quién organizó eso?

A mí me invitaron. Había varios jugadores de la liga chilena y de otras. Me invitó un coach deportivo con el que trabajo.

Mauricio Isla dijo en su Instagram que usted y Óscar Opazo son su recambio. ¿Cómo se lo tomó?

Sí, lo vi. Contento porque se haya acordado de mí y que me haya nombrado. Isla es un referente en esa posición, en el fútbol chileno y mundial. Su nombre es muy importante. Dan muchas ganas de seguir trabajando, creciendo y dar un paso más. Para mí fue muy importante. Ojalá poder seguir creciendo y ganarme la oportunidad de entrenar con él e ir a la Selección. Es lo que más quiero.

¿No han compartido?

No, no he tenido la fortuna de toparme con él en la Selección. Las dos veces que fui no estaba.

Entonces le ha cuidado el puesto nomás…

Claro, jaja.

¿Opazo deja difícil la competencia por ese puesto?

Sí, es complicado. Está Isla, que es el máximo referente ahí, ha hecho una carrera increíble y hasta el día de hoy se mantiene extraordinario. Es difícil, y más atrás siento que viene Opazo. Para mí es solo motivación de entrenar y alcanzarlos.

¿Los objetivos con Palestino?

Tenemos mucha ilusión de retomar luego. El plantel se está armando bien, ahora con la nueva incorporación de Carlos Villanueva. Nos ponemos una vara alta, hemos logrado clasificar dos años consecutivos a Copa Libertadores, en uno de ellos entramos a fase de grupos. La vara es de ahí hacia arriba, más con la responsabilidad de un buen plantel. Queremos estar peleando en los puestos de arriba.

¿Ya entrena Villanueva?

No, en septiembre se integraría por lo que tengo entendido.

¿Cómo tomaron su fichaje?

No se ha tocado mucho el tema. Yo me enteré por las redes sociales, y feliz. Hace mucho tiempo que lo veo jugar, es extraordinario. Es una tremenda oportunidad poder jugar con él, estamos ansiosos porque se integre al equipo.

Hay clubes que entrenan desde antes que ustedes. ¿Les sacan ventaja?

Yo creo que sí. Lógicamente, físicamente tienen más semanas de trabajo. Futbolísticamente igual. Lógicamente tienen una ventaja sobre nosotros.

En una biografía suya en internet dice que lo apodan “el Cafú de Las Condes”. ¿Es cierto?

No sé quién habrá inventado ese, la verdad. Yo creo que fue mi hermano o mi papá el que puso ese apodo. Lo escuché un par de veces, pero nunca me han dicho así. Está bueno eso, sí, no me desagrada.

¿Le gustaría como eslogan?

Me queda grande todavía, y el único referente que tengo es el Huaso Isla.

Comenta