Heller no se irá solo

Mario Conca tiene los días contados en la vicepresidencia de la U. El interino José Luis Navarrete asegura que el extimonel fue “enfático” en que no piensa vender sus acciones por ahora.

La renuncia de Carlos Heller a la presidencia de Azul Azul golpeó a una institución que no deja de sumar incendios. El máximo accionista no se irá solo. Mario Conca, hoy vicepresidente del club y quien ocupa uno de los seis puestos (de un total de 11) que posee el empresario en el directorio, tiene sus días contados en la U.

Heller, antes de dejar el cargo, les comentó a sus más cercanos que pretendía renovar a sus representantes en la mesa central. Todos en la cúpula de accionistas de Azul Azul saben que Conca está muy cuestionado. Así lo comentan internamente y también cuando se les pide versiones sobre quiénes seguirán a Heller en su retirada del club. Bajo este escenario, el ingeniero civil industrial dejará su posición en la concesionaria el próximo 22 de abril, en la junta de accionistas. Consultado por La Tercera, Conca dijo que no emitirá juicios sobre lo que califica como rumores.

Otro que está en la mira es Sabino Aguad, gerente deportivo.

En tanto, el presidente (i) José Luis Navarrete confirmó que Heller no pretende desprenderse de sus acciones, por ahora, que hoy alcanza el 63,07% del total de los papeles, avaluadas en casi US$ 30 millones. “Lo de las acciones de Carlos Heller es un tema privado que tendremos que resolver en la próxima junta de accionistas”, dijo el directivo. “De todas maneras, Carlos ha sido enfático en que nunca pretendió vender sus acciones” y menos buscar en ellas algún dividendo económico. Nunca ha pretendido hacer de ellas un negocio”, expresó. De paso, rechazó que existan de momento ofertas para adquirir las acciones del empresario. “Hay que ser enfático en eso también: no hay ningún fondo de inversión, asiático u otro, que se haya acercado al club con algún plan de compra de acciones”, afirmó. “Es absolutamente falso. Es una mera especulación periodística”, subrayó.

Al mismo tiempo, Navarrete descartó el arribo de Harold Mayne-Nicholls a la mesa directiva. La ahora cabeza del club sostuvo reuniones durante toda la mañana y durante la tarde se presentó al plantel que conduce Alfredo Arias. Los reunió e intentó transmitir calma. La presentación duró cerca de cinco minutos.

Desde la casa de estudios, en tanto, manifestaron su preocupación por lo que sucede. El rector Ennio Vivaldi ha mantenido permanente contacto con Andrés Weintraub y Carolina Coppo, académicos y representantes de la entidad en el directorio del club. Ambos han reportado inquietud. “En los últimos días se han producido situaciones complejas a raíz del cambio de director técnico del primer equipo y estimamos que el manejo de la situación ha sido inadecuado y en particular algunas declaraciones muy desafortunadas del entrenador”, le manifestaron a la máxima autoridad académica, según informan desde la universidad.

También enviaron esta disconformidad al directorio de Azul Azul: “Conscientes de la importancia de resguardar los valores que inspiran nuestra Casa de Estudios, tales como la honestidad, la transparencia y probidad en el desarrollo de las funciones, el fomento al diálogo, el pluralismo y el respeto a la diversidad de pensamiento y expresión, hicimos saber a los miembros del Directorio nuestra disconformidad con la situación, en reunión efectuada el día jueves 14 de este mes y en Reunión Extraordinaria de Directorio realizada el día de ayer, opinión que fue acogida por este”.

Seguir leyendo