Jornada agridulce para el Real Betis de Manuel Pellegrini: vence al Granada, pero se queda sin Champions League

Juanmi marca el 1-0 ante el Granada. FOTO: @RealBetis / Twitter.

Juanmi marca el 1-0 ante el Granada. FOTO: @RealBetis / Twitter.

El cuadro sevillano, que no contó el lesionado Claudio Bravo, se impuso por 2-0, gracias a un doblete de Juanmi. Sin embargo, la alegría no pudo ser mayor, pues el empate 1-1 entre el Atlético de Madrid y el Sevilla acabó con la ilusión de los verdiblancos de clasificar al torneo de clubes más importante del Viejo Continente.



El Real Betis de Manuel Pellegrini y Claudio Bravo festejó ante el Granada, pero se quedó sin chances de clasificar a la próxima edición de la Champions League. La escuadra de los chilenos se impuso por 2-0 en calidad de local y sumó una nueva victoria antes del cierre del certamen. Sin embargo, el empate 1-1 entre el Atlético de Madrid y el Sevilla acabó con la ilusión de los verdiblancos, que como premio de consuelo dirán presentes en la Europa League. El meta nacional no fue convocado, por lesión.

El equipo del Ingeniero asumió el protagonismo de entrada, mostrando buen toque y fabricándose diferentes llegadas para intentar encontrar la apertura de la cuenta. Los verdiblancos se notaron cómodos e impusieron el ritmo del cotejo, adueñándose por completo de la posesión, frente a un adversario que se vio muy complicado en el arranque y que poco pudo hacer ante la superioridad de los locales.

El Betis se instaló desde temprano en suelo adversario, generándoles muchos problemas a la zaga visitante. Solo le restaba sorprender para golpear. Hasta que lo hizo. En los 14′, un soberbio pase al vacío de Sergio Canales habilitó a Juanmi, quien definió con un notable picotón ante la salida del meta Luís Maximiano.

El 1-0 obligó a los forasteros a adelantar sus líneas para intentar conseguir el empate. Se adueñaron del mediocampo y empezaron a fabricarse ocasiones que no pudieron concretar debido a que carecieron de efectividad en el toque final. Los locales defendieron con solidez y no le dieron muchos espacios en las cercanías del área a su adversario, que tuvo una chance clara para lograr la paridad en los 19′, con un remate del colombiano Luis Suárez que impactó el vertical izquierdo del arquero Rui Silva.

Los verdiblancos enfrentaron el segundo tiempo a buen nivel. Siguieron imponiendo el ritmo del cotejo y causando peligro en el área rival. En los 57′, Bellerin tuvo una gran oportunidad para conseguir el segundo, pero su remate se fue elevado. En los 74′, Joaquín centró para Juanmi y Njegoš Petrović casi anota en su propio arco. El 2-0 parecía estar cerca.

El Granada no propuso demasiado con la pelota en los pies. Pero, aún así, rozó la igualdad. En los 80′, Suárez probó las manos de Rui Silva, quien evitó la conquista con un manotazo. El esférico se mantuvo en el área y le quedó a Santiago Arias, que remató de inmediato. Sin embargo, Germán Pezzella se cruzó y sacó su disparo prácticamente de la línea.

Con suspenso, el Betis encontró el segundo. Un nuevo pase sensacional terminó con otra aparición de Juanmi, quien definió con calma frente a Maximiano, mientras sus oponentes reclamaban una posición de adelanto que, en primera instancia, el juez sancionó, pero luego el VAR le informó que el tanto era lícito, desatando así los festejos del equipo del Ingeniero.

La fiesta no pudo ser total para el conjunto de los nacionales, debido a que uno de sus objetivos era decir presente en la próxima Champions y el Sevilla impidió que aquello se definiera en la jornada final. Aún así, las sensaciones son positivas para el Ingeniero y Bravo, que vienen de consagrarse campeones de la Copa del Rey. El hincha del cuadro sevillano puede estar más que contento.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.