La caída del ciclista Elías Tello: cuatro años de suspensión por consumo de EPO

Elías Tello

El pedalero chileno no podrá competir hasta noviembre de 2024. Su equipo desapareció después de que la Justicia española lo sindicara como responsable de una red de distribución de sustancias ilícitas en diversos países de Europa.


Elías Tello (26) asomaba como una de las grandes promesas del ciclismo nacional en ruta. Sus buenas actuaciones lo habían llevado a Europa, donde se adjudicó la Vuelta a León y la Vuelta a Vetusta, ganándose los elogios del medio español. Ahí, como parte del equipo Kuota Construcciones Paulino, el chileno proyectaba en España su consolidación. Sin embargo, la escuadra terminó involucrada en uno de los mayores escándalos de dopaje de los últimos tiempos. Hace algunos días, se oficializó la sanción para el pedalero por consumo de EPO: cuatro años sin competir, a los cuales se descontaron tres meses correspondientes a la suspensión provisional que tuvo por este mismo caso. Así, no podrá participar en eventos hasta noviembre de 2024 y la resolución ya está adjunta en el Sistema Adams. La decisión fue tomada por la Justicia Contencioso-Administrativa española, que es la que se encarga de estos casos. En ese país el dopaje no es un delito, aunque el tráfico de sustancias dopantes, sí lo es.

La caída del ciclista fue paralela a la de su equipo, que hoy ya no existe. O más bien, se vio obligado a bajar el telón. En septiembre de 2019, la justicia española inició una investigación en la que Kuota fue sindicado como el ente proveedor de sustancias ilícitas en el ciclismo hispano y en otros países de Europa.

“La red conseguía los medicamentos destinados a mejorar el rendimiento deportivo mediante el intercambio entre los propios deportistas, a través de una farmacia proveedora ubicada en un municipio asturiano y a nivel internacional, en países de procedencia de los investigados como Colombia, Venezuela, Chile o Bielorrusia. Para evitar ser descubiertos en sus comunicaciones, utilizaban un lenguaje propio, con palabras clave, como ‘vainas’ o ‘gas’, para sustituir a dosis o a los propios productos dopantes”, señaló la Policía Nacional española, que inició una redada en conjunto con Ameripol (Comunidad de Policías de América) en la que 11 personas resultaron detenidas en esa oportunidad, entre ellos cuatro ciclistas (dos colombianos, un británico y un bielorruso) y dos técnicos.

Tras iniciar la investigación, fue encontrada en un contenedor de basura una bolsa con ampollas de productos ilegales, jeringas, agujas y cajas vacías de sustancias utilizadas para mejorar el rendimiento deportivo. Luego, con el avance de las pericias, se logró determinar que los medicamentos eran distribuidos a Madrid desde Asturias y que, incluso, uno de los ciclistas hacía delivery a domicilo a otros deportistas. Se allanaron tres domicilios ubicados en varios puntos de Asturias y se incautaron hormonas del crecimiento, insulina, testosterona y vitaminas inyectables, además de varios teléfonos móviles y material informático.

Las sustancias que incautó la policía española. Foto: Policía Nacional Española.

Después de todo lo sucedido, Tello se alejó paulatinamente del ciclismo hasta apartarse completamente. “Ya llevo más de un año que estoy bajo la bicicleta. De hecho, voy para los dos y no he competido nada”, señala el deportista al ser consultado por eldeportivo. Sin embargo, evita profundizar en el castigo que recibió: “No voy a decir nada al respecto”.

Cuatro años antes, en 2017 y en este mismo medio, el pedalero se refería a al positivo de Wolfgang Lobito Burmann, quien también fue parte del Kuota-Construcciones Paulino, y declaraba que jamás haría trampa. “Yo pienso que es mejor respetar las reglas. Yo lo he hecho siempre y quiero hacerlo siempre”, expresaba en esa oportunidad.

Por otra parte, en la recientemente creada Federación Deportiva Nacional de Ciclismo de Chile están a la espera de la notificación oficial y de reunir mayores antecedentes, pero tienen una posición definida. “Con respecto a todo lo relacionado con dopaje, nuestra postura es clara e inflexible. No avalamos de ninguna manera el consumo, posesión o cualquier acto ligado a este tema. Para mayor abundamiento, le comento que nuestros deportistas al momento de tramitar su licencia federada deben firmar un documento llamado ‘Declaracion de conocimiento, consentimiento y aceptación del Código de Conducta Interno en materias de dopaje de la Fedenacich’, en el cual se tratan los temas relacionados con este asunto”, señala Marco Borie, timonel del organismo.

En este sentido, el dirigente agrega que hay una permanente comunicación con las autoridades para evitar que en Chile se den casos como este. “Estamos trabajando con la Comisión Nacional de Control de Dopaje y les avisamos para que testeen a los deportistas. Así, ellos llegan de imprevisto y les hacen las pruebas. Nosotros somos inflexibles en esta lucha e, incluso, en el reglamento interno establecimos que, si se castiga a un deportista, también debe ser marginado su entrenador”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.