La Roja apenas empata con Estados Unidos: quedan 79 días de dudas

Foto: Agencia Uno.

Chile iguala 1-1 con los norteamericanos, en el cierre de la última gira previa a la Copa América de Brasil, que parte el 14 de junio. La preocupación crece en torno al Equipo de Todos.


Estados Unidos 1-1 Chile


Estados Unidos: E. Horvath; D. Yedlin, M. Miazga, O. González, T. Ream; C. Roldan (84’, J. Lewis), M. Bradley; C. Baird (56’, D. Lovitz), C. Pulisic (36’, S. Lletget), P. Arriola (66’, W. Trapp); G. Zardes (79’, J. Morris). DT: G. Berhalter.

Chile: G. Arias; G. Medel, G. Jara, G. Maripán (69’, S. Vegas); M. Isla, E. Pavez, C. Aránguiz (89’, J. Martínez), O. Opazo; A. Vidal, D. Valdés (69’, E. Pulgar); N. Castillo (86’, D. Rubio). DT: R. Rueda.

Goles: 1-0, 4’, Pulisic, enfrenta solo a Arias y se la pica; 1-1, 9’, Opazo, zurdazo cruzado tras capturar un rebote.

Árbitro: D. Parchment (JAM). Amonestó a Lovitz (EU); Pavez, Vegas, Vidal (C).

BBVA Compass Stadium, Houston. Asistieron 20 mil personas, aprox.


No puede ser un consuelo que Chile no haya perdido con Estados Unidos. El 1-1 en Houston no mitiga esa sensación amarga, de preocupación, que rodea hoy a la selección nacional. A muy poco del inicio de la Copa América, hay más dudas que certezas. Y eso nunca es bueno, en ningún deporte.

Cuatro minutos duró la virtud de la línea de tres que instaló Reinaldo Rueda. Un balonazo del arquero, una descoordinación entre Jara y Medel, la velocidad de Pulisic y chao… 1-0 para abrir los fuegos del partido y, también, el de los críticos del entrenador colombiano. Y cómo no, si el esquema inédito (con seis volantes y un delantero) naufragaba de entrada.

Rueda, impávido, observando la debacle. ¿Resignado? ¿Confiado? Quién sabe. La incógnita se debía resolver en la cancha, era misión de los jugadores mejorar el panorama. Y la apuesta fue al todo o nada. Presionar la salida rival hasta las mismas barbas del portero Horvath, en área chica. Jugarse, a riesgo de dejar a los tres centrales mano a mano con los delanteros locales, todos más rápidos que Medel, Jara y Maripán (que se vio incómodo en este dibujo, con el perfil cambiado).

Por suerte para la Roja, se encontró rápidamente con el empate. Una buena combinación que terminó con la pelota en los pies Opazo (9’), debutante en la lista de goleadores de la Selección.

La igualdad no cambió el escenario. Chile siguió instalado en campo contrario, sosteniendo la pelota, haciéndola circular entre Pavez, Vidal y Aránguiz. Faltaba ese pase más lacerante, más profundidad, faltaba más protagonismo de Valdés.

La tendencia se acentuó en el segundo tiempo. El Equipo de Todos encajonó al dueño de casa cerca de su arco, con Maripán y Medel instalados en tres cuartos de cancha, como eventuales internos. Mucho dominio, mucha amenaza, pero ningún golpe para anotar.

La lesión de Maripán obligó el ingreso de Vegas. El cambio de Pulgar por Valdés fue decisión pura de Rueda. Con dos contención naturales, la zona media de Chile perdió poder de ataque. Nico Castillo, muy peleador y agotado de tanto corretear a la zaga rival, se quedó aún más solo.

Los cambios, el cansancio y el temor a la derrota desdibujaron el cierre del compromiso. La gira de la Roja por el país del norte estuvo lejos, muy lejos de ser positiva. Rueda debe hacer algo, es urgente. Tiene 79 días para evolucionar antes de Brasil 2019. Que reaccione el colombiano o que prepare sus maletas.

Seguir leyendo