Costa y Cortés rescatan a Colo Colo

FOTO: JUAN ROBERTO PAREDES/AGENCIAUNO

El Campanil y el Cacique empataron 1-1 en el Ester Roa, en un duelo que deja a los de Quinteros, aunque con un partido más, en el puesto 16.




No hay semana que Colo Colo no sufra. A los albos todo les cuesta. Incluso apenas igualarle a otro de los involucrados con la parte baja. Este miércoles fue un 1-1 con la U. de Concepción, en el partido con más morbo si hablar de descenso se trata. Y todo con un brillante Brayan Cortés y un gol de Gabriel Costa, a quienes el Cacique debe agradecerles no haber perdido.

Todos los ojos estaban puestos en el Ester Roa Rebolledo. No solo lo miraban los hinchas de ambos equipos. También azules, iquiqueños y piratas. Y es que el de hoy era un duelo de mil puntos. De esos que se tildan de vida o muerte o de verdadera final. De los que marcan rumbos. Porque se enfrentaba el penúltimo de la tabla anual con el penúltimo de la ponderada. Ganar era imperioso para los dos en su afán de escapar de sus respectivas incómodas posiciones, pero el nivel de los elencos que hoy estarían disputando el partido único por la permanencia se notó en la cancha de la Octava Región.

El Cacique, aún dirigido por Lemma debido al castigo de Quinteros (vuelve para el Superclásico), saltó a la cancha con varios hombres fuera de sus puestos habituales. La banca alba mandó a Suazo como lateral, Véjar y Solari como punteros y Costa como conductor ante la ausencia de los lesionados Fernández y Valdivia. La estrategia dio resultado, pero solo mientras a los albos le duraron las piernas.

La presión alta de Colo Colo tenía ahogado al Campanil, que en todo caso, sin casi tener la pelota, tuvo las mejores llegadas en la primera etapa. Lo tuvo Waterman, pero reaccionó bien Cortés, quien antes se había equivocado y logró resolver bien. Los de Macul se apoderaban del mediocampo, pero no sabían qué hacer cuando merodeaban el área local. Y así es muy difícil. El Cacique dominaba la pelota, pero Reyes era un mero espectador.

Dicho está, el equipo blanco sintió el desgaste del correteo a la media hora y el conjunto universitario empezó a crecer. O al menos logró equiparar la tenencia de pelota. La sensación era que el partido podía torcerse por detalles o para cualquiera que apretara un poco más el acelerador. Por juego, lo merecía Colo Colo. Por llegadas, la U de Conce.

Ya en el segundo lapso y aún cuando Lemma intentó con el ingreso de Mouche, fueron los amarillos los que pegaron primero, tras un error de Rojas en la salida que terminó con Cabrera mandando la pelota al fondo del arco de Cortés. Colo Colo sintió el golpe y la U de Conce creció. Con poco, el dueño de casa lograba contener los intentos del visitante.

Sin embargo, en dos minutos, a siete del final, llegó una sucesión de jugadas que bien podrían valerle la permanencia a los albos al final de la temporada: Cortés le contuvo magistralmente un cabezazo a Godoy y salvó a los blancos. Casi a la jugada siguiente, Morales peleó una pelota que le cedió a Costa y el puntero, el mejor de todo Colo Colo, fusiló para el 1-1 definitivo. En los descuentos, otra vez Cortés salvó a los suyos.

El empate, si bien no le sirve mucho a ninguno para alcanzar a los de arriba, deja más contento al Cacique. Porque fue al final y porque lo hizo viniendo desde atrás. Ahora viene el Superclásico.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.