La intimidad del goleador: la vigilia de Paredes camino al récord histórico

Esteban Paredes

Foto: Agenciauno

El capitán de Colo Colo vive con tranquilidad la ruta a ser el máximo artillero del fútbol chileno. Cada tanto implica un ritual y un homenaje a su familia.




El momento histórico se acerca. Esteban Paredes está a un tanto de igualar los 215 goles de Francisco Chamaco Valdés, el máximo artillero del fútbol chileno.

Y si bien el ritmo goleador del capitán de Colo Colo no es el mismo de otras temporadas, producto de lesiones y situaciones propias de una extensa carrera, es cosa de tiempo que establezca la marca que lo dejará en los libros para la posteridad. Así lo dejó en claro el viernes ante Unión Española.

Esa vigilia, que se ha extendido por toda la temporada, se vive con expectación y no ha estado exenta de dificultades. "Su momento más complicado fue cuando se lesionó. El problema del aductor. Me comentó que eso lo tenía mal, pero igual hizo el esfuerzo de jugar contra la U, donde el tema se volvió grave", cuenta el exdelantero Leonardo Monje, amigo y colaborador del atacante de 39 años.

La rotura del tendón del aductor izquierdo obligó a postergar un par de meses el sueño. Ahí, Paredes se puso una meta. "Me dijo que se iba a recuperar antes de lo que dijeron los médicos y lo hizo", confidencia la Pulga.

"No le molesta que le hablen del récord. De hecho, creo que no le ha tomado el peso al asunto", apunta Monje. Además, cuenta que el goleador disfruta acompañando a sus hijos Esteban y Vicente, quienes integran la Sub 15 y Sub 12 alba, respectivamente. "De los siete días de la semana, tres o cuatro está en el Monumental desde las 8.30 hasta las 8 de la noche. Dice que pasa más tiempo en el Monumental que en su casa".

Aníbal Mosa, presidente de Blanco y Negro, no solo mantiene una relación profesional con el goleador, sino que también una amistad. "Lo hemos tomado con tranquilidad. La calidad de Esteban es indiscutible, todos queremos que logre este récord y se inscriba también con este hito en la historia del club", afirma.

En ese contexto, el dirigente lo nota muy enfocado. "Lo veo tranquilo, con muchas ganar de jugar y que el equipo tenga buenos resultados. Creo que su prioridad es esa, el resultado del equipo y, obviamente, cumplir con este récord es un desafío personal que lleva partido a partido", comenta, para luego añadir: "Esteban no ha pedido nada, pero sí queremos destacar este logro que es importante para él y para nosotros".

Cada anotación es un ritual para Paredes y un homenaje a su familia. "La jineta es especial para él. Se la cambia por cada gol convertido. Contra Unión, por ejemplo, se la cambió en el entretiempo. Aparte de los nombres de su familia: Jenny, Chulito (Esteban) y Vichito (Vicente), lleva un recuerdo de goles y se van tarjando a medida que anota". La confección de este accesorio está a cargo de Estampados LamarK, que ya tiene lista la jineta que pasará a la historia. Además, el club le tiene reservado un bono cercano a los $ 100 millones para ese momento.

Comenta