Lionel Scaloni: “Los seleccionadores estamos mucho más complicados”

Lionel Scaloni con sus hijos.

Como le pasa a Rueda en Chile, una vida rara la del DT albiceleste y un trabajo casi vacío en tiempos de pandemia. La FIFA anunció ayer las fechas de Qatar 2022, pero para los técnicos sigue muy lejos.




La FIFA anunció ayer el calendario del Mundial Qatar 2022, con detalle de fechas (del 21 de noviembre al 18 de diciembre), partidos (cuatro al día en la primera fase), horarios (para Chile, seis y nueve de la mañana, al mediodía y a las cinco de la tarde) y estadios. Pero las selecciones siguen sin saber muy bien cómo y cuándo van a llegar ahí. Recién el viernes pasado, se fijó para octubre el inicio de las clasificatorias sudamericanas, pero los equipos nacionales no pueden trabajar. Si en la normalidad, a sus entrenadores ya les cuesta encontrar espacios para ensayar, mucho más en plena pandemia y aquí en Sudamérica. Ni siquiera pueden planificar. Lionel Scaloni (42 años), el seleccionador de Argentina, no es la excepción y se lo cuenta a La Tercera desde su casa en Mallorca: “Los seleccionadores estamos mucho más complicados que los entrenadores de equipos, sin dudas. Ellos por lo menos en varios países, especialmente en Europa, ya están compitiendo, y los que no arrancaron sus ligas al menos pueden realizar entrenamientos por zoom”.

Lo sufre como todos el DT de Argentina: “Podemos mantener algún contacto con los futbolistas, pero no mucho más que una charla para ver cómo están, cómo se van sintiendo. Igual no es una queja. Es simplemente un panorama sobre lo que está pasando. Acá lo primero es la salud. Eso es lo que no hay que perder de vista”.

Apenas se estableció la cuarentena en Argentina, cuatro meses atrás, Scaloni se instaló en Mallorca, donde vive su esposa, Elisa, y sus dos hijos: Ian, de ocho años, adora a Messi, y Noah, de cuatro, es fanático de Dybala. Cuando no juega con sus pequeños, ¿qué hace en estos días de encierro?: “Miro mucho fútbol, hablo con mis colaboradores del cuerpo técnico, charlo con algún jugador y sobre todo trato de disfrutar con mi familia, siempre cuidándonos”.

Su designación generó desconfianzas. Ahora ya casi nadie lo cuestiona. ¿Por qué?

Creo que es porque la gente se identifica con esta Selección, con el recambio, con el equipo, con los jugadores. Al principio, noté las preocupaciones, pero era lógico. Fue un cambio grande y no se sabía lo que iba a pasar. Igual no me confío. Esto cambia en cualquier momento. Nuestro objetivo es que la gente esté contenta con la Selección aunque a veces no se gane. Claro que si se gana siempre es mejor. Que se entienda.

Había sido compañero de Messi en la Selección. ¿Cómo es ser su técnico?

Buscamos que estén todos bien con Leo y que Leo esté bien con todos. Sabemos lo que significa para cualquier equipo y para la Selección, pero Messi también necesita que sus compañeros aporten lo máximo. Todos deben entenderlo. Después, Leo es una persona como cualquiera, muy humilde, que ama a la Selección. Leo sigue siendo el mismo de siempre. Y no me sorprende.

¿Cómo se encuentra hoy Argentina en comparación con las mejores selecciones del mundo?

La pandemia nos agarró en un momento en el que nos sentíamos muy bien. Estábamos por arrancar las Eliminatorias, teníamos la cabeza puesta ahí. Veremos cuándo volvemos a competir, cómo nos agarra en ese momento. Hoy podemos decir que sabemos que en algún momento cualquiera nos puede poner en problemas, pero también Argentina puede poner en problemas a cualquiera. Jugamos contra las selecciones más importantes del mundo y siempre dimos la cara: Alemania, Brasil, Uruguay, México, Chile, todas de primer nivel. Demostramos que podemos competir contra los mejores. Pasamos la prueba.

Incluyó a Chile entre las selecciones más importantes del mundo. ¿Por qué?

Hoy no hay una selección para decir que es la mejor de todas y atrás, lejos, vienen las demás. No es así. La línea es muy fina. Chile tiene grandes jugadores. Aunque tengan una edad bastante importante, todavía siguen siendo muy influyentes Vidal, Isla, Medel, Aránguiz, Alexis Sánchez, Bravo... Todos de primer nivel. Chile es una selección competitiva. Va a jugar un amistoso con Francia y da la cara. Se cruza con cualquiera en el Mundial y ninguna selección a Chile le va a ganar fácil. Chile no pasa inadvertida en ninguna parte. También hay otras selecciones que crecieron mucho, como Perú, que va al Mundial de Rusia, pierde con Francia por un gol y vuelve a casa con una digna actuación.

Reinaldo Rueda no convoca a Marcelo Díaz y se inclina por otros jugadores, como Pulgar, por ejemplo. ¿Qué lectura hace de esa decisión?

Eso quiere decir que Chile también tiene recambio. Está en un camino que en algunas partes se parece al nuestro. Eso de Marcelo Díaz y Pulgar lo demuestra. Forma parte de lo que nosotros buscamos, de la renovación.

Pero en Chile se debate mucho por la ausencia de Marcelo Díaz.

También pasaba con Bravo y Bravo volvió. No sé si Marcelo Díaz volverá. Pero el que dice que Chile no es una selección competitiva está equivocado.

¿Qué le ve usted a Pulgar como para que Rueda apueste por él?

Lo que vengo viendo desde hace rato es que juega en la Fiorentina con bastante continuidad. Leí tambié que lo buscan de España, de Inglaterra. Por algo debe ser, ¿no? Le pega bien a la pelota. Tiene altura. Físicamente es fuerte. Pulgar es un jugador interesante, de presente y de futuro. Los técnicos estamos obligados a seguir a este tipo de jugadores, porque está jugando en una buena liga, es joven y tiene un cierto nivel. Pulgar es un jugador que puede darle mucho a Chile.

¿Y de Reinaldo Rueda qué dice?

Estuvimos hace dos años en un meeting del Mundial de Rusia. Ahí charlamos un poco, pero no mucho tiempo. Tiene experiencia y una buena selección. Está trabajando muy bien en la mezcla de jugadores jóvenes y experimentados. Eso quedó claro en el último amistoso que jugamos en Los Angeles. Nos metió en dificultades. Rueda la tiene clara. Le sobra sabiduría y le va a dar muchas cosas buenas a Chile”.

Comenta