Los penales sacan de carrera a Cristiano Ronaldo: Francia está en semifinales de la Euro y va por España

Cristiano Ronaldo, entre Upamecano y Koundé. FOTO: REUTERS

En un duelo tenso, el combinado galo avanzó a la ronda de los cuatro mejores de la Eurocopa tras superar en la tanda a Portugal. Igualaron sin goles en 120 minutos. CR7 se va eliminado en su último torneo continental, con 39 años.



Otro duelo de campeones definió a un semifinalista en la Euro 2024. En Hamburgo, Francia se metió entre los cuatro mejores del Viejo Continente luego de sacar del camino a Portugal en la lotería de los penales, luego de tensos 120 minutos con el marcador en cero. Planteado desde otra perspectiva, una más mediática, Kylian Mbappé “eliminó” a Cristiano Ronaldo.

España estaba mirando con atención este encuentro, porque de acá salía su próximo rival, luego de superar a Alemania en el tiempo extra. Lusos y galos llegaron al duelo de cuartos de final con una deuda: el gol. Los portugueses llevaban dos partidos sin convertir, ante Georgia y Eslovenia, y con CR7 con la pólvora mojada. Si bien lo había buscado por todos lados, el astro que juega en Arabia Saudita tenía el arco cerrado. Por el otro lado, los franceses llegaron con tres goles a favor: dos autogoles y uno de penal (de Mbappé a Polonia).

En esta reedición de la final de 2016, cuando Portugal consiguió su primera Eurocopa en Saint-Denis gracias al inolvidable gol de Eder en el alargue, Roberto Martínez y Didier Deschamps dispusieron de lo mejor que tenían en el plantel, aunque con los matices propios de cada elenco. Si los lusos lanzaron un ofensivo 4-3-3, con un Rafael Leao marcado como puntero izquierdo, los galos salieron con un rumbo en el medio, siendo Antoine Griezmann la punta del diamante, detrás de Kolo Muani y el enmascarado Mbappé.

El primer tiempo no cumplió con las expectativas. Más allá de los nombres propios, ambos cuadros basaron su propuesta en cerrarle los espacios al rival. Por lo mismo, ante cada aproximación en el campo contrario, el adversario se compactaba. La posesión se repartió y las ocasiones de gol se dieron ocasionalmente. En los 20′, un remate de Theo Hernández fue despejado por Diogo Costa. En el otro lado, un tiro libre de Bruno Fernandes se fue desviado en los 42′.

El complemento fue mucho más encendido, con opciones en ambas áreas. Si en los 60′ lo tuvo Bruno Fernandes, cuyo remate fue contenido por Maignan, entre los 66′ y los 70′ Francia tuvo un par de chances claras para abrir la cuenta, a través de Kolo Muani (en una acción muy similar a la de Qatar 2022 ante ‘Dibu’ Martínez) y Camavinga. El ingreso de Dembélé le dio más atrevimiento a Les Bleus, por el lado derecho del ataque.

Era como un partido de ajedrez. Un movimiento de un equipo era respondido por el adversario. Pero faltaba el revulsivo, alguno que remeciera el tablero e inclinara finalmente la balanza. El esfuerzo físico también se notaba. Las energías se hicieron escasas sobre el final, hasta que se acabó el tiempo regular y se fueron al alargue. Y como está mencionado en el inicio de la nota, la deuda de los goles no se saldaba.

Mientras tanto, los cracks no podían descollar. Cristiano estaba desesperado por tener alguna y hacer su gol. En los 93′ tuvo una opción y elevó. A su vez, Mbappé terminó saliendo para el segundo tiempo extra, reemplazado por Barcola. Como no hubo desequilibrio, llegaron los penales. Desde los 12 pasos, la eficacia estuvo del lado francés. Se impusieron 5-3. El fallo de Joao Félix, quien estrelló su remate en un palo, fue determinante. Acertaron Dembélé, Fofana, Koundé, Barcola y Theo Hernández.

Entonces, la Francia de Didier Deschamps enfrentará a la España de Luis De la Fuente el próximo martes, en Múnich, en la primera semifinal. Por el otro lado del cuadro se ubican los que jugarán este sábado (Inglaterra - Suiza y Países Bajos - Turquía). Mientras tanto, CR7, a los 39 años, se despide de un torneo continental sin convertir.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.