Luis Musrri: “Mi ida a la U fue un retroceso en lo profesional”

El ex volante repasó detalles de su carrera, la que hace algunos años lo llevó de retorno al equipo del que es hincha.




En conversación con El Deportivo de La Tercera, Luis Musrri (50), hoy entrenador de Independiente de Cauquenes, habló de todo. Su vuelta a la U como asistente técnico, la salida de Johnny Herrera del club y un repaso de sus anécdotas en el fútbol fueron parte del diálogo.

¿Cómo vive el encierro?

Preferimos con la familia quedarnos en casa para no tener los problemas que se pueden producir

¿Se le teme más al coronavirus o al descenso de la U?

La vimos mal, la vimos complicada. Por la contingencia zafamos de una situación complicada. Este año se armaron un poco mejor y no se veía complejo como el año pasado.

¿Lo vio como real el descender?

Era real, era complicado, más que por los rivales por el rendimiento de la U en ese momento. No era una mala rachita, se había mantenido por varios meses, tres técnicos. Por suerte pasó lo que pasó y este año se armó mucho mejor

¿Qué falló?

La falta de una política deportiva. Hace que vayas poniendo parches en el camino. Desde poco tiempo atrás, con la llegada de Serio con Rodrigo han adoptado un camino que se pueda mantener en el tiempo.

¿Se puede individualizar?

Me tocó estar unos meses en Azul Azul y creo que todo el mundo quería lo mejor para la U. Desde el presidente hasta el último. Fueron errores de decisiones deportivas que hizo que la U llegara a esa decisión.

¿Fueron expuestos cuando asumieron en la U?

No es que te expongan, a ti te preguntan si quieres ir. Y yo quería ir, aunque fuera incómodo ir de ayudante de Víctor Hugo. Pero era un amor muy fuerte como para dejarlo ir. Es como un técnico que después se queja por jugadores que no trajo él. Sabíamos las reglas.

¿Es mucho el riesgo para un ídolo?

Fue un retroceso en lo profesional mi ida a la U. Como entrenador había tenido buenas campañas. En casi todos los equipos he tenido rendimientos de 50%, viéndolo después, para mí no era el momento. Las ganas y el deseo era muy grande y eso le debe pasar a todos los históricos. Uno va por el amor a la camiseta y no piensa en lo que viene para adelante, uno comete ese error. Nos pasó eso a nosotros.

¿Ganó o perdió?

En lo humano fue maravilloso. El cariño de la gente, desde el gerente al guardia, fue maravilloso. En lo profesional, como entrenador, creo que para mí no fue bueno. Después asumí las cadetes, estuve seis meses sin dirigir, se fueron los españoles que me dejaron, llegó Ronald con Miguel y no vi ninguna proyección, por eso decidí irme.

¿Lo haría de nuevo?

Sí, sin duda. Es que es mucho el cariño. Es una frase hecha: uno se puede cambiar de muchas cosas, de país, de auto, pero el color de camiseta nunca pasa.

¿Cómo fue su experiencia jugando en China?

Anduve con un traductor para todos lados, incluso al borde la cancha en los entrenamientos. Fui a un club súper ordenado.

¿Qué le parece la salida de Herrera de la U?

Es el último gran ídolo de la U. Yo tenía miedo de que siguiera jugando y me rompiera el récord. Pienso que todo tiene un término. Pero el problema es que siento que Johnny tenía para jugar más. No sé cuál habrá sido la real razón, siento que el manejo pudo haber sido de otra manera, pero el club tiene el derecho para hacer lo que crea correcto para sus intereses.

Comenta