Maradona en pantalla: El astro en la ficción y en el documental

El documental Diego Maradona (2019) de Asif Kapadia, el mismo director de Senna (sobre el piloto brasileño), sigue siendo la mejor película sobre la estrella del balompié. Foto: Allocine.

El futbolista fue objeto de varias películas en los últimos 20 años y probablemente la mejor del grupo sea Diego Maradona, la cinta de Asif Kapadia que se centra en su época napolitana. Emir Kusturica hizo un filme famoso y hagiográfico sobre él hace más de una década, pero hacia el futuro la cancha luce mejor: Amazon prepara una serie y el director italiano Paolo Sorrentino llamará a su nueva película La Mano de Dios.




Si se hace un rápido repaso a las películas que se han realizado a partir de la figura del futbolista argentino Diego Armando Maradona se encuentran como mínimo ocho producciones, entre documentales y ficción. Es más, actualmente hay una serie en curso de la cadena Amazon Prime protagonizada por Juan Palomino en rol de Maradona y que cuenta entre sus actores con Leonardo Sbaraglia como el representante Guillermo Coppola y con Darío Grandinetti en el rol del entrenador César Luis Menotti. Se llamará Maradona, sueño bendito.

A continuación presentamos algunos de los documentales más recordados sobre el fallecido astro del fútbol.

Maradona by Kusturica (2008), de Emir Kusturica. Como casi todas las cintas de no ficción sobre el ex 10 de la Selección Argentina, este documental del realizador serbio-bosnio Emir Kusturica está hecho desde la reverencia y la admiración absolutas. Cuando se estrenó en el Festival de Cannes 2008, con el propio Diego Armando Maradona en la conferencia de prensa, el encuentro cinematográfico dejó por un día de ser un reducto artístico y se transformó en una iglesia de adoración y búsqueda de autógrafos.

El director de Underground exhibe el peregrinar deportivo de Maradona y le da un gran espacio a sus relaciones con personajes de la política latinoamericana, entre ellos Hugo Chávez y Evo Morales. También aparece la llamada Iglesia Maradoniana, es decir su séquito de fanáticos agrupados casi institucionalmente.

Maradona por Kusturica (2008), de Emir Kusturica, muestra al ídolo en su faceta doméstica, pero también en sus relaciones con políticos.

Diego Maradona (2019), de Asif Kapadia. Esta película también se estrenó en el Festival de Cannes, casi diez años después que la de Kusturica, pero ya no hubo tanto impacto mediático. Entre otras razones se debió a que el propio Maradona no asistió a la premiere y a que el realizador inglés Asif Kapadia no es tan famoso como su par eslavo Emir Kusturica.

Sin embargo, Diego Maradona es un documental bastante superior al del 2008, menos hagiográfico y más terrenal, con un centro dramático que se centra en sus años de gloria como líder e ídolo del Napoli, el club de fútbol italiano que bajo su mando renació de las cenizas. Hay más de 500 horas de material grabado inédito proporcionado por la propia familia de Maradona a Asif Kapadia, un realizador que ya había probado sus credenciales con los magníficos retratos de Ayrton Senna y Amy Winehouse en sus cintas Senna (2010) y Amy (2015 respectivamente. Sigue siendo la mejor película sobre el “pibe de oro”.

Diego Maradona (2019) de Asif Kapadia fue producido por HBO y se estrenó en Direct TV.

Amando a Maradona (2005), de Javier Vázquez. Producción argentina donde el principal entrevistado es el propio ídolo deportivo hablando desde Cuba, en los años en que vivió en la isla y se sometió a tratamientos antidroga. No es una gran película, pero cumple con el deber de satisfacer las necesidades básicas de los seguidores del fútbol y además recopila una serie de testimonios en todo el mundo.

Maradonapoli (2007), de Alessio Maria Federici. Documental italiano de medios e intenciones modestas que busca expresar el fenómeno de Maradona en la ciudad de Nápoles, donde tal vez su popularidad sea similar a la que ostenta en Argentina. El filme cuenta con muchas voces que vienen desde la hinchada y los habitantes de la ciudad puerto, los que depositaron sus sueños de campeonato en el jugador argentino.

Maradona, la mano de Dios (2007), de Marco Risi. Filme biógrafo ítalo-argentino que recrea la vida del deportista desde sus inicios en las barriadas de Villa Fiorito hasta su llegada al Napoli Fútbol Club. Maradona es interpretado por el italiano Marco Leonardi y su esposa Claudia Villafañe, con la que mantuvo una tempestuosa relación, es encarnada por la argentina Julieta Díaz. En el rol de su representante Guillermo Coppola está el actor trasandino Juan Leyrado. Es una cinta modesta, pero es un esfuerzo a considerar dentro de los retratos cinematográficos del mediocampista.

Mención aparte merece la referencia que el realizador italiano Paolo Sorrentino (La grande bellezza), napolitano y confeso admirador de Maradona, le dedicó a su ídolo en la cinta La juventud (2015), con Michael Caine y Harvey Keitel: literalmente las mejores escenas del filme son cuando un obeso Diego Armando Maradona (a cargo del actor argentino Roly Serrano) se baña en la piscina temperada del spa suizo dónde transcurre la historia. Nunca se le ve el rostro, pero sí se observan sus tatuajes y se escucha su respiración cansina.

No es de extrañar entonces que la cinta que actualmente se dispone a filmar Paolo Sorrentino se llame La mano de Dios, aludiendo a la famosa frase con que el futbolista se refirió al gol que hizo para Argentina en su triunfo contra Inglaterra en el Mundial de 1986. La anécdota es al siguiente y habla del carácter divino que muchos le otorgan al fallecido crack: Sorrentino se salvó de la muerte cuando un fin de semana fue a ver el Napoli de Maradona sin sospechar que a la misma hora su casa se incendiaba con sus padres adentro.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.