Marcelo Ríos solicita jugar un torneo profesional en enero

Marcelo Ríos, entrenando este martes en el Club Providencia. Foto: Patricio Fuentes

El tenista chileno anuncia a La Tercera que ha pedido un wild card para disputar el Challenger de Columbus. Sería su vuelta a las pistas con 43 años, casi 15 después de su retiro. Quiere ser el más viejo en ganar un certamen del circuito.


Marcelo Ríos intenta volver al tenis profesional. En una entrevista que publica este miércoles La Tercera, y del que aquí se adjunta un adelanto, el ex número uno del mundo anuncia su idea de jugar un challenger en Ohio (Estados Unidos) a partir del próximo 7 de enero. Ya ha pedido una invitación. Casi 15 años después de su retiro, el Chino, que tendrá entonces 43 años, retorna las pistas. Parecía que solo iba a jugar un exhibición el viernes ante Lapentti, pero se ve tan en forma que quiere más.

“Mi idea es volver a jugar un challenger en Estados Unidos, el 7 de enero”, anuncia Ríos de repente. “Jugar un torneo en Ohio. Un challenger y poder ganarlo y llegar a hacer historia de nuevo y tratar de ser el jugador más viejo en ganar un torneo profesional. No es para volver, pero me bajó esto, porque me sentía bien, tenía el apoyo de mi señora, que me había dicho que jugara con los veteranos, pero le dije: “qué lata, no es lo mío”. Le encontré sentido, estoy cerca, me sentía bien. Entrené estos 10, 20 días, y con eso me siento bastante bien como para jugar ya”.

Y añade: “Es una locura que se me ocurrió. Obviamente la he pensado bien y con moderación. Por eso un challenger de 50. Tampoco me voy a meter a jugar un ATP, porque sé que no estoy para eso. Es solo para sentirme todavía vivo. A los 43 años (los cumple el 26 de diciembre), yo sé que no es lo mismo. Con pendejos de 20 se nota la diferencia. Lógicamente los tipos son fuertes y físicamente más capacitados, pero me siento capaz de hacer algo”.

“Si no me hubiera sentido bien ni hubiera bajado de peso, no hubiera tomado la decisión. De aquí al 7 me puedo lesionar, porque entreno harto, pero me gustaría hacerlo, que me dieran el wild card, intentarlo. Sería para hacer historia. Imagínate: ganar un challenger a los 43 años es bonito, sea en lo que sea. Me siento capacitado para jugarlo y ganarlo. Si no me sintiera jugando bien, no lo haría. No lo necesito, es más lo que pierdo que lo que gano. Pero estoy capacitado”, cierra el mejor tenista chileno de la historia en este extracto de entrevista que publica La Tercera.

Seguir leyendo