Más de 800 corredores se dieron cita en la Octava Maravilla del Mundo

Cientos de corredores en Torres del Paine. Foto: Javier Navarro/ Negraproducciones

En un día soleado, perfecto para la actividad física al aire libre, la “carrera más linda del mundo” completó su primera versión. Los corredores disfrutaron una ruta marcada por el viento y los hermosos paisajes del macizo magallánico. El Patagonian World Marathon mostró la mejor cara de Las Torres del Paine.


Había expectativa por correr en uno de los lugares más hermosos del mundo. En el ambiente se sentía las ganas de enfrentar una de las competiciones más apetecidas del último año. Las Torres del Paine le abrían las puertas a más de 800 corredores que disfrutaron de una soleada mañana para completar las 4 distancias (10, 21, 42 y 50 K) de la primera versión del Patagonian World Marathon.

Muy temprano, los más arriesgados llegaron al punto de partida de la distancia mayor, emplazado en el mirador Gunther Püschow. “El viento a veces te movía más de la cuenta, pero estábamos disfrutando con lo hermoso de este lugar. Las Torres del Paine sin viento no son Las Torres, así que se daba por descontado que lo haríamos bajo estas condiciones un poco adversas. Por suerte estaba despejado, lo que hizo de esto una completa fiesta para todos los deportistas”, comentó José Manuel Alvarado, ex PF de la Roja Sub 17, quien cronometró 5 horas y 6 minutos para los 50 K.

El ganador de la máxima categoría fue el nacional Oscar Zahri, con un tiempo de 4 horas y 8 minutos. “Venía a competir, pero no estaba pensando en el primer lugar. Fue una prueba muy linda, de la que tenemos que estar orgullosos. Afortunadamente la carrera se abrió y pude quedarme con el triunfo”, dijo el atleta.

Otros ilustres como el periodista Gustavo Huerta, y las maratonistas Daniela Navarrete y Gabriela Dallagnol, quienes también completaron sus rutas sin contratiempos. “Esto fue Increíble. Correr con esta vista maravillosa no tiene precio. Fue una de las primeras carreras después de la pandemia y eso fue muy emocionante. Muy bonito. El viento jugó en contra, pero el resto fue mágico”, contó Dallagnol.

Balance positivo

The Massif, empresa magallánica organizadora del evento, celebra el evento. “Se han cumplido todas las expectativas que nos propusimos desde el inicio. Primero, porque tuvimos un hermoso día para la actividad física y luego porque el nivel de los participantes estuvo muy bueno”, comentó el director de la prueba, Sebastián Arancibia.

En tanto, Olegario Trujillo, medico de urgencia y encargado del equipo Red Salud Magallanes, hizo un balance positivo. “Si bien no hubo mayores incidentes, registramos algunos problemas de deshidratación. Pero lo más relevante fue acompañar a la última corredora hasta llegar a la meta. Fueron casi siete horas y 30 minutos. Ella simboliza el espíritu y Red Salud está feliz de apoyar y hacernos visibles a la comunidad”, dijo el facultativo.

Los 96 podios de premiaciones, que fueron pensados para abarcar la gran variedad de competidores que llegaron al Río Serrano, fueron el fin la jornada. “Ojalá podamos seguir mucho tiempo con esta linda maratón patagónica. Correr en este patrimonio geográfico es un privilegio, del que debemos estar todos muy orgullosos”, concluyó Arancibia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.