Nelson Rebolledo, en la previa del Copiapó-Huachipato: “Nosotros esperábamos que nos pudieran subir por secretaría”

Rebolledo (a la derecha), durante un duelo ante Deportes Santa Cruz. FOTO: Agencia Uno.

Rebolledo (a la derecha), durante un duelo ante Deportes Santa Cruz. FOTO: Agencia Uno.

El defensor del León de Atacama relata los complicados meses que vivió su escuadra mientras aguardaba por la resolución del caso de Deportes Melipilla. No esconde su molestia por la demora del proceso, que a su juicio pudo solucionarse con un ascenso directo, aunque ahora solo piensa en los duelos ante los acereros.


Nelson Rebolledo (36 años) no lo ha pasado bien estas últimas semanas. Su equipo, Deportes Copiapó, debió esperar la resolución del Tribunal de Disciplina de la ANFP, por las denuncias contra Deportes Melipilla, que, un principio, había sido expulsado del profesionalismo. Finalmente, el ente a cargo del fútbol chileno decidió restarle puntos a los Potros, enviándolos así a la Primera B, y el León de Atacama, tras un proceso que se extendió por varias semanas, enfrentará este sábado (18.00 horas) a Huachipato por un cupo en la Primera División del fútbol chileno.

El defensor detalla a El Deportivo las complicaciones que sufrió su escuadra mientras se resolvía el caso del cuadro metropolitano. También habla sobre las molestias que generó la suspensión de la liguilla, lo que incluso generó la renuncia del entrenador Erwin Durán, y de la ilusión de ascender por secretaría, lo que finalmente no ocurrió. Eso sí, asegura que ya dieron vuelta la página y solo piensan en vencer a los acereros para subir a la categoría de honor.

¿Cómo está el ánimo en un camarín que se ha visto golpeado desde que se suspendió la promoción?

El ánimo está bien. Estuvimos muchas semanas preguntándonos día a día qué iba a suceder y por qué nos pasaba esto por un problema de un equipo de Primera División. Pero ya estamos mentalizados y enfocados. Ya estudiamos al rival y hemos entrenado para eso. Estamos con muchas ganas de poder jugar este partido y quedar en la historia de este club.

Estuvieron poco más de un mes en medio de la incertidumbre...

Fue muy incómodo. Hablé con algunos compañeros, que no se podían ir de vacaciones. Los extranjeros no sabían si podían viajar. Con el tema de los arriendos y los departamentos... Gracias a Dios el club y el presidente se portaron súper bien con respecto a eso. Así lo pudimos llevar. Algunos nos fuimos a vivir con algunos compañeros. Yo hablé con el presidente de la ANFP, se comentaba que podíamos subir por secretaría, pero también me dijo era que lo más probable era que se jugaran esos dos partidos y así fue. Ya el presidente nos hizo saber todo lo que se dijo en el directorio, pero igual da un poco de rabia, porque esto ya se sabía. Curicó, sin saber el fallo, ya había salido de vacaciones y Huachipato se puso a entrenar el 20 de diciembre. Y nosotros no podíamos hacer nada. No sabíamos qué iba a pasar. Entrenamos, porque nos ganamos el derecho. Esto es un premio para Curicó y Huachipato. Nosotros nos vimos afectados, pero ya estamos enfocados netamente en los partidos que vienen.

¿No tuvieron vacaciones?

Uno no se podía planificar. Yo tenía vuelo para Copiapó y lo tuve que perder porque nos dieron más días libres después. Disfrutar como dice la palabra vacaciones no fue. Uno estaba en familia, pero con la cabeza puesta en lo que podía pasar con la resolución de Melipilla.

¿Se sintieron perjudicados?

Sí. Nosotros no tenemos nada que ver con el tema reglamentario con equipos de Primera. Se dio a entender que los equipos esperan hasta fin de año para presentar una denuncia y salvarse. Esto lo hizo la Universidad de Chile, que se salvó en cancha. Después se agarró de esto Huachipato. El técnico de Huachipato dijo que para ellos también fue incómodo y yo no sé si es tan incómodo tener una segunda posibilidad de poder mantenerse en Primera. No sé dónde está lo incómodo. Hay cosas que molestan, pero esto es fútbol y hay que darle. Esto va a ser una guerra entre comillas, pero sabemos que los culpables no son sus jugadores, sí su cabeza.

¿Cómo creyó el plantel que debió solucionarse esto?

Nosotros esperábamos que nos pudieran subir por secretaría. Los equipos de Primera tienen que quedar con una cierta cantidad y pudo quedar uno más. Eran más fechas para el torneo y más partidos para TNT Sports, pero la torta se quiso dividir en 16 y no 17. Estuve en Santiago Wanderers cuando subió a Primera y, por lo que yo me enteré, si los equipos de Primera ganaban una cierta cantidad, a Wanderers se le dio un poco menos por estar ahí. Y así las cosas. Todo esto es plata y nosotros no podemos decir nada. Tratamos de hablar con la gente del Sifup. Gamadiel García nos dijo que teníamos que seguir entrenando, porque seguíamos con contrato, pero la gente que nos arrendaba los departamentos no sabe todo lo que conlleva el fútbol. Muchos compañeros tuvieron que irse.

¿Los desmotivó la suspensión? ¿Los debilitó como equipo?

El equipo en sí estaba más pendiente de lo que pasaba por secretaría que de entrenar. No lo niego. Luego nos dan la noticia que teníamos que esperar. Después lamentablemente el técnico se fue... Se puso ahora a un director técnico interino, que trabaja muy bien. Era lo que necesitábamos, ahora estamos motivados. Hubo un tiempo en el que no sabíamos qué iba a pasar y preguntábamos todos los días. Estuvimos bajoneados, pero desde que nos dijeron que era Huachipato nos mentalizamos. Nosotros vamos a hacer todo lo posible para que Copiapó esté en Primera, porque se lo merece.

Hubo jugadores que dejaron el club...

Dos compañeros finiquitaron por decisión de ellos y de la dirigencia. El único que se fue fue el técnico. Por la gestión del presidente, que habló con otros equipos para extender los préstamos, se extendió para cuando terminen los partidos contra Huachipato.

¿Los afectó en cuanto a las posibilidades de emigrar?

Muchos compañeros se vieron perjudicados, y es mi caso, por las ofertas que llegaron. Equipos que pensaron en el 2022, mientras nosotros seguimos en el 2021. A muchos compañeros se les cayeron ofertas. Hay clubes que aún están esperando y puede que mañana ya no los esperen y les quede solo Copiapó. Y si es que Copiapó quiere que sigan. En vez de ser un premio, para muchos ha sido muy difícil tirar atrás alguna oferta o continuar acá.

¿Cómo se tomó el plantel la salida de Erwin Durán? Él manifestó que era “imposible planificar con seriedad”...

En lo personal, lo tomé como algo sorpresivo. No lo esperaba. Pensé que iba a terminar con nosotros. Él nos hizo entender que era por algo personal, porque no podía planificar este próximo año, que no podía contratar a nadie. Estaban todos haciendo pretemporada y nosotros todavía en el 2021... Él vio todo eso y lo consideró como negativo para su trabajo. Yo no creo que su decisión estuvo mal, pero, para mí, el hecho que el técnico no termine su gestión de todo el torneo, es raro. Pero cualquier cosa puede pasar en el fútbol.

¿Es una complicación extra el hecho de quedarse sin DT antes de la promoción?

Ya no. Se dio vuelta la página. Necesitábamos que llegara un técnico y, cuando ratificaron al profesor Sánchez, nos mentalizamos que él era nuestro técnico y estamos bajo las órdenes de él. Gracias a Dios él sabe manejar bien el grupo. Eso ha sido un plus para nosotros. Hemos entrenado de forma alegre y diferente. Yo sé que este sábado vamos a demostrarlo.

¿El plantel se ha sentido bien con el nuevo cuerpo técnico?

Sí, nos hemos sentido bien. Lo conocemos hace tiempo. Él lleva años trabajando en el club. Cuando los jugadores no estaban citados, se quedaban entrenando con él. Ya sabemos la calidad de persona que es y nosotros vamos a dejar todo en cancha para que él sea nuestro técnico, si no es ahora, después.

Finalmente, Huachipato será su rival.

Será un rival difícil. Yo jugué en Huachipato hace años atrás. Hemos visto muchos videos. Sabemos la forma en la que juegan. Tienen muy buenos jugadores, de calidad y de selección. Pero nosotros también tenemos nuestras armas. Nosotros, bien concentrados los 180 minutos que dura toda esta llave, podemos hacer historia en este club.

¿Están bien preparados? Pese a todo lo que les ha sucedido recientemente...

Si me hubieses preguntado esto hace dos semanas, te hubiese dicho que nuestra cabeza no está para estos partidos, pero ya estamos entrenando y sabemos lo que queremos. Vamos por el objetivo y estamos netamente concentrados en estos partidos. Estamos bien para enfrentarlo.

¿Cree que subirán a Primera?

Sí, vamos a subir.

En caso de que así sea, tendrán poco descanso. El Torneo Nacional arranca la primera semana de febrero...

Da lo mismo. Nosotros peleamos todo el año para poder estar en Primera. Nuestro primer objetivo era ser campeón, lamentablemente no nos alcanzó, pero tenemos esta segunda posibilidad que es la promoción y la ganamos en cancha. Vamos a pelear por esta opción que nos queda. Es el sueño de muchos compañeros que no han podido estar en Primera.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.