Nicolás Stefanelli, goleador de La Calera: “Extrañaba las patadas de los defensas”

Nicolás Stefanelli durante una práctica de La Calera.

Al nacido en Quilmes se le escucha tranquilo, confiado. El goleador de un elenco que lucha en lo más alto del Torneo Nacional junto a la UC. Desde su casa, tras una siesta, comenta el retorno.




Nicolás Stefanelli (25) acaba de terminar su siesta tras una jornada de entrenamiento en La Calera, club que hoy comparte el liderato con la UC. “Se siente más cansancio, es increíble. Después de cinco meses el parate se hace notar. Pero es el cansancio que me gusta”, dice el delantero que anotó en la victoria ante Curicó y que ya piensa en Cobresal, el rival de este viernes.

¿Extrañaba el fútbol?

Sí, se extrañaba mucho. Que te peguen patadas los defensores se extrañaba.

¿Le sorprendió el retorno de La Calera?

No. Somos un buen equipo. Tenemos grandes jugadores. Y estamos trabajando para tener el nivel que mostramos antes de la para.

¿Falta físicamente aún?

No, me sentí bien. Tuvimos la suerte de jugar dos amistosos previos. Ahí nos sacamos los miedos de los roces. Me ahogué como casi todos al principio, pero después pasó. Los GPS no mienten.

¿Corrió más que antes?

Corrí casi lo mismo. Había que tener en cuenta que la cancha estaba súper blanda. También estaba el nerviosismo de volver a jugar, contra un rival directo.

La Calera empezó a entrenar antes. ¿Es una ventaja?

No, no lo creo. No lo veo como una ventaja. Ahora con el correr de los partidos se podrá ver si fue así. Pero creo que cuando un equipo entrena un mes, o un mes y medio, ya está adaptado para la competencia. Y todos tuvieron ese tiempo.

¿Hay miedo a lesionarse?

Sí, si miramos la Bundelisga hubo muchas lesiones. Existe miedo a lesionarse, pero sabemos también que hicimos una gran pretemporada. Sabemos que las lesiones irán apareciendo, pero ojalá lo menos grave posible.

¿Y temor a contagiarse?

También hay un poco de miedo al Covid. Fui papá hace 20 días y uno se complica más por el hijo. Pero estamos tomando las medidas para evitar contagios.

¿Fue difícil cumplir el protocolo?

Es difícil. Pero uno tiene que adaptarse porque la situación es complicada. Es raro salir con mascarillas a la cancha.

Metió un gol. ¿No pensó abrazar a sus compañeros?

En el gol salí corriendo y empecé a tirar el bracito para hacerlo chocar. Es extraño no poder celebrar un gol, pero se entiende.

¿La Calera dejó de ser sorpresa?

Sí, yo creo que como institución Calera creció mucho. El complejo para entrenar es espectacular, la dirigencia se porta un siete. Ya dejamos de ser sorpresa.

¿Presión por ser líder?

No, nada. Sabemos que si ganamos a Cobresal presionaremos a la UC. Y ellos tienen partidos de Copa, se les cargará el calendario.

Holan, hoy UC, lo dirigió en Defensa y Justicia...

Debuté en primera gracias a Ariel. Fue una experiencia hermosa. Es un técnico que le gusta ser protagonista. Muy buenos recuerdos.

Fue campeón en el AIK de Suecia en 2018. ¿Qué tal esa etapa?

Fue lindo, hermoso. Un país súper ordenado. Salí campeón y hasta me tomé un café con la embajadora argentina. Pude jugar fase previa de Champions y Europa League. Conocí Irlanda, Dubai, entre otros países. Una gran experiencia.

¿Por qué viene a La Calera entonces?

Jugué harto el primer año y el segundo no tuve la regularidad que esperaba. Preferí venirme para jugar.

Comenta