Paredes no pasó de los gritos

FOTO: SEBASTIÁN ORIA/AGENCIAUNO

El delantero de 40 años ingresó para buscar el triunfo y su 17° gol en Superclásicos, y así transformarse en el máximo artillero del duelo. Sin embargo, apenas tocó la pelota.


Seguramente, el de ayer fue el último Superclásico de Esteban Paredes como futbolista profesional. El delantero de 40 años ingresó a los 78′, en reemplazo de Iván Morales, con la misión de romper el cero a cero que a esa hora reinaba en la calurosa tarde de Pedreros.

Sin embargo, el Tanque apenas tocó la pelota. Aunque corrió e intentó impedir la salida limpia de la defensa de Universidad de Chile, no fue el agente ofensivo ni el factor de años anteriores, cuya sola presencia inspiraba temor en la zaga estudiantil.

El goleador histórico de la Primera División también buscaba acrecentar su leyenda. Si le convertía nuevamente a los azules, superaría a Carlos Campos como el máximo artillero en la historia de los Superclásico con 17 tantos, pero se quedó con las ganas.

Quizás si Gabriel Costa hubiese centrado en vez de haber rematado al arco de Fernando de Paul la historia habría sido distinta y favorable al ariete formado en Santiago Morning. No obstante, el uruguayo nacionalizado peruano desvió su disparo. La reprimenda se escuchó en todo Chile, porque Paredes le recriminó con gritos y con las manos al ex Sporting Cristal el no haber sido más generoso en esa jugada.

Y así como el Tanque no se fue conforme, tampoco lo hicieron el técnico Gustavo Quinteros y el defensa charrúa Maximiliano Falcón, aunque sí valoraron sumar un punto y estirar a 20 años la paternidad sobre la U.

No fue un partido muy bien jugado. No hubo situaciones elaboradas. Jugamos demasiado directos los dos equipos. Tuvimos alguna posibilidad en el segundo tiempo. Si hubiésemos estado tranquilos en el último pase habríamos podido convertir. Ellos también llegaron con algunas situaciones no muy claras. Creo que es justo el resultado. En el segundo tiempo intentamos un poco más, pero no generamos demasiado”, dijo el DT.

“Si el próximo partido lo ganamos, este punto va a servir de mucho. Nosotros tenemos que sumar, tenemos que prepararnos y recuperar a los jugadores para los partidos con los rivales directos, donde tenemos que intentar sumar de a tres, porque eso nos pondría en un lugar expectante para poder salir de los últimos lugares”, cerró.

Falcón siguió la línea: “No ganamos, pero pudimos sacar un punto. Siento que vamos creciendo no solo en lo futbolístico, sino también en lo anímico. Hay que sumar de a tres urgente”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.