Preguntas y respuestas del apagón: las aristas del partido suspendido entre Curicó y la UC

El duelo entre los albirrojos y cruzados debió abortarse cuando se jugaba el minuto 50' y el juez Nicolás Gamboa esperaba el pronunciamiento del VAR en relación a un presunto penal contra Gastón Lezcano. Las dudas recién empiezan a despejarse.




Se jugaba el minuto 50 del duelo entre Curicó Unido y Universidad Católica. El equipo de la Séptima Región sorprendía al líder del Campeonato. Se imponía por 2-0, con goles de Pablo Parra y Facundo Castro. Los cruzados se aprestaban a descontar. El juez Nicolás Gamboa esperaba las imágenes de VAR para certificar un posible penal en contra de Gastón Lezcano. No lo pudo hacer. El estadio La Granja quedó en penumbras. Había colapsado el sistema eléctrico. El juego nunca se pudo reanudar y ahora quedan abiertas varias interrogantes:

¿Qué pasó?

A poco tiempo del abrupto término del compromiso, el segundo comandante de Bomberos de Curicó, Evaristo Rojas, enunció una respuesta. “Aparentemente, hubo un recalentamiento en la sala eléctrica que tiene el estadio, el cual provocó el fuego en estos bancos de baterías. Está demasiado contaminado, con humo y con los polvos que nosotros utilizamos para extinguir el fuego. En estos momentos, lo que estamos haciendo es ventilar el lugar, iluminar para poder determinar hasta donde llegó el daño eléctrico en la sala. Vamos recién a empezar a ver qué pasó, por donde partió. Después de eso se ve qué pasó. No nos podemos hacer responsables de que se energice nuevamente el estadio, porque no sabemos hasta donde llegó el daño”, explicó el voluntario. Ya estaba suficientemente claro que la situación no tendría una solución pronta. De hecho, tardará bastante tiempo en llegar.

¿Dónde está la falla?

El gran problema que se produjo en el recinto de la Séptima Región es que el incendio afectó al sistema de generadores. En el estadio La Granja, la iluminación opera sin conexión a la red eléctrica. Por ende, no había posibilidad de apelar a un sistema alternativo. “El estadio tiene un sistema de generadores. Lo que se quemó fue la fuente de distribución. El generador da para levantar el funcionamiento del estadio completo. En el entretiempo empezamos a sentir olor a quemado. Salía humo de la parte inferior del codo norte, que es donde está el tablero de control eléctrico, que estaba siendo alimentado por el generador. Se empezó a combatir el incendio, que parte en el gabinete donde están las baterías del sistema. Las baterías alimentan el sistema desde el generador. Eso colapsó”, explica el alcalde curicano Javier Parra.

La autoridad comunal, que tiene a su cargo la administración del recinto deportivo, explica que el gobierno regional tiene en sus manos un proyecto para el mejoramiento de varios aspectos del estadio, que aún no recibe los recursos. “El estadio de Curicó se construyó en 2010, la mitad. Después, un cuarto más, que es Andes. Todo lo que hay que encender descansa en el sistema eléctrico que se construyó en 2010. Presentamos un proyecto, justamente, para terminar los codos y hacer el mejoramiento del sistema eléctrico del estadio para evitar estos problemas. Lleva un año aprobado y hasta hoy el gobierno regional no ha querido ponerle los recursos. Eso es bueno decirlo, porque hay que delimitar responsabilidades. Nosotros hacemos las mantenciones, pero el sistema está saturado. Con los años, va deteriorándose y genera situaciones que no son habituales”, plantea el edil.

¿Cuándo se jugará lo que queda?

Es la gran interrogante. “Como es de público conocimiento, el partido de anoche, entre Curicó Unido y Universidad Católica tuvo que ser suspendido por una falla grave del sistema eléctrico del estadio. Ahora lo que ocurre es que, de acuerdo al reglamento de la ANFP, en su artículo 103, en circunstancias de que el árbitro suspendió el partido por existir falta de visibilidad, lo que ocurre ahora es que, de acuerdo al artículo 104, el directorio, dentro de las 48 horas siguientes al partido que se jugó, en parte anoche, debe determinar si debe jugarse o no lo que faltaba para completar el tiempo reglamentario o si da término al partido. Con esa información, que nos entregará a la gerencia de Ligas Profesionales el directorio de la ANFP, nosotros generaremos la reprogramación e informaremos oportunamente", responde Rodrigo Robles, gerente de Ligas de la ANFP.

La primera intención era jugar este viernes. Sin embargo, no había autorización de parte de Estadio Seguro. La razón radica en el aniversario del estallido social, que concitaría la atención de Carabineros. “Se hacía complicado retomarlo hoy. No había autorización de Estadio Seguro.. Las policías están acuarteladas para resguardar el tema social por el 18 de octubre. No era factible hacer algo hasta el domingo. La próxima semana se viene la nueva fecha”, dice Freddy Palma, presidente de Curicó Unido.

Hay varias materias que deberán resolverse antes. En principio, los ajustes en el calendario, pues la reprogramación deberá considerar la apretada agenda cruzada. Los estudiantiles deben recibir a Internacional de Porto Alegre, el jueves 22, por la Copa Libertadores. Y para el martes 27 tienen calendarizado el choque ante Palestino. “Anoche hablé con (Juan) Tagle (presidente de Cruzados) para ponernos de acuerdo y buscar la fecha más propicia para terminarlo”, añade Palma. El entendimiento, cuando se produzca, debe ser ratificado por la ANFP.

¿A qué hora se jugará?

Otro tema importante por definir es el horario. El alcalde Parra explica que el sistema de iluminación de La Granja quedará inhabilitado por los próximos 45 días, lo que impediría que la reanudación se produzca en los mismos términos en los que se estaba disputando el encuentro. “Habrá que cambiar todo el sistema. Se ve muy difícil que en los próximos 45 días se pueda jugar de noche. Vamos a hacer un bypass a los empalmes para conectarse al sistema eléctrico. Contra Palestino se podría jugar, pero de día. Sin uso de la iluminación del estadio. La reprogramación del partido de la UC también se tendría que jugar de día", sostiene la autoridad comunal.

¿Quiénes podrán jugar?

Es otra materia que debe aclararse. Originalmente, lo que debería suceder es que el encuentro se reanude utilizando a los jugadores que estaban siendo parte de él, pero ¿qué pasaría si se lesiona alguno en el tiempo que pase entre la suspensión y la reanudación del compromiso?. “Entiendo que se pueden realizar modificaciones si es por un motivo de fuerza mayor, como que se lesione un jugador. Eso escuché anoche. Fue un tema de conversación con el cuerpo técnico. Lo único que no cambia es el minuto de juego. Tengo la duda respecto de la evaluación del VAR en el penal de la UC”, declara Palma.

Las dudas también son al revés. ¿Qué pasa si Luciano Aued ya está recuperado para cuando se reanude el partido? ¿Podrá ser considerado por Holan? Esta también es una situación que deberá resolver el directorio del fútbol criollo. Las condiciones en que se volverá a jugar atañen al directorio de la ANFP, que deberá resolverlas e informarlas previamente. “No es una materia que le corresponda al Tribunal. En su momento, el directorio es el que tiene que autorizar a que, si existen razones de fuerza mayor, pueda actuar otro jugador”, explica Exequiel Segall, presidente del Tribunal de Disciplina. La conformación de las planillas también debe ser resuelta e informada por la mesa que preside Pablo Milad.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.