Unión regala la cima en un partido caliente en Coquimbo

Los hispanos se pusieron en ventaja en los descuentos, pero el local igualó el partido en el octavo minuto de adición. Con el empate, los rojos alcanzan a La Calera en la punta, pero desperdician una gran oportunidad de quedar como exclusivos líderes. Hubo mucha polémica, expulsados y un penal no cobrado por Julio Bascuñán a favor del local.




COQUIMBO U. 1 - 1 U. ESPAÑOLA

Coquimbo U.: Cano; González, Pereyra, Osorio; Espinoza (80′, Villagrán), Manríquez, Aravena (70′, Vergara), Ábrigo, Salas; Farfán (45′+1′, Salas), Vallejos (70′, Pinilla). DT: J. J. Ribera.

U. Española: Sánchez; González, Cummings, T. Galdames, Pavez Muñoz; Sandoval, Méndez, Dávila; Carlos Palacios, Cristian Palacios, Caballero (71′, Mejía). DT. R. Fuentes.

Goles: 0-1, 90′+3′, Carlos Palacios (UE); 1-1, 90′+8′, Villagrán (CU).

Árbitro: J. Bascuñán. Amonestó a Aravena, Osorio y González (CU); Méndez y Cummings (UE). A los 90′+8′, expulsó de forma directa a Ábrigo (CU).

Estadio: Francisco Sánchez Rumoroso. Sin público.

En un polémico partido que tuvo un espectacular final, Unión Española igualó 1-1 ante Coquimbo Unido en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso. Los rojos dejaron escapar una gran oportunidad de quedar como líderes exclusivos del Torneo Nacional y solo pudieron alcanzar a Unión La Calera, con 36 puntos, en la cima de la tabla.

Las primeras aproximaciones fueron del local. De hecho, a los 8′, Mario Sandoval derribó a Joe Ábrigo en el área, pero el árbitro Julio Bascuñán no cobró nada. Pese a que las imágenes mostraban un contacto del volante hispano, el juez ni siquiera fue a revisar la jugada, lo que desató la molestia pirata.

La situación generó tensión en las bancas y en la cancha contra el réferi, que por momentos parecía perder el control del partido. En cuanto al juego, la visita poco a poco se fue adueñando de las acciones y arrinconando al dueño de casa.

En el segundo tiempo el trámite comenzó igual que en el primero, con Coquimbo mejor en los primeros instantes, pero luego solo defendiéndose. En ese sentido, se notó el desgaste del equipo de Juan José Ribera, que jugó el jueves por la Copa Sudaméricana, donde venció por 3-0 a Estudiantes de Mérida.

Los pupilos de Ronald Fuentes se generaron un par de aproximaciones profundas pero se encontraron con un sólido Matías Cano, que casi abandonó el compromiso tras un fuerte pisotón de Harold Cummings.

Sin embargo, sobre el final, luego de una ocasión desperdiciada de Coquimbo, apareció Carlos Palacios, quien remató al arco desde fuera del área y batió la resistencia del portero pirata. El gol generó polémica en las bancas y todo terminó con la expulsión de Ronald Fuentes, supuestamente, por haberle gritado el gol a los rivales.

Lo mejor estaba reservado para el final, porque Felipe Villagrán igualó las acciones en el octavo minuto de descuento con un impresionante zapatazo desde fuera del área. Luego del empate, Ábrigo también vio la tarjeta roja por una situación similar a la del DT hispano.

Un final infartante que le impide a los de Santa Laura superar a Unión La Calera. Por el momento, ambos comparten la punta con 36 puntos, a la espera de lo que haga Universidad Católica en sus partidos pendientes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.