Canal 13 defiende a Yerko Puchento y le pide no aludir al caso Abreu

Canal-13

Sebastián Sánchez, ejecutivo de Canal 13.

El director de programación de la señal dice: "Exigirle que sea de una sola línea no tiene sentido".




Durante este año, el protagonismo de Yerko Puchento ha marchado a la par de diversos episodios que han agitado el presente de Canal 13. Por ejemplo, en la emisión del 26 de abril, el personaje utilizó el final de su rutina en Vértigo para enviar un mensaje de apoyo a los trabajadores de la estación, tras la decisión de los ejecutivos de externalizar diversas funciones durante las próximas semanas, lo que precipitará despidos masivos y un trabajo en conjunto con productoras como el Grupo español Secuoya.

Ello, más las controversias detonadas por el comediante con figuras como Daniela Vega y Daniella Chávez (ver página 79), ha sido seguido de cerca por las jefaturas de la televisora. Aquí, el análisis de Sebastián Sánchez, director de programación de la red de Luksic.

En 2018, las rutinas de Yerko han tenido dos polémicas: Daniela Vega y Daniella Chávez. Parte del público lo ha calificado de "doble estándar" -por reírse de las mujeres y luego proclamar un discurso feminista- y de exhibir un humor no acorde con los tiempos.

Yerko Puchento es por esencia un personaje cambiante y que no es de una sola línea. Esa es una de las características que lo distinguen como personaje de comedia y que en el caso de Yerko precisa para poder evolucionar. Efectivamente hay días que dice una cosa y hace otra distinta a la semana siguiente, o que hace un comentario satírico y acto seguido reivindica a la persona a quien tuvo en la mira de su rutina. Hay chistes que algunas personas pueden considerar buenos y otros que no, pero eso es un tema de gustos. Exigirle a Yerko Puchento que sea un personaje de una sola línea no tiene mayor sentido. El CNTV ya falló a favor de Yerko con ocasión de las denuncias hechas el primer capítulo y ahí estableció que la ironía y la caricaturización se utilizan para construir un diálogo de humor.

¿Cree que se equivocó al reírse de Vega y Chávez?

No todo lo que Yerko diga va a resultar cómico pero respetamos su libertad de expresión como artista. Nuestra línea editorial se basa en la diversidad y tolerancia, por lo mismo Vértigo tiene cinco invitados diferentes, que vienen libremente, y ahí tienen la posibilidad de responder, al igual que el público que puede decidir cuándo vernos y cuándo no. Aunque hay que considerar que el humor tiene algunos fueros, porque se trata de una sátira y Yerko es representación de eso al empujar la línea de lo que está en discusión. Es parte de su rol como comediante.

¿Cree que Yerko se ajusta a los tiempos, donde en particular reírse de las mujeres no contribuye a la paridad de género a la que se aspira?

Yerko siempre ha sabido adaptarse a los tiempos. En sus comienzos no hacía humor político ni social y hoy sí lo hace, asimismo también ha hecho manifestaciones de apoyo a diversas causas sociales. En el humor televisivo siempre hay que estar haciendo ajustes que vayan a la par con cómo cambia la sociedad, aunque en ella también hay aspectos que no mutan de manera tan drástica, o que se mantienen. La búsqueda es seguir abriendo espacios. Yerko tiene que ver con todo eso. Es un personaje de humor que se está permanentemente cuestionando respecto de lo que ve en la sociedad.

Finalmente, se sugirió a Yerko no aludir al caso de Herval Abreu. ¿Hay temas que ustedes han sugerido que no aborde?

En Canal 13 tenemos un compromiso por defender a las víctimas, por lo tanto se pidió respeto por quienes se pudieron ver afectadas o afectados. La idea es que no se revictimice a nadie y darles un cuidado especial. Ambos creadores que están detrás del personaje de Yerko Puchento entendieron esto claramente y ellos mismos aceptaron no tocar el tema. Nuestra preocupación nunca fue Herval, siempre fueron las personas afectadas.

Comenta