Carolina de Moras animará el nuevo estelar de Chilevisión

CarolaDeMorasWEB

La animadora se ausentará un tiempo de La mañana para dedicarse solo al nuevo estelar de pastelería.

La conductora se hará cargo de Bake off y congelará su participación en La mañana por algunas semanas. Aquí también habla de las últimas polémicas de los matinales.


La rutina diaria que Carolina de Moras tiene hace cinco años conduciendo La mañana, de CHV, en los próximos días sufrirá un quiebre, ya que la animadora se alejará por algunas semanas del matinal. No se trata de un viaje ni tampoco de un permiso especial. El responsable de tal giro es Bake off, el nuevo programa de cocina que prepara la señal para el segundo semestre, y que De Moras se encargará de conducir.

Los motivos que sacarán a la compañera de Rafael Araneda del matinal responden a que el espacio que buscará al mejor pastelero amateur del país no se grabará en un estudio, sino que al aire libre y lejos de las instalaciones del canal en Machasa.

"El matinal y Bake off, por horarios, no son compatibles. Bake off necesita mucha luz de día, por el lugar en el que se graba. No se graba en un estudio, es al aire libre", dice la conductora y sigue: "me ofrecieron sacarme a las 11 de La mañana, pero no, la verdad es que era imposible. Lo cierto es que necesitamos buena luz, y los tiempos no me daban".

El año pasado le tocó ausentarse a Araneda, cuando viajó a Brasil a grabar The Wall -el estelar de los miércoles- y ahora será De Moras la que congele su participación, hasta mediados de agosto. Aclara que nadie se quedará en su reemplazo, ya que "el equipo funciona súper bien, y no necesita una fuerza extra". Y asegura que, en el caso de que pusieran a una reemplazante, como en la época festivalera lo fue Pamela Díaz (hoy fuera del matinal), no le teme al ruido mediático que podría generar un eventual crecimiento en el rating.

"Si viene alguien al programa, a contribuir, me parece fantástico. Esa inseguridad, es para generar expectativas en el resto y para generar conversación en otros programas. No es algo, creo yo, que le afecta a los animadores. Siempre la novedad puede provocar un cambio de rating, pero no le temo a eso", dice.

De hecho, De Moras está concentrada en su nuevo desafío profesional, el que la llevará de vuelta a los estelares y a la competencia en el prime. Su última incursión fue en 2015, con Pequeños gigantes, y los resultados no fueron satisfactorios. Es un horario al que la animadora quería regresar, y confiesa que desde que supo de la llegada de Bake off a su casa televisiva, con el mismo equipo que hizo MasterChef (Canal 13), quiso estar ahí.

"Te juro por Dios, que dije en mi interna que yo lo quería hacer. Luego, empecé a escuchar algunos nombres de jurados, y no dejaba de pensar en quién sería el animador. Entonces, cuando me lo ofrecieron, no lo podía creer. Estoy demasiado 'on fire'. A mí me encanta el matinal, soy muy feliz ahí, pero experimentar algo nuevo, siempre será bueno", relata.

El buen momento que está pasando CHV en el segmento prime, gracias, en gran parte, a Pasapalabra, es algo que le brinda cierta tranquilidad a De Moras, quien reconoce estar confiada, porque "estoy trabajando con un equipo que tiene mucho oficio. Estoy tranquila, porque el canal me está dando la tremenda responsabilidad de hacerme cargo del programa más importante del segundo semestre. Es un programa en el que se están invirtiendo un montón de recursos, y que lo están dando en varios otros países. Tengo una oportunidad que hace rato estaba esperando, y que hace rato venía pidiendo. Quedarme en el lugar seguro que es el matinal, y estar ahí años y años es una pieza cómoda, pero soy inquieta profesionalmente".

De otros temas, como el Festival de Viña, los cuestionamientos a sus pares de otros matinales, Macarena Tondreau y Tonka Tomicic, y la polémica con su excompañera, Pamela Díaz, también se hace cargo.

¿Tiene algún favorito de Canal 13 o TVN para animar el Festival de Viña?

Hay varios animadores que están en condiciones de participar en el Festival, claro que con previa preparación, porque Viña no es un festival cualquiera. No es que tú te sumes a un programa de televisión. El Festival es un show grande, con mucho peso, con mucha responsabilidad y con mucha exposición. Hay que prepararse y son varios los animadores que tienen el talento para hacerlo.

¿Cuál es su opinión sobre los dichos de Tondreau y Tomicic sobre lo ocurrido con los reos ecuatorianos en la cárcel?

Una tiene que ser responsable con el tipo de país que queremos construir, y de las cosas que tenemos que decir correctamente. Todos tenemos nuestra opinión, que es bastante visceral, pero también hay una opinión que debemos tener como construcción de sociedad.

¿Cree que en los matinales están muy expuestos a este tipo de situaciones? 

Estar cinco horas y media por supuesto que te expone demasiado, y hoy te piden ser un animador con opinión. Sí, estar cinco horas y medias al aire, hablando de todo tipo de temas, como política, actualidad y misceláneo, hasta algo más liviano como la entretención, obviamente te expone. Puedes meter la pata, por supuesto que sí.

¿Tiene algo nuevo que decir sobre su problema con Pamela Díaz? ¿Ha vuelto a hablar con ella?

No me voy a referir al tema. Yo no tengo nada que decir ni que aportar, y no me interesa tampoco seguir abriendo polémica por cualquier declaración que se pueda entregar. No es mi línea ni tampoco me interesa hablar de nadie.

Comenta