El estricto protocolo de casi 100 páginas con que La Torre de Mabel retomó grabaciones

Grabaciones de La Torre de Mabel. Foto: Canal 13.

La teleserie nocturna de Canal 13 volvió a rodarse hace una semana, sin escenas íntimas ni de besos.




La actual normativa sanitaria del Ministerio de Salud -publicada el 7 de agosto-, ha flexibilizado varios puntos, permitiendo que numerosas actividades puedan retomarse. Es lo que hizo dar el paso a Canal 13 con el regreso de las grabaciones de su próxima teleserie nocturna, La Torre de Mabel.

La ficción entró en receso a mediados de marzo, cuando se intensificó la amenaza del Covid-19. Luego el trabajo se retomó en mayo, cuando algunas comunas levantaron sus cuarentenas, pero pocos días después la situación de la enfermedad empeoró, y el proyecto volvió a ponerse en pausa.

A casi tres meses de aquello, el equipo volvió al set hace una semana y bajo un manual detallado que llega a las 82 páginas, implementado por la productora tras la ficción, AGTV.

La primera indicación establecía tomar un test a cada integrante del equipo, para descartar cualquier contagio al momento de grabar.

Ya en el rodaje, las jornadas cuentan con varios rituales: transporte particular, tomas de temperatura, alfombras sanitizadoras, zonas de movimiento en el canal, entre otras exigencias. En el estudio se permite un máximo de 25 personas y todos quienes están tras cámara deben usar trajes impermeables y protectores faciales. Los actores, en tanto, ingresan al set con mascarillas, las que se sacan solo a la hora de actuar. Cada dos horas, además, se sanitizan y ventilan los estudios. En esta etapa no se contemplan escenas de besos ni íntimas, y tampoco rodaje en exteriores.

Para Pablo Ávila, productor ejecutivo de AGTV, la mayor dificultad de este escenario fue “no saber cuándo podríamos volver, cuándo podríamos continuar haciendo nuestro trabajo con continuidad. Al principio fue un estrés demasiado grande no saber cuán contagiosa era esta enfermedad o cuál es el tipo de cuidado que había que tener… pero pudimos manejar esto con gente del área de la salud y tener un protocolo que incluso me han pedido desde el extranjero”.

Paloma Moreno, protagonista de la teleserie, se refiere a este regreso de las grabaciones. “El equipo está súper protegido, nos hicieron los test pertinentes y por mi parte estoy muy contenta de tener trabajo en una pandemia”, dice la artista. Y sobre el rodaje en “modo Covid”, añade: “Nosotros ejercemos un trabajo donde el contacto físico y el estar cerca es de todos los días y surge naturalmente. Entonces recordar que eso no es parte de tu trabajo ahora y que hay que mantener eso en la cabeza ha sido lo más difícil.”.

Coincide su colega Álvaro Gómez, coprotagonista de la ficción, quien reconoce que para él lo más complejo ha sido “mi memoria, que es muy frágil. Por ejemplo, se me olvida ponerme la mascarilla, pero siempre hay gente del equipo que me lo recuerda. En el fondo, es aprender e interiorizar todos los protocolos y la nueva manera de trabajar”.

Para el actor Álvaro Espinoza, en tanto, “los protocolos que tenemos son atómicos y es un círculo virtuoso sanitario que nos permite trabajar súper tranquilos en ese sentido. Yo creo que la complicación es de cada uno porque después de tanto tiempo confinado es imposible no tener algunos síntomas de ansiedad. A mí me pasó que incluso salir solo en mi auto encerrado en la calle me significó sentirme súper extraño”.

“Yo tenía muchas ganas de salir a trabajar”, dice su compañera de elenco, Ignacia Baeza, “de volver a encontrarme con los amigos y con el equipo, y me siento tranquila porque todas las seguridades que había que tomar están tomadas. Está todo muy bien, así que estoy bastante contenta”.

Por su lado la actriz Blanca Lewin expresa: “Todos estábamos medio deprimidos en nuestras casas y salir a grabar ha sido una alegría porque el sector nuestro se ha visto súper golpeado también. En ese sentido para nosotros es un gran privilegio estar en esta teleserie y tratar de terminarla”.

Sobre la fecha en que el proyecto podría finalmente llegar a la pantalla, el productor de AGTV explica: “Evidentemente eso va a depender de la cantidad de material que yo le entregue a mi cliente, y en eso estamos trabajando, pero las decisiones de programación de la teleserie dependen del canal”.

Comenta