Las razones de TVN para su última reestructuración ejecutiva

RojoWEB

El programa vespertino Rojo, conducido por Álvaro Escobar, ya va en su tercera temporada.

Cuatro despidos esta semana, incluyendo a su gerenta general, marcan el inicio formal de una nueva era en la red estatal, a cargo del director ejecutivo Francisco Guijón.


La mañana de ayer hubo un nuevo despido de un cargo ejecutivo en Televisión Nacional: la subgerenta de marketing, Ximena Baeza. Y según dicen en las capas superiores del canal, lo de Baeza no solo fue por cortar gastos ante la longeva crisis financiera que los lacera. Es parte de un profundo cambio en su estructura y organización que se está empezando a ejecutar y que -en parte- pasará por suprimir más posiciones. Un diseño que apenas se decidió hace unos cinco días, y que el reciente lunes debutó con otras tres desvinculaciones: la de la gerenta general, Alicia Zaldívar; la del productor ejecutivo, Ronny Goldshmied, y la del subgerente de la señal internacional, Alexis Piwonka.

Estos cuatro cortes, argumentan en los pasillos del directorio, se hicieron indispensables porque sus funciones "no se ajustaban a la nueva composición de la planta" y porque algunas o varias de ellas estaban o demasiado distribuidas o a punto de ser absorbidas por otros cargos. Y ninguna de estas cuatro posiciones será ocupada por alguien más; todas serán suprimidas. Por ejemplo, las labores de Baeza quedarán en manos de quien llegue a asumir como gerente de marketing, arribo inminente y que viene a llenar una plaza vacante desde que en noviembre partiera Simón Subercasueax.

De Piwonka se prescindió porque -explican veteranos de Bellavista 0990-, la señal internacional prácticamente no tiene producción propia, sino que descansa en retransmisiones, como el matinal Muy buenos días, Vía Pública y otros. La suerte de Goldshmied tiene que ver con lo mismo, un síntoma de la crisis que ya caracteriza a la industria: la falta de producción propia. Nombre de más o de menos, en TVN recitan casi de memoria que los espacios hechos en casa se limitan a sólo un par que significan ingresos y que se alzan como una suerte de orgullo: Rojo, Carmen Gloria a tu servicio, No culpes a la noche y el mismo Muy buenos días.

Gerenta con otro cargo

El destino de Alicia Zaldívar tuvo otros matices. La había traído Jaime de Aguirre poco después de que asumiera la dirección ejecutiva (ambos habían trabajado en Chilevisión) y se quedó después de que cesó la guerra civil entre él y el primer presidente del directorio que puso la administración Piñera, Parte II, Francisco Orrego Bauzá. Caídos ambos en combate después de una crisis que llegó a paralizar las sesiones de directorio, Zaldívar asumió interinamente, además, el puesto de su exjefe. Se quedó unos ocho meses y hasta tuvo que encarar algunos de los numerosos despidos que han reducido casi a la mitad la población laboral de TVN y la negociación colectiva.

En el directorio comentan que no la despidieron por sus nexos con De Aguirre; allí los delegados del gobierno y de la oposición insisten en que no fue un asunto personal y que ella no estaba mal evaluada, sino que todo lo contrario. Pero que con su salida su puesto se suprimió porque vienen más cambios. Acaso por lo mismo, cuentan, Francisco Guijón, que asumió hace tres meses la dirección ejecutiva, le ofreció otro cargo, pero en peldaños inferiores de la estación, y ella no aceptó. Además, según relatan fuentes al interior del canal, Zaldívar y Guijón no lograron compatibilizar ni mantener una buena relación laboral. "Nunca hubo química", aseguran, subrayando un trato distante entre ambos. Así, apenas Zaldívar fue notificada, se llevó sus cosas y abandonó el edificio corporativo. Ella fue la tercera y última gerenta general que ha tenido TVN después de Alicia Hidalgo y Martín Awad.

El directorio

Estos cuatro movimientos no quedarán, muy probablamente, acá: las apuestas en TVN indican que otras gerencias o subgerencias podrían desaparecer pronto. Hasta ahí, parece la continuación de una política de restricción de caja que ya se ha cobrado centenares de puestos de trabajo. Pero en el canal insisten que no se trata solamente de eso.

Tiene que ver con un profundo plan de rediseño de la estructura gerencial que recién fue aprobado en la sesión de directorio del pasado jueves 18 de julio, y que forma parte del plan del debutante Francisco Guijón, quien, según cuentan, en estos tres meses no ha realizado una asamblea para presentarse formalmente frente a los trabajadores. Junto al presidente del directorio, Bruno Baranda (llegado en diciembre) se han propuesto optimizar el funcionamiento del canal. Lo que Guijón llevó a esa sesión de directorio es su primera gran apuesta.

La Red también enfrenta turbulencias

Intrusos, el programa de farándula de La Red y el único sobreviviente del género junto a Me late (TV+), lleva poco más de dos semanas en el epicentro de la noticia. Esto, desde que se viralizó un video de Catalina Pulido discutiendo con Carabineros en Farellones el pasado domingo 7. La panelista del espacio, al día siguiente, dio su versión en Intrusos y el viernes de esa semana fue despedida de La Red, canal al que pertenecía desde 2016. Ayer, Alejandra Valle, la conductora del programa y quien defendió a la actriz al aire asegurando que los carabineros son "cerdos y ladrones", también fue desvinculada, información que corroboró en pantalla el periodista Michael Roldán.

Comenta