La nebulosa del descenso: horas de alta presión y lobby tensionan al fútbol chileno por el caso Melipilla

Este martes, el Tribunal de Disciplina de la ANFP debe resolver si continúa el proceso contra los Potros, tras las denuncias efectuadas por Universidad de Chile y otros nueves de Primera y Primera B. El fútbol de pasillo vuelve a separar bandos de poder en el balompié profesional chileno.




Cobresal fue el último club denunció a Melipilla. Los mineros, a través de un documento de siete hojas, se sumaron a los nueve equipos que presentaron sus descargos contra los Potros, elenco al que acusan de cometer una serie de conductas irregulares que podrían costarle hasta la desafiliación. La U, Huachipato, La Serena, Audax Italiano, La Calera, Ñublense, San Felipe, Puerto Montt y San Luis fueron los equipos fueron los otros elencos que presentaron sus descargos.

“Resulta público, notorio y evidente que los hechos descritos tienen mérito legal y requieren a lo menos, ser investigados por vuestro Honorable Tribunal Autónomo de Disciplina, y en ningún caso, por una instancia previa que no cuenta con prerrogativas reglamentarias ni legales, para determinar o no, la virtud de la indagatoria solicitada por este u otro Club Deportivo, y consecuencialmente, procede aplicar las sanciones que en Derecho correspondan, a quienes resulten responsables”, exige el escrito del equipo nortino, redactado por el abogado. Al revisar los documentos de los clubes, la U y Cobresal fueron los equipos que más se extendieron en sus descargos. El resto de los elencos solo se sumó a las peticiones de los elencos mencionados anteriormente.

Lo cierto es que las denuncias obligaron al Tribunal de Disciplina a abrir una investigación. Más allá que el directorio de la ANFP desestimó la denuncia en un principio, pues no existían méritos suficientes en cuanto a veracidad, temporalidad, objetividad y seriedad, según publicó la sede de Quilín en un comunicado, la presentación de nuevos antecedentes obligó a reabrir el caso. El propio Milad pidió encarecidamente que si algún club consideraba que se había visto perjudicado por infracciones cometidas, se podía realizar directamente la denuncia al tribunal, tal como lo señala el artículo 23º del Código de Procedimientos y Penalidades de la ANFP.

Frente a tal escenario, en la sede de Quilín decidieron suspender el duelo de la promoción que mediría a Curicó frente a Copiapó. En la ANFP asumen que se debe esperar la resolución del tribunal de disciplina para evitar un bochorno. Había que ponerse en todos los casos: si se decide sancionar a Melipilla, la tabla de posiciones de Primera correría, Huachipato debería jugar el partido la promoción y no Curicó.

No obstante, algunos presidentes de clubes, molestos con el actuar de la mesa de la asociación, reclaman que la decisión de suspender la liguilla de promoción no le compete al directorio. “Una determinación así solo la puede tomar el Tribunal de Disciplina, no Milad y compañía. Y el Tribunal no se ha pronunciado en nada. Esto es muy grave. La transparencia del fútbol chileno nuevamente está en juego”, advierte un miembro del Consejo.

Las llamadas y presiones desde todas las veredas se han multiplicado durante las últimas horas. Ayer, el propio presidente de Copiapó, Luis Galdames, se quejó por la suspensión del duelo frente a Curicó. Llamó personalmente a Pablo Milad, el presidente, para presentar sus descargos. “Es una medida muy injusta y somos los más perjudicados. Yo no estoy en contra de la sanción. Al contrario. Si algún equipo infringió algo, que sea sancionado. Y si tiene que descender, que descienda”, decía.

Al mismo tiempo, los clubes llaman casi diariamente a Quilín para presionar. Se han intensificado las consultas para ver el avance de las denuncias. La respuesta es siempre la misma: este martes, en el tribunal de disciplina, se terminará definiendo la suerte de Melipilla. Se espera que Gino Valentini, quien hasta enero de este año ejerció como gerente deportivo del elenco apuntado, declare. También que lo haga Leonardo Zúñiga, el timonel de los Potros. Será el día decisivo para que se presenten los antecedentes que obliguen al Tribunal de disciplina a iniciar una investigación con antecedentes que puedan modificar el torneo nacional por el escritorio.

Zúñiga, precisamente, hace sus descargos con El Deportivo. “Se dice que hay nuevos antecedentes contra nosotros, pero no existen nuevos antecedentes y hay otros que son falsos. Solo nuevos títeres en el show. Los antecedentes siguen siendo los mismos, solo que cambiaron el color y la letra. Esto es una maniobra y todos sabemos quién está detrás”, dispara.

El mandamás de los Potros no entiende por qué el directorio de la asociación suspendió la liguilla que debía jugarse entre Copiapó y el cuadro tortero. “El gran problema es el daño que causan con la suspensión, porque la denuncia pide expulsión. Y eso, ¿en qué modifica la tabla? En nada. Esto tiene para mucho rato. Lo lamento mucho por Copiapó, porque pierde ritmo y perderá jugadores”, advierte el directivo, que prepara una denuncia por presentación de documentación falsa.

Milad, quien fue presidente de Curicó durante muchos años, quedó en medio de la disputa. Esto ha generado diversas suspicacias en el Consejo de Presidentes, donde una buena parte considera que el gran beneficiado con la suspensión de la liguilla es el elenco tortero. “Con todo el tiempo que va a demorar en resolverse este lío, sumando las apelaciones y todos los trámites, Curicó tendrá tiempo suficiente para recuperar a Leandro Benegas y a todos los jugadores que tenía lesionados. Esta liguilla ya no se juega este año. Los tiempos no dan”, explica un presidente.

Sigue en El Deportivo

.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.