Los brotes de delta que agobian a Aysén: región tiene la tasa de incidencia más alta del país

La zona, que fue la primera en sacar al Covid-19 de las UCI y vacunó al 100% del grupo objetivo, está reportando la más veloz escalada de contagios. Desde el hospital, eso sí, hacen un alcance: antes de la vacuna y con igual número de infectados, la demanda de pacientes graves era un 70% mayor.




El 5 de agosto, el subsecretario de Redes Asistenciales, Alberto Dougnac, anunció que las comunas de la Región de Aysén serían de las primeras en avanzar a la etapa de Apertura Inicial del nuevo plan Paso a Paso.

Por esos días se había logrado vacunar a todos los mayores de 18 años en las cuatro provincias de la zona, alcanzándose un 100% de cobertura en el grupo. Y la región austral también hizo noticia por otro hito: fue la primera del país en sacar el Covid-19 de la UCI.

Los reportes eran muy breves: los casos diarios se contaban con los dedos de las manos.

Pero el escenario actual es muy distinto. A nivel nacional los casos de Covid-19 llevan más de un mes al alza y, según los expertos, se trata del brote más veloz de todo el año. En la última jornada, el Ministerio de Salud confirmó 2.883 contagios en el país y una positividad sobre el 3,26% en los exámenes PCR, a la vez que el modelo predictivo elaborado por académicos de la Usach plantea que la tercera ola ya está instalada en varias zonas del país.

Y en todos los análisis y gráficos que se han estado realizando, Aysén rompe el molde. El jefe de la cartera sanitaria, Enrique Paris, señaló el lunes que “nos preocupa la Región de Aysén, con un aumento del 132% de los casos en los últimos siete días”.

De hecho, si a inicios de agosto se reportaban menos de cinco casos nuevos en la región, hoy se informaron 53. Además, si se considera solo el último mes, los datos son elocuentes: a inicios de octubre los pacientes en fase contagiante no superaban los 40, pero actualmente llegaban a 229, lo que configura un alza del 487% en solo cuatro semanas.

En este escenario, Aysén registra la tasa de incidencia más alta del país. Durante la última jornada alcanzó los 239 casos por 100 mil habitantes, el triple del promedio nacional, que es de 73,4. Aunque este indicador se ve afectado por su pequeña población: apenas 102.317 habitantes.

Ernesto Laval, especialista en visualización de datos, enfatiza que “la tendencia es muy preocupante, por ejemplo en siete días subieron de 33 a 66 casos, y en 14 días pasaron de nueve a 99 contagios, es decir, un aumento de más de 10 veces. Esta proporción es muy preocupante, pero si se toman medidas firmes es posible que disminuyan los casos rápidamente, porque la cantidad de población que tienen es menor”.

El seremi de Salud de la zona, Marco Acuña, explica que el 90% de los casos activos corresponden a la variante delta y remarca la gravedad de la situación: “En las últimas dos semanas la incidencia subió abruptamente, entonces eso es lo que hoy nos tiene complicados, porque estamos con brotes en escuelas, en empresas privadas, en salmoneras, en los centros de detención y en el comercio, y eso implica un número de contactos estrechos muy altos (por la variante delta), en promedio entre 15 y 20 por persona″.

Balance

Acuña explica que las razones de este aumento obedecen a la circulación de la nueva variante -casi tres veces más contagiosa- y a la movilidad dentro de la región, que ha aumentado considerablemente.

“La variante delta es altamente transmisible y además la comunidad ha estado incumpliendo o relajando las medidas de prevención básica, como la mascarilla, la distancia física; se están juntando en espacios cerrados y eso les da las condiciones al virus para que se mantenga la propagación”, detalla Acuña.

Como consecuencia del aumento en los contagios, la demanda en las últimas semanas en los centros asistenciales de la región aumentó y, de haber vaciado las UCI, hoy tienen a dos pacientes en ventilación mecánica por efecto del virus.

El director subrogante del Servicio de Salud de Aysén y director del Hospital Regional Coyhaique, Jaime López, explica que “hemos tenido un aumento bastante importante estas últimas dos semanas, prácticamente hemos duplicado el nivel de contagios, junto con ello ha habido un aumento importante de hospitalización en pacientes con sintomalogía”.

López agregó que, por ahora, si bien hay más pacientes internados, son pocos los que han requerido la terapia de más alta complejidad. “Estamos en la primera de cinco fases que tiene nuestro plan de reconversión de camas, es decir, estamos con una disponibilidad bastante importante para responder a los requerimientos que tengamos como red en materia de hospitalización”, señala López.

El efecto de la vacunación

La presidenta del Consejo Asesor Covid-19, Ximena Aguilera, señala en cuanto al brote de Aysén que “por la condición de inmunidad poblacional no debería crecer tanto, pero sabemos que la vacuna no es tan buena para controlar el riesgo de infección, como sí lo es para las enfermedades graves y la hospitalización.

Según cifras de redes asistenciales, la probabilidad de los no vacunados de ser ingresados es mayor que en personas con el esquema completo o con la dosis de refuerzo.

“Cuando no teníamos la vacuna y sí teníamos los niveles actuales de contagios, estábamos en fase tres de reconversión de nuestras camas críticas. En términos porcentuales, a un mismo nivel de contagiosidad, la demanda de camas hoy es un 70% inferior”, relata López.

¿Tercera ola?

Los contagios de Covid-19 muestran un aumento sostenido en el país desde septiembre y las cifras tienen en alerta a los expertos.

De hecho, cada vez más especialistas postulan que la tercera ola ya comezó. Juan Carlos Said, médico y máster en Salud Pública, asegura que “además del incremento en los casos, subió la positividad en forma persistente y en cinco semanas ha aumentado el número de hospitalizados. También, en menor medida hay un alza en número de fallecidos. Entonces, todos los indicadores indican que ya empezó la tercera ola”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.