Roberto Tobar da su primer golpe: el nuevo jefe de los árbitros despide a 14 réferis a dos semanas del inicio del Torneo Nacional

Roberto Tobar en su último duelo como árbitro profesional.

El presidente de la comisión prepara una revolución dentro de la actividad. Cesó de sus actividades a Orellana, Aranda, Troncoso, Oporto y Blanca, entre otros. También anunció a los nuevos jueces que tendrán la categoría FIFA.


Roberto Tobar da su primer golpe de timón como jefe de la comisión de árbitros del fútbol chileno. A casi un mes de haber asumido su cargo, el exjuez FIFA, que se retiró tras dirigir al final de la Copa Chile, en el duelo que enfrentó a Magallanes frente a Unión Española, toma sus primeras medidas que apuntan revolucionar la actividad.

Junto a la comisión que lo acompaña, que está compuesta por Carlos Ulloa, Julio Bascuñán, Christian Schiemann, Claudio Ríos, Bárbara Bastías y Julio Díaz, Tobar decidió realizar una importante reestructuración en los árbitros que dirigirán la temporada 2023. Lo hizo después de analizar una serie de variables, tales como la edad, rendimiento y proyección de los implicados. También se entrevistó con varios de ellos para conocer sus aspiraciones dentro de una disciplina que solo ha sumado cuestionamientos durante los últimos años.

Frente a tal escenario, 14 jueces fueron desvinculados de la ANFP, según información recabada por El Deportivo. La lista la componen Raúl Orellana, Claudio Aranda, Rafael Troncoso, Omar Oporto, Patricio Blanca, Manuel Requena y Fabián Aracena, entre otros. Varios de estos, incluso, ya habían sido desvinculados bajo la era de Castrilli y recontratados por la presión mediática que ejerció el sindicato. En tanto, Fernando Véjar y Manuel Vergara asumirán la categoría FIFA luego de que Tobar y Bascuñán se retiraran de la actividad. La decisión fue tomada a dos semanas del inicio del Torneo Nacional, que se comenzará a jugar el próximo 20 de enero, en el duelo que mida al recién ascendido Magallanes frente a O’Higgins.

Tobar quiere darle un vuelco al cuestionado arbitraje chileno. Ya lo había anticipado en diferentres entrevistas que ha concedido. Pretende darle un sello a su trabajo y que no solo se traduzca en la aplicación correcta del reglamento, sino que, además, contribuya a elevar el nivel competitivo. Es uno de los compromisos que asumió en su etapa activa como juez, lo que quedó graficado en la continuidad que pretendió darles a los partidos que dirigió en la competencia local.

“Yo arriesgo, aunque salga perdiendo, para que el fútbol nacional mejore. Hay una cuestión de estilo. El estilo es mi convicción, mi motivación y por qué no decirlo, la justificación vocacional para querer ser árbitro: la de entregarle ritmo y que uno sea parte del desarrollo de nuestro fútbol. Ese es uno de los motivos”, explicaba a El Deportivo.

La idea de Tobar es clara. “Busco potenciar de mejor forma a los árbitros que están en Primera, a los que dirigen internacionalmente y hacer un trabajo transversal para capacitar y dar experiencias a árbitros. En un futuro no muy lejano necesitamos árbitros importantes que nos sigan nutriendo y dirijan en el fútbol de Primera División”, agregó.

Pablo Milad, el presidente de la ANFP, ha seguido en detalle cada movimiento en el arbitraje. Más cuando el timonel prometió durante su campaña la idea de renovar a los árbitros para darle más espacio a los jóvenes que buscan mostrar sus primeras armas. Hace unos meses, el curicano anticipaba el trabajo de renovación que se venía realizando en Quilín. Se está trabajando de la mano de la Conmebol para generar una capacitación acorde a las exigencias de los torneos internacionales.

Primero, vamos a seguir una línea que es Conmebol y FIFA, con lo que es la estructura interna, donde haya un gerente de finanzas administrativo, donde haya un jefe de VAR, un jefe de arbitraje y un presidente de comisión. Esto significa trabajar con un filtro mayor, más importante, en lo que es el traspaso de árbitro amateur a profesional”, señaló.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Eleanor Woods, de 12 años, creo una mochila alimentada con energía solar y un dinamo, que es capaz de filtrar eficientemente el aire.