Un interruptor para cada uso




Si hasta hace 30 años el consumo de electricidad promedio en una casa chilena era de 70 kWh mensual, hoy con las nuevas prestaciones y aparatos electrónicos, computadores y microondas son cerca de 190 a 200 kWh de media los que mantienen viva la casa contemporánea. Más potencia eléctrica, más conectores y usos específicos que los que se necesitaban en el pasado.

Respondiendo a este tipo de necesidades, Schneider acaba de lanzar la nueva línea Orion Class, un sistema modular de interruptores y enchufes con múltiples variaciones, personalizables y de una estética muy cuidada. Son placas para usos concretos y focalizadas en las tareas que realizamos en el cotidiano. Por ejemplo, en la cocina un enchufe bipaso soportará sin riesgos las cargas altas de un microondas o un hervidor. En el escritorio, o home office, un enchufe USB cargará cómodamente el celular, y adiós cargadores. En los dormitorios, las placas con dimmer atenuarán la intensidad de la luz a medida que llega la noche, para ir ‘desconectando’ el sistema nervioso y entrar en modo descanso.

Las alternativas son muchas; las terminaciones, variadas. Madera, metal, vidrio o Fenix NTM, texturas ricas en sensorialidad para cada ambiente del hogar.

Puedes revisar los distintos modelos, colores y terminaciones en #OrionClass y #SchneiderElectric, SE.com/cl/OrionClass.

Fáciles de limpiar y resistente a los rasguños, las placas de vidrio de Orion Class resisten mejor los ambientes de las altas temperaturas como baños y cocina.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.