Tenchu: Stealth Assassins y todo el misticismo de convertirse en ninja

Tenchuuu

Antes de que saliera Metal Gear Solid, era otro el rey del sigilo.


Año 1998, meses antes de que Metal Gear Solid fuera lanzado y cautivara a todos con su estilo de juego e historia, otro título de sigilo llegó al mercado, uno que nos llevaba al japón feudal y que con el tiempo se convertiría en uno de los grandes clásicos de PlayStation, hablamos de Tenchu: Stealth Assassins. 

Distribuido por Activision, y desarrollado por Acquire para la consola de Sony, este fue el primer juego en 3D en tener un gran enfoque en el sigilo, y aunque permitía el combate directo, hacerlo muchas veces significaba una muerte segura. Es así como el título nos permitía controlar a dos ninjas capaces de moverse entre las sombras: Ayame y Rikimaru.

Como mencionamos Tenchu: Stealth Assassins, nos trasladaba a la época del Japón feudal, donde con estos ninjas que pertenecían al clan Azuma, teníamos la misión de rescatar a la Princesa Kiku, la hija del daimyo Matsuhoshin Ghoda, para quien trabajaba este clan.

Con una historia atractiva que combinaba algunos elementos realistas con otros un poco más fantásticos, el juego atrapó a miles alrededor del mundo, todos quienes en más de una ocasión quisieron poder moverse entre las sombras como estos ninjas.

Aunque Tenchu no cautivó con sus gráficos, dado que los personajes eran bastante poligonales incluso para la época (sobretodo los enemigos), si lo hizo con su jugabilidad, que nos obligaba a pensar la mejor forma de aproximarnos a cada nivel y el como aprovechar las diferentes habilidades para permanecer ocultos y acabando con nuestros enemigos. Desde un gancho para subir a los diferentes techos, hasta estrellas ninjas, eran algunos de los implementos con los que contábamos para ir cumpliendo las misiones, y que para la época sin duda llamaba la atención.

Aunque el tema de los ninja ya había sido tratado en otros juegos, recordar que Ninja Gaiden fue lanzado en 1988, aún estaban lejos de tener la popularidad que lograron con el pasar de los años -y gracias a anime como Naruto-, sin embargo, Tenchu nos entregó uno de los primeros acercamientos a todos los que crecieron en los 90' y pasaron gran parte de sus tardes jugando PlayStation. 

Según una entrevista con Retro Gamer, Takuma Endo, presidente de Acquire, y creador de Tenchu, el juego nació luego de que ganaran un concurso realizado por Sony, lo que les daba el derecho a realizar un proyecto. Tras seis meses es que nació el concepto de los ninja, la idea de Tenchu fue plasmada en una demo, la cual lucía bastante diferente a como resultó el juego final.

Dada las características técnicas de la época gran parte de las misiones fueron ambientadas de noche por lo que teníamos una visión acotada de lo que nos rodeaba. Técnica que a pesar de que fue utilizada por un tema de recursos, demuestra que como aprovechando los diferentes elementos e incluso los pocos recursos tecnológicos, los desarrolladores se las ingeniaban para entregar juegos de gran nivel.

Con el pasar del tiempo, Tenchu tuvo una serie de secuelas y spinoff, y aunque la segunda parte si logró un gran éxito (Tenchu 2: Birth of the Stealth Assassins, año 2000), con el pasar del tiempo, estos fueron perdiendo su magia, incluso con el paso de los derechos de Activision a From Software el año 2004, la saga nunca volvió a ser lo que era. 

Con el galardón de Game of the Year por parte de Sekiro: Shadows Die Twice, y el próximo lanzamiento de Ghost of Tsushima, sin duda parece inevitable recordar este clásico, que a más de alguno nos gustaría regresara con la misma magia que caracterizó a las primeras entregas.

Comenta