El Jeep Wrangler Rubicon 1941 echa una mirada a su historia

El Wrangler Rubicon de edición especial añade una serie de mejoras a nivel estético y otras que lo dotan de aptitudes aún más off road.


Jeep y Mopar presentaron en Ginebra el Wrangler Rubicon 1941 Edition. Esta exclusiva unidad ha sido preparado por Mopar -el distribuidor de autopartes de FCA- y se caracteriza por aún mayores capacidad off-road que el todoterreno de serie. El nombre de este ejemplar testeado en la Rubicon Trail deriva del año de nacimiento del Jeep militar original Willys.

Wrangler Rubicon

El Wrangler Rubicon 1941 Edition está homologado para la calle y se beneficia de un set de mejoras para rodar por todo tipo de superficies. Por ejemplo, su suspensión ha ganado 50,8 mm de altura y también cuenta con una toma de aire de tipo snorkel para ganar en vadeo. Estéticamente, los detalles vienen por el lado de la propia pintura amarilla Hella Yella de la carrocería, que se ponen en contraste con la parrilla frontal negra mate, el ya citado snorkel, la tapa del combustible, fundas de los retrovisores y tapabarros.  El techo tiene una rejilla para el sol, mientras que las puertas y el capó señalan la fecha 1941. La iluminación también ha ganado una optimización, de forma que quien quiera jeepear de noche en este todoterreno, pueda hacerlo sin inconvenientes.

Wrangler Rubicon

Bajo el capó

Wrangler Rubicon

Si bien no se han confirmado especificaciones mecánicas, todo hace suponer que esta unidad conserva el propulsor con el que se comercializa el Wrangler convencional en Europa. Es decir, se trataría de un bloque de 2.2 litros turbodiésel, capaz de generar 200 Hp y 450 Nm de par máximo. Las transmisiones disponibles en el Viejo Continente varían entre una manual de seis marchas y una automática de ocho relaciones.

Comenta

Imperdibles