Apertura de los pubs el sábado en Reino Unido: mayoría de personas respeta distancia social

GETTY IMAGES / PETER SUMMERS

El secretario de Salud Matt Hancock, señaló que en su mayoría, la gente respetó la distancia social, aunque hubo concentraciones de personas. En tanto, la policía señaló que tuvo un turno "ocupado", y que "los borrachos no respetan la distancia social”.




La reapertura de bares en Inglaterra aparentemente no abrumó a los servicios de emergencia como muchos temían antes del relajamiento más grande de la cuarentena de Gran Bretaña. Pero un policía dijo el domingo que estaba “clarísimo” que las personas ebrias batallaron, o ignoraron, las reglas de distanciamiento social.

En la mayoría de los casos, las personas parecieron apegarse a las reglas y disfrutaron la oportunidad el sábado para levantar una pinta en compañía de sus amigos, pero en algunos lugares las grandes concentraciones de personas generaron temores de que el brote más mortal en Europa podría encontrar nuevas víctimas.

Chris Newell, un mensajero de 33 años, viajó al popular Shoreditch en el este de Londres para reunirse con amigos.

“Mientras todos mantengan su distancia, tomaremos algunas bebidas, y sólo lo disfrutaremos y regresaremos a algo de normalidad”, dijo.

El secretario de Salud Matt Hancock dijo que la gran mayoría de las personas hicieron “lo correcto” y se apegaron a las normas de distanciamiento social para quedarse al menos a un metro (más de 3 pies) de distancia entre miembros de otro grupo y utilizaron desinfectante para manos.

“Fue muy bueno ver a personas afuera y distanciamiento social en su gran mayoría”, dijo en Sky News.

John Apter, presidente de la Federación de Policía y quien patrullaba la ciudad de Southampton, en el sur de Inglaterra, dijo que fue un turno “ocupado” y que vio a agentes lidiar con hombres desnudos, borrachos “contentos”, así como borrachos “enojados”.

Dijo que el turno “logró adaptarse”, pero era “clarísimo” que quienes bebieron una copa de más no pudieron. “Está tan claro como el agua que los borrachos no respetan la distancia social”.

Los bares y restaurantes trabajaron mucho para prepararse para la reapertura al espaciar mesas, poner a parte del personal tras mostradores de plástico y registrar a los clientes al llegar. Aunque el uso de mascarillas es opcional, incluso para el personal.

Comenta