Asesinan en Colombia a fiscal contra crimen organizado y redes de narcotráfico de Paraguay

Fiscal paraguayo Marcelo Pecci, asesinado por sicarios en Colombia. Foto: Reuters

Los presuntos asesinos a sueldo dispararon hacia la playa desde vehículos acuáticos, mientras el persecutor guaraní Marcelo Pecci se encontraba en la playa junto a su esposa, con quien disfrutaba su luna de miel en la península de Barú, en Cartagena. El gobierno colombiano ofreció una recompensa de hasta 488.000 dólares por información que ayude a dar con el paradero de los autores del crimen.




El fiscal paraguayo Marcelo Pecci, quien investigaba al crimen organizado y las redes de narcotráfico en su país, estaba disfrutando de su luna de miel en Colombia cuando sicarios en motos acuáticas lo acribillaron, según versiones preliminares dadas por el hotel donde se hospedaba, en la península de Barú, en Cartagena.

Según Hoteles Decameron los presuntos asesinos a sueldo también dispararon hacia la playa desde uno de estos vehículos acuáticos contra un guardia de seguridad, quien resultó ileso.

Pecci habría sido víctima de un “atentado”, indicaron en sendos comunicados la Corte Suprema de Justicia de Paraguay y la canciller y vicepresidenta colombiana Marta Lucía Ramírez.

Colombia ofreció una recompensa de hasta 488.000 dólares por información que ayude a dar con el paradero de los autores del crimen. La policía difundió una fotografía de un hombre vestido con un suéter negro, pantalones cortos y sombrero blanco, quien sería uno de los presuntos autores materiales del asesinato.

Además, dispuso un grupo de investigación criminal de “alto mando” que se trasladó a la península de Barú, ubicada en Cartagena, para esclarecer los móviles y autores del crimen y adelantan gestiones para que se integren oficiales de Paraguay y Estados Unidos a las pesquisas.

De acuerdo con información preliminar, el fiscal estaba en Colombia de luna de miel junto a su esposa, la periodista Claudia Aguilera, quien resultó ilesa.

En declaraciones al diario local El Tiempo, Aguilera relató que cuando se encontraban en la playa vio a dos hombres en una pequeña embarcación o una moto acuática, no recuerda con precisión, y uno de ellos “se bajó y sin mediar palabra le disparó dos veces a Marcelo. Un impacto lo recibió en la cara y otro en la espalda”.

En sus redes sociales Aguilera compartió fotografías recientes con Pecci en la isla Barú, ubicada en el Caribe. La pareja se había casado en abril de este año.

En su último mensaje en Instagram apenas unas horas antes del ataque Aguilera publicó una fotografía con su esposo y unos zapatos de bebé: “El mejor regalo de boda es... la vida acercándote al testimonio más lindo del amor”.

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, rechazó el “cobarde asesinato” del fiscal y envió un mensaje de condolencias a sus familiares a través de Twitter.

“Condenamos en los términos más enérgicos este trágico hecho y redoblamos nuestro compromiso de lucha contra el crimen organizado”, agregó.

El director de la policía colombiana, general Jorge Luis Vargas, dijo a la prensa que no tenían conocimiento de que el fiscal Pecci se encontraba en Colombia. Vargas señaló que era una de las personas más protegidas en el Paraguay por investigar casos de terrorismo internacional.

AP

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.