Brasil recibe a la oposición venezolana y articula “transición”

El presidente de la AN, Juan Guaidó, es recibido por simpatizantes el miércoles.

En un encuentro en Brasilia, se discutió reconocer a Juan Guaidó como mandatario temporal de Venezuela. “Haremos todo para que la democracia sea restablecida”, dijo Bolsonaro.


A puertas cerradas y con altas dosis de hermetismo, el Palacio de Itamaraty -sede del ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil- se convirtió durante parte importante del día en una suerte de búnker donde fue recibida parte de la oposición venezolana. Así, el gobierno de Jair Bolsonaro recibió a representantes del antichavismo de Venezuela en una cita en la que también participaron representantes de Chile y los otros 13 países que integran Grupo de Lima, además de Estados Unidos.

Sobre la mesa, según palabras de los dirigentes venezolanos, figuran ideas como reconocer al titular de la Asamblea Nacional (AN) Juan Guaidó, como Presidente temporal de Venezuela; la ratificación de las instituciones legítimas como la AN y el Tribunal Supremo de Justicia; la negativa a participar de un diálogo con Nicolás Maduro y de elecciones.

La reunión tuvo lugar un día después del encuentro entre Bolsonaro y Mauricio Macri, quienes tuvieron gran sintonía respecto de la crisis de Caracas y condenaron lo que calificaron como “dictadura” de Maduro.

Bolsonaro recibió al presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela en el exilio, Miguel Ángel Martin. Y en paralelo, su hijo Eduardo y el canciller Ernesto de Araújo, se reunieron con el exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma; el extitular de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges; y el número dos de Voluntad Popular (VP), Carlos Vecchio.

“Como Presidente de la República quiero dar un mensaje al pueblo de Venezuela: haremos todo para que la democracia sea restablecida, para que ustedes puedan vivir en libertad”, dijo Bolsonaro.
“Pedimos a la comunidad internacional que esté en vigilia por todo este proceso que se desarrolla en Venezuela, con la consolidación de este gobierno de transición para cerrar el capítulo de la narcotiranía”, dijo Ledezma en un video difundido en Twitter.

En representación de Chile acudió el director de Integración Regional Multilateral, Andrés Barbé. También asistieron Roderick Navarro y Eduardo Bittar, miembros de movimiento venezolano

Rumbo Libertad, quienes sostienen una postura más radical frente a la ahora ex Mesa de Unidad Democrática (MUD). Navarro calificó de “histórico” el encuentro e hizo referencia a la “transición” post Maduro.

La escasez de medicamentos y bienes básicos, producto de una hiperinflación que según el FMI alcanzará el 10.000.000% a fines de este año, el aumento de la desnutrición y enfermedades, sumado a una masiva huida de migrantes, que de acuerdo a la ONU se elevará 5 millones en 2019 y una serie de denuncias de violaciones a los DD.HH., han monopolizado la agenda de América Latina.

¿Un nuevo mediador?

En la vereda opuesta y tras enfrentar una serie de críticas regionales por su ambigüedad respecto de Venezuela y Nicaragua, desde el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmaron estar dispuestos a actuar como mediadores en las crisis de ambos países.

“La diplomacia mexicana tendrá un papel decisivo en América Latina y el Caribe. México debe ser un líder en la región y estamos dispuestos a asumir esta responsabilidad”, dijo semana Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario de México para América Latina.

Seguir leyendo