Cancillería peruana y embajada de China pidieron 2.000 vacunas más para privilegiados, denuncia ministra en el Congreso

Primera ministra de Perú, Violeta Bermúdez, durante su exposición en el Congreso.

“Nos hemos enterado a raíz de la vacunación del expresidente Martín Vizcarra que, además del paquete de insumos que vino para los ensayos clínicos, llegaron unas 2.000 dosis solicitadas por Cancillería”, dijo la primera ministra de Perú, Violeta Bermúdez en el parlamento, a donde acudió junto al ministro de Salud para hablar sobre el escándalo que remece a esa nación. En paralelo, fiscales y policías allanaron oficinas del Ministerio de Salud y dos clínicas universitarias como parte de las investigaciones.




La cancillería peruana había solicitado 2.000 dosis de vacunas de Sinopharm aplicadas luego en secreto a numerosos funcionarios y personalidades en un escándalo que ha remecido al país en plena segunda ola del Covid-19, dijo este viernes el Gobierno de ese país.

La primera ministra de ese país, Violeta Bermúdez, afirmó en una comisión en el Congreso que otro lote de 1.200 dosis, aparte de los ensayos clínicos que se realizaba la farmacéutica Sinopharm, fue solicitado por la embajada de China en Perú.

Casi 500 funcionarios de alto rango, personalidades influyentes y parte de sus familias recibieron a escondidas entre el último trimestre de año pasado y fines de enero la vacuna de Sinopharm, antes del inicio del programa oficial de inmunización a inicios de febrero.

“Nos hemos enterado a raíz de la vacunación del expresidente Martín Vizcarra que, además del paquete de insumos que vino para los ensayos clínicos, llegaron unas 2.000 dosis solicitadas por Cancillería”, dijo Bermúdez en el parlamento a donde acudió junto al ministro de Salud para hablar sobre el tema.

Bermúdez dijo que ese pedido tuvo el visto bueno del Ministerio de Salud y era para el personal sanitario expuesto a la enfermedad, pero acabaron además en personas que no estaban vinculados directamente a la lucha contra la pandemia.

Las 2.000 dosis de vacunas fueron recepcionadas por las dos universidades a cargo de los ensayos, agregó.

“Hay una solicitud de la embajada China para que le manden unas dosis, o una decisión del gobierno chino, esos detalles los arrojara la investigación, de 1.200 dosis (...) para el personal de la embajada y personas vinculadas a la embajada”, agregó.

Representantes de la embajada de China en Lima no estuvieron disponibles de inmediato para hacer comentarios.

Perú comenzó el 9 de febrero su plan de inmunización con el primer cargamento de vacunas de Sinopharm, la cual requiere de dos dosis para inmunizar a una persona y es eficaz en un 79,34% a la hora de evitar que las personas desarrollen la enfermedad, según datos provisionales de la firma. China aprobó esta vacuna para su uso público en diciembre.

Allanamientos

En medio de polémica, fiscales y policías allanaron este viernes oficinas del Ministerio de Salud y dos clínicas universitarias como parte de las indagaciones por la vacunación irregularmente anticipada contra el Covid-19 de casi 500 funcionarios públicos y políticos.

“Fiscalía Especializada en Corrupción de Funcionarios Lima Norte inició diligencias preliminares contra los que resulten responsables de los presuntos delitos contra la administración pública por el uso de las vacunas del laboratorio”, dijo el Ministerio Público en Twitter.

Los allanamientos, al mando del fiscal provincial Marco Carrasco, incluyeron oficinas del Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Salud y la Dirección General de Medicamentos, según medios locales.

También fueron allanadas las clínicas de las universidades Cayetano Heredia y San Marcos, que condujeron el ensayo clínico de la vacuna china Sinopharm en Perú.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.