Comisión de la Verdad recomienda a Colombia cambiar política antidrogas para acabar la violencia

El presidente de la Comisión de la Verdad, el padre Francisco De Roux, en la presentación del informe final de la institución, en el teatro Jorge Eliécer Gaitán, en Bogotá. Foto: Reuters.

La institución, nacida de los Acuerdos de Paz de 2016, presentó un informe en el que se recogieron testimonios de miles de personas, para reconstruir lo ocurrido en las seis décadas de conflicto armado colombiano.




Este martes, después de tres años y medio de investigación y redacción, en Colombia se entregó el informe final de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad. El documento contiene los principales esclarecimientos sobre los hechos ocurridos durante el conflicto armado en el país, que involucró a guerrillas, agrupaciones paramilitares, las Fuerzas Armadas y a bandas narcotraficantes.

Además de los hallazgos, la comisión, presidida por el padre jesuita Francisco de Roux, emitió en el documento sus recomendaciones para prevenir y no repetir la crueldad de la guerra. El periodo investigado por la comisión parte en 1958 y termina en 2016, y comprendió cerca de 15 mil entrevistas individuales y colectivas.

En el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, en Bogotá, se realizó la presentación del informe, que contó con la presencia del Presidente electo Gustavo Petro. A pesar de la invitación que se le extendió, el Presidente saliente, Iván Duque, no asistió al evento, ya que estaba en Lisboa.

El padre Francisco de Roux durante la ceremonia de presentación del informe final de su comisión. Foto: AP.

En el evento, el padre Francisco de Roux presentó un resumen de los principales hallazgos del informe de la comisión, junto con las sugerencias claves que están en el documento. Para la realización del documento, que tomó más de tres años, se llevaron a cabo 14.982 entrevistas individuales y colectivas, en las que fueron escuchadas 28.562 personas. Asimismo, se indagó y contrastaron casi dos mil informes de la violencia en el país, y se detallaron en profundidad 730 casos de violencia.

Entre las recomendaciones del informe se encuentra que Colombia debe reconocer la penetración del narcotráfico en el Estado, la política y la economía para encararlo como nación, y cambiar su política contra las drogas, uno de los factores que sostienen el violento conflicto armado.

Petro se comprometió a implementar las recomendaciones de la comisión, que incluyen un giro hacia un enfoque de regulación de las drogas. “Reconocer la penetración del narcotráfico en la cultura, el Estado, la política y la economía, y encararlo como nación”, dijo De Roux, que también recomendó “cambiar la política de guerra que ataca en el campesino al eslabón más débil”.

De acuerdo con el gobierno y las Fuerzas Militares, en el narcotráfico están involucradas disidencias de las Farc que rechazaron el acuerdo de paz de 2016, la guerrilla del ELN y bandas criminales como el Clan del Golfo, que obtienen de la siembra de hoja de coca, así como de la producción y el tráfico de cocaína, millonarios ingresos.

Entre los entrevistados se escuchó a gente involucrada directamente en el conflicto -exparamilitares, exguerrilleros, exnarcotraficantes, miembros de la fuerza pública– y personas que se vieron afectadas por el conflicto, junto con todos los expresidentes de la República que siguen vivos. Para el Registro Único de Víctimas hasta 2018, en todas las décadas de conflicto ocho millones de personas se habrían visto afectadas, directamente, por el conflicto: entre ellas, más de seis millones de personas se vieron desplazadas.

“Llamamos a sanar el cuerpo físico y simbólico, pluricultural y pluriétnico que formamos como ciudadanos y ciudadanas de esta nación”, señaló en el evento el padre De Roux. “No podemos postergar, como ya hicimos después de millones de víctimas, el día en que ‘la paz sea un deber y un derecho de obligatorio cumplimiento’, como lo expresa nuestra Constitución, recordó el jesuita, reivindicando también el acuerdo de paz logrado en 2016.

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, saluda al presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, en la presentación del informe. Foto: Reuters.

Junto con retratar y relatar el medio siglo de guerra en gran detalle, el informe emite recomendaciones para la reparación y no repetición de la violencia. De las más de 10 mil propuestas que recibió la comisión en distintos espacios de diálogo, la mayor parte de lo demandado por las víctimas se enfocaba en la reparación integral, la transformación de los territorios, el acceso a las tierras y la importancia de cambios en el régimen político colombiano.

Junto con la implementación total del Acuerdo de Paz de 2016, el informe propone la creación de un Ministerio para la Paz y la Reconciliación. También destaca la importancia de dialogar con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), aún activa, y de desmantelar a los grupos paramilitares.

Asimismo, el documento sugiere que sea el Museo de la Memoria de Colombia, una institución independiente, la que continúe las labores del Centro Nacional de Memoria Histórica. A partir de este 28 de junio, un Comité de Seguimiento y Monitoreo a las recomendaciones empezará a trabajar, y será integrado por defensores de derechos humanos, líderes gremiales y sabios indígenas.

El presidente electo Gustavo Petro habla durante la presentación el informe final de la Comisión de la Verdad. Foto: Reuters.

El Presidente Iván Duque no asistió a la presentación de este informe, pero sí lo comentó en una entrevista con la agencia EFE, donde declaró: “La verdad no puede tener sesgos, ni ideologías, no puede tener prejuicios. Es objetiva. La verdad tiene que ser incontrovertible y la realidad de nuestra historia es muy clara”.

En esa misma línea, señalo que “en Colombia hemos tenido unas fuerzas legales y del orden que defienden la Constitución y la ley, y hemos tenido terrorismo que ha pretendido acallar y silenciar la voz de un pueblo en democracia”. Desde la Casa de Nariño explicaron a Semana que el presidente estaba en una gira en Europa, y en específico en Lisboa, donde participaba en una conferencia mundial de protección de océanos.

Por su parte, el padre De Roux indicó que la idea original de la presentación del informe es que fuese el Presidente Iván Duque el primero en recibirlo, cosa que no se pudo hacer debido a su ausencia, enviando en cambio al ministro de Interior. Al final, la primera persona en recibir el informe final fue el presidente electo, Gustavo Petro.

En el evento, Petro señaló: “Hay la posibilidad de pasar a una era de paz. No simplemente de cerrar los conflictos, sino de que desaparezca el uso de las armas. Cuántos procesos de paz hemos firmado y cuántas veces hemos vuelto a la violencia”. En ese sentido, el presidente electo hizo un llamado al país: “Debemos cortar los ciclos de la venganza, que nos llevan una y otra vez hacia la violencia. Debemos convertir los espacios de la verdad en espacios de reconciliación”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.