Condenan a 42 policías de Sao Paulo por colaborar con la mayor banda criminal del país

policia-sao-paulo

Foto: Reuters/Archivo

Los acusados recibían millonarios sobornos para no detener a traficantes de la organización denominada Primer Comando de la Capital.




La Justicia Militar de Brasil condenó a 42 policías con penas de cárcel de entre 5 y 83 años por actuar a favor del Primer Comando de la Capital (PCC), la banda criminal más poderosa del país, a cambio de sobornos, informaron este lunes fuentes oficiales.

La decisión fue tomada por el Tribunal de Justicia Militar de Sao Paulo, que halló culpables a los agentes, todos ellos integrantes del mismo batallón, por los delitos de asociación ilícita, asociación al tráfico de drogas, corrupción pasiva y falsedad ideológica.

El macrojuicio se prolongó por cerca de 10 meses, periodo en el que el magistrado Ronaldo Joao Roth escuchó a 151 personas.

La Fiscalía presentó cargos contra un total de 53 policías, detenidos en una operación que tuvo lugar en diciembre del año pasado, pero el juez solo dictó sentencia condenatoria contra 42 de ellos.

Según el Ministerio Público, los acusados recibían sobornos para no detener a traficantes del Primer Comando de la Capital, surgido en la década de los 90 en las cárceles de Sao Paulo.

Las investigaciones se iniciaron en febrero de 2018 a partir de un denunciante anónimo que informó que durante un operativo llevado a cabo por policías militarizados, estos exigieron un pago a un presunto narco para evitar su prisión in fraganti y culparon de ello a un adolescente.

Las autoridades concluyeron entonces que ese comportamiento "no era aislado y alcanzaba a diversos integrantes de la corporación", todos miembros del 22 batallón de la Policía Militarizada de Sao Paulo, que opera en la zona sur de la capital paulista.

También acusaron a los agentes no solo de dejar de combatir el tráfico de drogas en la región, sino también de facilitar la labor a los miembros del PCC al informarles de operaciones policiales en la zona y modificar documentos públicos en favor de sus intereses.

Según la Fiscalía, los sobornos pagados a los policías eran periódicos y su valor variaba desde los 300 reales (70 dólares) hasta los 50.000 reales (12.100 dólares), dependiendo del grado militar que tenían en la institución.

El PCC es considerado como la facción criminal más poderosa de Brasil y en los últimos años ha extendido sus redes de narcotráfico por todo el país. El grupo está supuestamente comandado desde prisión por Marcos Willians Herbas, alias "Marcola", recluido en una cárcel de máxima seguridad de Brasil.

Comenta