El inicio del invierno cambiará la guerra de Rusia en Ucrania

Soldados ucranianos disparan contra posiciones rusas desde un obús M777 suministrado por Estados Unidos en la región de Donetsk, en el este de Ucrania, el 23 de octubre de 2022. Foto: AP

Los ejércitos de ambos lados se están preparando para el clima frío y los días más cortos, lo que profundizará las dificultades logísticas y afectará la salud y la moral de las tropas.


Se acerca el invierno en la estepa ucraniana. A las temperaturas descienden, siguen olas de lluvia helada que disuelven caminos y campos, transformándolos en barro que enloda a hombres y equipos. Luego viene la helada y la nieve, que endurecen el suelo, pero lo hacen más difícil para combatir.

Los ejércitos de ambos lados de la guerra en Ucrania se están preparando para el clima implacable y los días más cortos de invierno, lo que afectará la salud y la moral de las tropas, disminuirá la efectividad de las armas y los sensores de recopilación de inteligencia y multiplicará las dificultades logísticas de mantener a los soldados en el campo.

“La guerra terrestre es generalmente muy difícil. La guerra de invierno es doblemente desafiante”, dijo Mykola Bielieskov, investigador del Instituto Nacional de Estudios Estratégicos, un grupo de expertos respaldado por el gobierno en Kiev. “Montar una gran ofensiva, a menos 15 grados, será un desafío para ambos lados”.

El invierno llegará al frente interno. Moscú se ha embarcado en una serie de ataques contra plantas de calefacción y generación de electricidad, en un esfuerzo por socavar la voluntad de lucha de los ucranianos. Rusia también se ha movido para cortar el suministro de energía a Europa, con la esperanza de que el frío y la incomodidad que sufren los votantes persuadan a los gobiernos a reducir el apoyo a Ucrania.

El mal tiempo afectará a ambos bandos y es probable que reduzca el ritmo de los combates, dijo Ben Barry, especialista en guerra terrestre del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres. “Pero si cualquiera de los lados quiere pelear, puede seguir peleando”.

Un militar ucraniano observa una posición en primera línea en la región de Mykolaiv, Ucrania, el 21 de octubre de 2022. Foto: Reuters

Ucrania ha hecho un llamado a los patrocinadores occidentales para obtener suministros de invierno. El Ejército de Estados Unidos le ha proporcionado miles de piezas de equipo para clima frío, dijo el Pentágono el viernes, y Canadá, Bulgaria y otros miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte están enviando miles de artículos. Los pósters en Kiev y otras ciudades ucranianas instan a los residentes a donar dinero para “mantener calientes a las Fuerzas Armadas”.

“Se ha prestado mucha atención a la ropa de invierno, al equipo que les permita operar también durante el invierno, generadores, tiendas de campaña y todas las cosas que son extremadamente importantes para permitir que las fuerzas ucranianas operen también durante el invierno”, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, después de las reuniones de los ministros de Defensa para discutir el apoyo a Ucrania este mes.

Rusia está trayendo refuerzos, a menudo mal entrenados, compuestos en su mayoría por hombres alistados en una gran campaña de movilización lanzada a fines de septiembre. Los videos publicados por el Ministerio de Defensa de Rusia muestran al Presidente Vladimir Putin en los campos de entrenamiento donde los oficiales muestran el equipo para clima frío que se proporciona a los nuevos reclutas, y los blogueros alineados con el Kremlin están intensificando las campañas de financiamiento colectivo para obtener suministros adicionales.

Funcionarios occidentales dijeron que Ucrania probablemente estará mejor equipada que los rusos, gracias a los suministros occidentales, y que sus soldados están mejor motivados. Pero es probable que cualquier avance ucraniano se vea frenado por las condiciones invernales. Rusia, que los analistas occidentales dicen que tiene pocas posibilidades de avanzar, tiene el trabajo más fácil de defender el territorio.

En el campo de batalla, el comandante de una unidad ucraniana en el este del país dijo que el invierno hará mucho más difícil que sus soldados se oculten.

La guerra en el este de Ucrania es en gran parte una guerra de artillería. Las tropas ucranianas disparan y luego se mueven rápidamente a otro lugar, sabiendo que es probable que Rusia ataque en el lugar desde el que se dispararon los proyectiles. En la nieve, las huellas de los vehículos de los ucranianos serán visibles para los drones rusos y se pueden usar para señalar el lugar al que se trasladaron los soldados. Si los soldados encienden un fuego para calentarse, serán aún más visibles y la falta de hojas en los árboles los expondrá aún más.

Iryna Panchenko saca una olla de comida de una estufa improvisada junto a su nieto Artem en Kivsharivka, Ucrania, el 16 de octubre de 2022. Foto: AP

“No podemos pelear como solíamos hacerlo en primavera y verano. Es mucho más difícil de ocultar”, dijo Bielieskov. “Se diseñarán nuevas estrategias y métodos, y lucharemos en nuevas realidades”.

Las condiciones más duras serán en noviembre y principios de diciembre, parte de un período que los rusos llaman “rasputitsa”, el momento en que las carreteras se disuelven, después del cual el barro se convertirá en tierra dura y será más fácil moverse hasta el próximo rasputitsa, mientras el invierno da paso a la primavera.

“Quien se prepare mejor y pueda usar esta situación a su favor podrá seguir adelante”, dijo Bielieskov.

La tradición rusa sostiene que el “General Invierno” y su compañero “General Barro” se pondrán del lado de Rusia como lo hicieron en siglos pasados para repeler a las fuerzas de Napoleón y Hitler de Moscú.

Sin embargo, esta vez, Rusia es el ejército invasor en lugar de defensor. Cuando la Unión Soviética invadió Finlandia en el invierno de 1939-40, los finlandeses estaban mejor equipados para el frío que los invasores y familiarizados con el terreno. Las estimaciones contemporáneas sitúan las pérdidas soviéticas hasta en 10 veces las de los finlandeses, aunque al final Finlandia capituló.

El invierno puede traer oportunidades. Bielieskov cita la Batalla de Moscú en 1941, cuando el lodo se congeló en la segunda quincena de noviembre, creando oportunidades tanto para los alemanes como para los soviéticos que estos últimos aprovecharon mejor.

George Washington cambió el rumbo de la Guerra Revolucionaria contra los británicos cuando sus fuerzas mermadas cruzaron el río Delaware ahogado por el hielo durante una tormenta de nieve en la noche de Navidad de 1776 y lanzaron un exitoso ataque sorpresa contra los mercenarios hessianos en Trenton al día siguiente.

Miembros de la Guardia Nacional de Ucrania descansan dentro de un refugio en su posición en la región de Kharkiv, el 21 de octubre de 2022. Foto: Reuters

Yury Bereza, comandante del batallón Dnipro-1 de la Guardia Nacional de Ucrania, dice que cada uno de los 1.500 hombres bajo su mando está siendo equipado con pares de botas de repuesto y mantas calientes a medida que llega el invierno. “El invierno, ante todo, significa botas y calcetines mojados”, dijo. “Tenemos que prepararnos para eso”.

En la red de trincheras que sus hombres han cavado en las afueras de Slovyansk, en el este de Ucrania, tienen grandes reservas de leña y estufas de campamento, dijo.

Bereza, que ha librado la guerra contra Rusia desde 2014, notó la diferencia entre el invierno en el este de Ucrania, donde las temperaturas pueden caer a -20 grados Celsius, y el sur, donde tienden a ser más suaves.

Dijo que ambas partes lucharán una vez que bajen las temperaturas y el suelo se congele, pero cree que los rusos sufrirán más. “Solo en los comerciales los equipos rusos funcionan a menos 20 grados”, dijo. “El nuestro funciona mejor, pero en realidad todo se ralentiza y necesitamos combustible y aceite extra para asegurarnos de que nuestro equipo no se averíe”.

Los blogueros pro-Kremlin han lanzado campañas de crowdfunding para recolectar donaciones para ropa de abrigo para los hombres rusos movilizados para la guerra en Ucrania.

Soldados ucranianos sacan la batería de un tanque para cargarla, en la región de Kupiansk del Óblast de Kharkiv, el 15 de octubre de 2022. Foto: Reuters

“Nuestros muchachos no deberían necesitar tales cosas y deberían entender que toda la Patria está detrás de ellos”, dijo el bloguero Yury Podolyaka en un video emitido el 29 de septiembre. Dos semanas después, Podolyaka dijo que había recaudado 400 millones de rublos (6,5 millones de dólares).

“Nuestros almacenes resultaron estar vacíos”, dijo.

Un bloguero militar que se hace llamar Kotenok Z y que a menudo refleja la línea del Kremlin, dijo que las operaciones militares de Rusia pronto se verán significativamente obstaculizadas por el clima.

“Pronto entraremos en un período de rasputitsa, heladas y una transición del período de resistencia de otoño a invierno. Eso significa que la línea del frente se estabilizará en la mayoría de los lugares y la guerra de trincheras continuará”, dijo este mes.

“Estamos entrando en un período de atenuación. Viene el invierno. Los días son más cortos, hay lluvias y nubes”, dijo Aleksandr Khodakovsky, comandante de las fuerzas delegadas rusas en el este de Ucrania, al medio de comunicación Komsomolskaya Pravda el 14 de octubre. “El enemigo también entiende esto y parece que está tratando de abrirse paso en algunos lugares en estos últimos días cálidos y secos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.