Europa debe prepararse para una pandemia “más dura” en los próximos meses, asegura experto de la OMS

En España se mantiene el número de ingresados en cuidados intensivos por infección de Covid-19.

“Va a ser más duro. En octubre, en noviembre, se verá una mortalidad más elevada”, declaró el médico belga Hans Kluge, director para Europa de la Organización Mundial de Salud.




La pandemia empeorará en Europa en los dos próximos meses y la mortalidad va a aumentar, advirtió este lunes un responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en un momento en que varios países imponen nuevas medidas para frenar una segunda ola de contagios.

“Va a ser más duro. En octubre, en noviembre, se verá una mortalidad más elevada” en Europa, declaró el médico belga Hans Kluge, director para Europa de la OMS.

El número de casos de Covid-19 aumenta fuertemente desde hace semanas, sobre todo en España y en Francia. Pero de momento la cifra de fallecidos diarios por la pandemia permanece en el nivel de principios de junio, entre 400 y 500, indicó el organismo.

El domingo se alcanzó un nuevo récord diario de contagios, 308.000, según la OMS.

“Escucho todo el tiempo: ‘la vacuna va a ser el fin de la epidemia’. ¡Por supuesto que no!”, dijo Kluge. “Ni siquiera sabemos si la vacuna va a ser eficaz para todos los sectores de la población. Recibimos algunas señales de que será eficaz para algunos pero no para otros”.

El funcionario de la OMS llamó a privilegiar medidas específicas en lugar de confinamientos generalizados para frenar los contagios.

Como en Inglaterra, donde están prohibidas desde este lunes las reuniones de más de seis personas. Esta medida, que no afecta a las otras regiones de Reino Unido, se aplica tanto en el interior como en el exterior, a excepción de las escuelas, los lugares de trabajo, las bodas y los funerales.

Y el martes, en Birmingham, la segunda ciudad más poblada del Reino Unido, los encuentros entre amigos o familias no estarán autorizados, según una decisión de las autoridades locales.

En Austria, se extendió el uso obligatorio del tapabocas a las tiendas y edificios públicos ante el “comienzo de una segunda ola”, en palabras del canciller Sebastian Kurz.

Comenta