Exlíder de las FARC se autolesiona los brazos mientras esperaba excarcelación

Jesus Santrich

Seuxis Hernandez, alias Jesus Santrich en una imagen de archivo en el 2016. AP

Jesus Santrich tuvo que ser atendido por personal de salud luego de que se autoinfringiera heridas en el brazo en su celda en la cárcel La Picota.


El líder de la exguerrilla colombiama de las FARC Jesus Santrich quien espera una extradición por Estados Unidos por narcotráfico, se autolesionó los brazos este viernes mientras esperaba su excarcelación.

El general William Ruiz, director del Instituto Nacional de Penitenciaría y Carcelario (INPEC), señaló que en horas de la mañana, Santrich "se autolesionó levemente en los brazos" y que "ya fue atendido por personal de salud y se encuentra bien de salud".

En contra parte, Gustavo Gallardo, abogado del exguerrillero manifestó que Santrich si se encuentra grave y que de acuerdo a una llamada telefónica que recibió "me dijeron que estaba gravemente herido y estaba sangrando mucho". Agregó que no se habría tratado de un intento de suicidio.

Según Ruiz, los responsables de seguridad estaban frente a la celda de Santrich, en la cárcel La Picota, en Bogotá, para garantizar su seguridad.

Antes de conocerse el parte oficial sobre lo ocurrido, seguidores de la exguerrilla exigían su liberación y advertían sobre el grave estado de salud del dirigente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

El jefe máximo del partido, Rodrigo Londoño, se solidarizó con su excompañero de armas a través de mensajes en Twitter.

"Seguiremos adelante contra toda tormenta por la defensa de la paz y lo acordado, somos más y más fuertes los Colombianos que soñamos un país distinto", escribió Londoño.

Aunque los jueces ordenaron la libertad inmediata del exnegociador de paz, la medida aún no se ha hecho efectiva en medio de la presión de Estados Unidos para obtener su entrega.

La justicia de paz dictó el fallo a favor de Santrich, alegando que no recibió de Estados Unidos la evidencia que supuestamente compromete al exjefe rebelde en un delito cometido después de la firma del pacto de paz.

Comenta